IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: Wendy Rufino. Naborina Colín logró destacar en los ámbitos laborales y contra la costumbre en los tiempos que le tocaron vivir, su vida fue prolífica profesionalmente.

Naborina Colín, la maestra que hizo historia

13 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Neftalí Coria

La vida suele darnos la oportunidad de ayudar a quienes lo necesitan, ayudar a quienes están buscando con la mirada hacia todos lados sobre este mundo que desconocen. A esos hay que acercarse, porque ellos son los que necesitan la ayuda y la orientación. Y es a donde están los perdidos, donde se debe ir para prestar auxilio en la búsqueda del camino. En ese decálogo creyó Naborina Colín Benítez, abogada litigante en los años cincuenta del siglo pasado. En eso creía, cuando litigaba como abogada en la ciudad de Uruapan, recién egresada de la Facultad de Derecho de la Universidad Michoacana, y en esas mismas sentencias ha creído toda su vida. Y esa convicción en su manera de entender a la sociedad, la llevó a decidirse por la carrera que estudió.

Bajita con mirada de ave briosa, con una sonrisa que no olvida los años de su niñez. Hay en su mirada memoriosa un hálito de añoranza por aquellos días idos en la infancia en Zitácuaro, lugar donde en 1934 vio la luz del mundo. Hoy cree que la vida ha de ser justa con quienes obran bien. En sus convicciones siempre estuvo el hecho de prepararse –aunque en aquellos años a la mujer se le tenían reservadas otras tareas–, siempre fue perseverante y quiso prepararse para ser alguien en la vida. Y lo hizo. En sus estudios universitarios, fue la única mujer de su generación en la escuela de Derecho de la que fue egresada en 1955.

Mujer de carácter y empeños, logró destacar en los ámbitos laborales y contra la costumbre en los tiempos que le tocaron vivir, su vida fue prolífica profesionalmente. Entre otras de sus luchas, fue promotora del voto de la mujer. Reconocida como legendaria maestra por diversas generaciones de la Preparatoria Dos y más tarde, en la preparatoria Rector Hidalgo, sería bien conocida como la maestra férrea con los números de las calificaciones y espanto de los amigos de la desidia.

Para más información consulte la edición impresa del sábado 14 de noviembre

Comparte la nota

Publica un comentario