IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. Marcela Zhou es una inmigrante mexicana de 24 años

Conoce a Marcela Zhou inmigrante mexicana de 24 años

28 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Los Ángeles, California.- “Aunque yo tengo DACA, la ley de licencias profesionales es como una segunda opción para asegurarme que pueda ejercer como médico. Uno nunca sabe lo que pueda pasar con DACA”, dice Zhou, estudiante del primer año de medicina en la Universidad de California de Los Ángeles (UCLA).

 

En enero de este año entró en vigor en California la ley SB1159 del senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, que autoriza la expedición de licencias profesionales a los inmigrantes indocumentados, lo que les permitirá autoemplearse como contratistas independientes y abrir sus propios negocios. No significa un permiso de trabajo, por lo que no sirve para solicitar empleo en una empresa privada o de gobierno.

 

Zhou nació en México pero es hija de inmigrantes chinos radicados en Mexicali, en la frontera de México con Calexico, California. Entró a Estados Unidos con una visa de turista a los 12 años junto con su hermana mayor. Comenzó a estudiar en este país desde el sexto grado.

 

“Mis padres nos enviaron porque pensaban que la educación era lo mejor para nosotras. Después mi hermana ya no pudo regresar y yo me quedé sola”, dice.

 

Al expirar su visa, Zhou estuvo varios años como indocumentada hasta que se aprobó el DACA y pudo calificar en 2012.

 

Cuenta que primero se benefició de las mismas colegiaturas universitarias de los residentes y ciudadanos con la ley AB540.

 

“Ahora soy parte de PRIME, el Programa de Educación Médica para entrenar a médicos que quieran ser líderes en las comunidades de bajos recursos”, expone.

 

 

Zhou no ha visto a su padre desde 2007 pero la anima su sueño. “Estoy educándome como él lo quería y yo anhelo convertirme en un médico familiar de la comunidad. Antes de DACA sentíamos que no teníamos futuro. Ahora me siento con muchas energías, y la ley de licencias profesionales me da más certeza”, opina.

 

También está contenta porque el senador demócrata de Bell Gardens, Ricardo Lara, recién presentó una medida para que todos los inmigrantes indocumentados en California que estudien para médicos o enfermeras puedan recibir becas y una reducción de sus préstamos estudiantiles si van a trabajar a zonas de escasos recursos.

 

“Es algo muy bueno, porque casi no hay ayuda financiera para nosotros, yo estoy pagando la carrera con préstamos privados. Y en promedio en UCLA cuesta al año como 35,000 dólares. En otros lugares en mucho más caro. Además convertirme en médico familiar me llevará como ocho años”, indica.

 

Acta de los Sueños para estudiantes de medicina

Lara propuso en enero la SB1139 el Acta de Oportunidades para los Dreamers de la Medicina para ayudar a combatir la escasez de trabajadores de la medicina en California, especialmente en las comunidades de inmigrantes de bajos recursos.

 

“A pesar de la capacidad que ya tienen los estudiantes indocumentados de solicitar una licencia profesional, estos futuros médicos, asistentes,enfermeras y trabajadores sociales clínicos no pueden solicitar becas o préstamos “, dijo Lara en un comunicado.

 

“Esta medida fortalecerá a la fuerza de trabajo al asegurar que nuestros profesionales médicos calificados puedan completar su educación y contribuir al bienestar de nuestro estado”, indica.

 

La Fundación Estatal de Profesionales de Salud es un grupo no lucrativo que entrega becas y reduce los pagos de los préstamos hasta por 105,000 dólares a los profesionales de salud que están calificados para servir a pacientes para quienes el inglés es su segunda lengua. Pero para calificar, los estudiantes tienen que proporcionar un número de seguro social. De ser hecha ley la medida de Lara este año, permitiría a los solicitantes usar su número de identificación del contribuyente para solicitar una de estas becas y la reducción de sus préstamos. Así que los estudiantes indocumentados serían los primeros beneficiados.

