IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Agencias. Durante una audiencia de fianza se puede solicitar pasar el proceso judicial en libertad.

Adelanta Corte de EU las audiencias

30 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Los Ángeles, Cal.- La decisión de un tribunal de California de permitir que los indocumentados detenidos por más de seis meses reciban audiencias de fianza, ayudará a que esperen en libertad la resolución de sus casos.

El panel, integrado por tres jueces de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en California, dictó la sentencia el miércoles y extendió el número de inmigrantes que se favorecerán en nueve estados.

La resolución también favorece a inmigrantes retenidos por más de un año, quienes deberían tener derecho a una audiencia de fianza cada seis meses en las que el gobierno tendrá que demostrar por qué debe mantenerlos presos.

Derecho para todos

“El fallo amplía la habilidad de personas detenidas en un centro de detención de inmigración, tanto para quienes no sean elegibles para una fianza o a quienes se las negaron”, dijo a Univision Noticias el abogado Ezequiel Hernández.

“Y a quienes se las negaron podrán volver a pedir una audiencia cada seis meses”. Durante una audiencia de fianza el inmigrante tiene el derecho de pedirle a un juez que le permita pasar el proceso judicial en libertad.

“El fallo emitido por el panel incluye a toda persona que lleva detenida por más de seis meses”, dijo Hernández.

El trámite

El abogado explicó que el monto se la fianza se paga con un cheque de caja a nombre del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés).

Respecto a cuándo ejercer el derecho a pedir la audiencia de fianza, explicó que el inmigrante puede hacerlo cuando acuda al tribunal o por medio de un escrito en el centro de detención en el que se encuentra.

“Lo más probable es que para asegurar el trámite el inmigrante necesite un abogado para que lo represente”, dijo Hernández. “Y determine si el fallo lo favorece”.

No falte a las citas

“Una vez pagada la fianza y puesto en libertad, el inmigrante debe pedir a la corte, en el centro de detención, que cambie el caso a un tribunal cerca a su hogar”, explicó. Hernández advirtió que si un inmigrante libre bajo fianza no acude a la cita con el tribunal, “pierde la fianza, el dinero y se convierte en un fugitivo de la justicia”.

De ocurrir, el inmigrante puede recibir en ausencia una orden final de deportación. La Corte de Apelaciones del 9no. Circuito tiene jurisdicción sobre Alaska, Arizona, California, Guam, Hawai, Montana, Nevada, Oregon y Washington. El dictamen del tribunal fue aplaudido por activistas y organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes. “Es una victoria para los estados que son cubiertos por el Noveno Circuito”.

Comparte la nota

Publica un comentario