IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Internet. EE.UU. echa el cerrojo al último albergue temporal de menores indocumentados

Cierran último albergue de indocumentados

27 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Washington.- Con el cierre hoy del albergue temporal para niños indocumentados de Nuevo México, las autoridades de EE.UU. echan el cerrojo a este tipo de centros, abiertos a finales del año pasado debido al aumento de menores centroamericanos que llegaban por la frontera mexicana.   El albergue temporal en Nuevo México, ubicado en la Base Aérea Militar Holloman, en la ciudad de Alamogordo, y con capacidad para 700 menores, dejó hoy de ser operativo y los niños, la mayor parte de Centroamérica, serán trasladados a la red permanente de albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HSS).   La directora de comunicación de este departamento, Andrea Helling, indicó a Efe que este albergue temporal era el último de los abiertos desde diciembre del año pasado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos ante el repunte de menores indocumentados que cruzaron la frontera sur a finales de 2015.   En total, el HHS abrió cinco albergues, uno en Nuevo México y cuatro en Texas, y finalmente nunca llegó a utilizar el centro de California, cuya apertura anunció la Casa Blanca en diciembre.   El primer albergue de Texas abrió el 11 de diciembre y el último de los cuatro cerró el 18 de enero, informó Helling.   Por su carácter temporal, los albergues de Texas solo podían permanecer abiertos 21 días, así que una vez que se agotó el tiempo de los dos primeros, las autoridades abrieron otros dos centros en el mismo estado para seguir atendiendo a los menores.   Los dos primeros albergues tejanos se situaron en los alrededores de la ciudad de Dallas y tenían una capacidad para 700 y 200 menores, mientras que los dos abiertos posteriormente se ubicaron en South Fort Worth y Waco y tenían capacidad en total para 775 niños, detalló la portavoz del Departamento de Salud y Servicios Humanos.   El albergue temporal de Nuevo México abrió el 24 de enero y, aunque hoy cierra, se mantendrá bajo un estatus de reserva, lo que significa que podría ser activado para evitar una crisis similar a la de verano de 2014, cuando la llegada de niños inmigrantes puso en jaque la capacidad de las autoridades de EE.UU.   A partir de hoy, los niños que vivían en la base militar de Nuevo México pasarán a la red de albergues permanentes del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que cuenta con cien instalaciones en 12 estados y tiene capacidad para 8.500 camas, indicó Helling.   A diferencia de los centros de detención gestionados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), donde viven los niños y sus padres a la espera de la deportación, los albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos están destinados sólo a niños, que reciben una mayor protección bajo la ley de EE.UU.   Cuando son arrestados por un agente de la Patrulla Fronteriza, los niños deben ser entregados en un plazo de 72 horas al HHS, que se encarga de buscar un hogar para los menores mientras la Justicia determina si pueden permanecer en Estados Unidos o si deben ser expulsados a sus países de origen.   Durante el año fiscal de 2015 (del 1 de octubre de 2014 al 30 de septiembre de 2015) el Departamento de Salud y Servicios Sociales entregó al 50 % de los menores bajo su custodia a sus padres o tutores legales y el otro 30 % a familiares cercanos, indicó Helling.   En enero, dos senadores denunciaron que el HHS entregó más de una veintena de menores a malhechores que decían ser familiares, pero que en realidad solo buscaban explotar laboral y sexualmente a los niños aprovechando fallos de las autoridades que no comprobaron ni relación de parentesco ni antecedentes.   La mayor parte de los niños son varones de entre 13 y 17 años, provienen de Honduras, Guatemala y El Salvador y suelen permanecer bajo custodia del HHS una media de 34 días hasta que son entregados a un familiar o tutor, según datos del año fiscal de 2015.   Aunque el HHS afirma que no necesita más albergues temporales, la cifra de menores detenidos en la frontera entre EE.UU. y México ha seguido aumentado en los últimos meses.   Entre principios de octubre de 2015 y finales de enero de 2016, la Patrulla Fronteriza apresó a 20.455 menores sin acompañante, cifra que dobla la registrada entre el 1 de octubre de 2014 y el 31 de enero de 2015, cuando hubo 10.105 aprehensiones, indicó esta semana el subjefe de la Oficina de Aduanas y Fronteras (CBP), Ronald Vitiello. EFE

Comparte la nota

Publica un comentario