 

El doctor Sergio Aguilar Gaxiola, un inmigrante mexicano , experto internacional en la salud mental de las poblaciones étnicas está seguro que la ley estatal que autoriza las licencias profesionales a indocumentados ayudará a llenar el rezago en la severa falta de médicos que tiene California. (foto suministrada).El doctor Sergio Aguilar Gaxiola, un inmigrante mexicano , experto internacional en la salud mental de las poblaciones étnicas está seguro que la ley estatal que autoriza las licencias profesionales a indocumentados ayudará a llenar el rezago en la severa falta de médicos que tiene California. (foto suministrada).

Aliciente para estudiar medicina

La ley del senador Lara que autoriza licencias profesionales es un tremendo incentivo para que los muchachos indocumentados estudien carreras de medicina, dice el médico mexicano Sergio Aguilar Gaxiola, director del Centro para Reducir las Disparidades de Salud de la Universidad de California en Davis.

 

“Muchos muchachos tenían miedo a escoger estas carreras tan largas y costosas porque sin tener un estatus migratorio es difícil que puedan ejercer o siquiera hacer su residencia. Se preguntaban qué va a pasar cuando terminemos”, comenta Aguilar Gaxiola quien además es un reconocido experto internacional en la salud mental de las poblaciones étnicas.

 

“En UC Davis sólo tenemos a dos estudiantes indocumentados en medicina que son excelentes”, indica.

 

HEALTH FOR ALLAT ST. JOHN’S CLINICCon la ley de licencia profesionales del senador Ricardo Lara que autoriza la licencia a inmigrantes indocumentados en más de 40 profesiones, se espera que más estudiantes sin papeles se animen a estudiar medicina y así ayudar a cerrar la brecha de la falta de médicos que hay en California.

Ley de licencias ayudará con escasez de médicos

Enfatiza que la ley del senador Lara es muy importante porque hay un rezago muy grande de médicos en California, sobre todo en las áreas rurales.

 

“Hacen falta entre 16,000 y 17,000 profesionales en atención primaria como médicos familiares, médicos internos, gineco-obstetras y pediatras”, señala.

 

Indica que la falta de médicos empeorará en el estado porque en cuatro años, el 40% se va a retirar.

 

“Va a ser un número increíblemente alto el número de baby boomers que se jubilarán. Y si a esto le agregamos que con la reforma de salud de Obama, California se convirtió en el estado con más asegurados del país, entonces tenemos más gente con un seguro medico, pero no hay suficientes médicos para atenderlos“, expone el médico.

 

Indica que al año se gradúan en California 1,400 nuevos médicos para una población de 40 millones de habitantes. “Son muy poquitos”, indica.

 

Aguilar Gaxiola ve la ley de licencias profesionales de Lara y su propuesta para dar ayuda financiera a los indocumentados que estudien carreras relacionadas con la medicina, como medidas audaces que le apuestan al futuro.

 

Hace ver que además es muy delicado que un estado donde los hispanos ya son mayoría, apenas el 1.5% de los médicos hablen español.

 

“Yo les diría a los muchachos que tengan la vocación y quieran estudiar medicina que lo hagan porque la ley de licencias profesionales les abrirá oportunidades. Si bien es verdad que no es un permiso de trabajo, California tiene tanta necesidad y demandas de médicos que es muy probable que en lugares donde vayan a hacer su residencia, les ayuden de algún modo a arreglar su estatus migratorio”, indica.

 

La inmigrante mexicana Zhou completó que además hacen falta muchos médicos que entiendan las diferentes culturas que hay en California y los diferentes factores económicos que afectan la salud. “Con la ley de las licencias profesionales de Lara y la que pretende que se haga ley para apoyar a que más médicos vayan a las comunidades pobres, tendremos médicos con esas cualidades que tanto se necesitan”.

Comparte la nota

Publica un comentario