IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. Arresto de niños migrantes crece y amenaza con romper el récord del año 2014

Arresto de niños migrantes amenaza con romper récord

12 de marzo, 2016

Viridiana Ferreyra/La Voz de Michoacán

Washington, DC.- El arresto de niños migrantes centroamericanos en la frontera no se detiene. La Patrulla Fronteriza ha detenido, en los primeros cinco meses del año fiscal 2016, un total de 23,553 menores indocumentados la mayoría de ellos procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

Durante el mismo período en el año fiscal 2015 el número de detenciones alcanzó los 12,490. El incremento es del 88.5%.

El jefe de la seguridad nacional de Estados Unidos, Jeh Johnson, dijo la semana pasada que la proyección para el cierre del año fiscal 2016 era de 75,000 detenciones, unas 7,000 más que las registradas en el 2014, año en que estalló la crisis.

Tanto el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés) como el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS; por su sigla en inglés), instancias encargadas de velar por el futuro de los menores detenidos, reconocieron que en los últimos meses “han observado un aumento en el número de niños no acompañados” y también de familias que llegan al país en busca de asilo.

La Patrulla Fronteriza dijo que la Administración Obama “ha estado siguiendo de cerca estas tendencias actuales”, y también la coordinación de las diferentes instancias “para asegurar una respuesta eficaz a cualquier cambio en los flujos migratorios”.

Causas de la oleada

Las autoridades migratorias relacionan el aumento en el número de detenciones con un incremento general en el flujo de inmigrantes indocumentados en el sector de Río Grande.

En enero funcionarios del DHS indicaron ante una comisión del Congreso que por lo menos dos tercios de los menores que llegaron al país sin autorización proceden de Guatemala, El Salvador y Honduras, países que integran el denominado Triángulo Norte.

“La violencia sigue siendo la principal causa de migración hacia el norte, a Estados Unidos”, dijo a Univision Noticias Elizabeth Kennedy, profesora e investigadora de la Universidad Estatal de San Diego y de la Universidad de California en Santa Bárbara, California. “En El Salvador la tasa diaria de asesinatos ya alcanza los 23 en una nación de 6 millones de habitantes. Y en Honduras la criminalidad cada día empeora”, agregó.

El congresista Raúl Grijalva (demócrata por Arizona) dijo a un corresponsal de la agencia española Efe que el incremento en el número de menores que cruzaron solos la frontera este año fiscal está relacionado con la situación de violencia que se vive en los países centroamericanos.

 

En busca de asilo

El DHS ha señalado que casi la totalidad de menores y familias indocumentadas arrestados en la frontera han solicitado asilo y que sus casos serán resueltos por las cortes de inmigración.

Durante el año fiscal 2014 la Patrulla Fronteriza detuvo a 68,541 niños migrantes en la frontera sur cuando intentaban ingresar al país sin autorización. En el 2015 la cifra bajó en un 42%, pero los más de 23,000 arrestos llevados a cabo en los primeros cinco meses del año fiscal 2016 (del 1 de octubre de 2015 al 29 de febrero de este año) inquietan a la Casa Blanca.

La semana pasada Johnson reconoció durante una comparecencia en el Comité de Seguridad Nacional del Senado que había aumentado el número de niños inmigrantes provenientes de América Central que llevan indocumentados a Estados Unidos.

El secretario del DHS dijo que el incremento de arrestos entre enero y febrero fue del 10%.

Mezcla peligrosa

Kennedy dijo que además de la violencia “la pobreza” es otra de las causas que generan la migración hacia el norte.

El secretario Johnson reconoció esta segunda causa.

El número de unidades familias detenidas en la frontera en el mismo período (1 de octubre de 2015 al 29 de febrero de 2016) fue de 27,664 frente a los 11,131 arrestados durante el mismo período del año fiscal anterior, un incremento de 148%.

El reporte de la Patrulla Fronteriza detalla que la mayoría de las detenciones se llevaron a cabo en los sectores Big Bend, Yuma, El Paso, Río Grande y El Centro.

El DHS dijo que de los 23,553 niños migrantes detenidos entre el 1 de octubre del 2015 y el 31 de enero de 2016, la mayoría son originarios de Guatemala (13,589), seguidos por México (11,012), El Salvador (9,389) y Honduras (5,409).

Respecto al número de unidades familiares arrestadas durante el mismo período, la lista la encabeza El Salvador con 9,314 (10,872 arrestados en el mismo período en 2015), Guatemala con 8,823 (12,820 en el 2015), Honduras con 6,965 (10,671 en el 2015) y México con 1,312 (4,276 en el 2015).

 

Sin cambios

Johnson ha reiterado que que el DHS seguirá deteniendo a migrantes centroamericanos que entraron al país después del 1 de enero de 2014, no tienen causa de asilo y recibieron una orden final de deportación.

 

El primer fin de semana de enero la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés) inició un programa de redadas para detener a este grupo de indocumentados que están incluidos en la lista de prioridades de deportación dada a conocer por Johnson el 20 de noviembre de 2014.

 

Un informe del Transactional Records Access Clearinghouse (TRAC) de Syracurse University, publicado a mediados de enero, reveló que las cortes de inmigración han emitido 18,607 órdenes de deportación a niños y mujeres migrantes centroamericanos en los últimos 18 meses (del 1 de julio de 2014 y el 31 de diciembre de 2015). Y que el 86% de los casos no tuvo representación legal.

El Departamento de Justicia dijo a Univision Noticias que “es importante resaltar que sólo un pequeño número de aquellos a quien se le ordenó la expulsión (orden de deportación) le indicó al juzgado de inmigración que estaba peticionando asilo”.

 

Clima de inquietud

La Asociación Americana de Abogados de inmigración (AILA, por su sigla en inglés), reiteró sus preocupaciones y dijo que la prioridad de ICE “son individuos con orden de deportación”.

Agregó que las preocupaciones de los abogados son varias, entre ellas que bajo órdenes de Obama todos estos casos se están tramitando con rapidez, los están apurando; que las cortes de inmigración operan con recursos bajos, no tienen personal ni presupuesto suficiente para mantener estos casos o tratarlos de manera cuidadosa; y que se van a cometer errores en el debido proceso.

“Muchos no tienen los recursos y no conocen el sistema. La mezcla de todo esto, los resultados que estamos viendo, son la emisión de órdenes de deportación”, dijo a Univision Víctor Nieblas, presidente de AILA.

Organizaciones, activistas, religiosos y legisladores demócratas han urgido al gobierno de Obama que frene las deportaciones de niños migrantes centroamericanos y les otorgue un Estado de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés). La Administración no ha respondido.

Mientras, las preocupaciones no desaparecen. “La gente, los adultos y las familias, siguen huyendo por las mismas razones: la inseguridad y la violencia que incluye el abuso doméstico, la pobreza extrema y la reunificación familiar”, reiteró Kennedy.

También advirtió que los migrantes deportados por Estados Unidos tras perder sus casos de asilo, corren el riesgo de ser asesinados.

Comparte la nota

Publica un comentario