IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto Agencias. California prometió asegurarse de que los 1.4 millones de estudiantes aprendices de inglés reciban ayuda académica especial.

Estudiantes inmigrantes no recibieron ayuda con el inglés por 10 años

13 de septiembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Agencias.- Algunos distritos escolares tenían solamente un puñado de estudiantes que hablaban una lengua extranjera, así que tal vez por eso nadie intentó enseñarles inglés.

En otros distritos, tal vez, era difícil encontrar el personal calificado, o estos alumnos no eran la prioridad más importante.

Pero en todo el estado, por lo menos durante una década, según el gobierno federal, decenas de miles de estudiantes aprendices de inglés en escuelas primarias, secundarias y preparatorias no recibieron servicios para ayudarles a aprender el idioma y mantenerse académicamente mientras que aprendían el inglés, a pesar de que la ley requiere que así se haga.

Bajo la presión de una demanda y de las autoridades federales, California prometió asegurarse de que los 1.4 millones de estudiantes aprendices de inglés reciban ayuda académica especial.

El acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos hace eco a la resolución anterior por un pleito sobre el mismo tema, pero va más allá al establecer el papel del estado para garantizar que estos estudiantes reciban instrucción de alta calidad.

¿Cómo le enseñas inglés a los hijos de migrantes nacidos en Estados Unidos?

Durante años, California había permitido que los distritos escolares no proporcionaran la ayuda necesaria y obligatoria a miles de alumnos con capacidad limitada para hablar el inglés, según el Departamento de Justicia y defensores de los Derechos Civiles. Los distritos escolares incluso reconocían el problema en los documentos presentados al estado.

Cuando los funcionarios de California eran cuestionados sobre por qué el estado toleraba estas violaciones, ellos insistían en que habían cumplido con sus obligaciones legales de supervisión al recolectar los datos y dirigir a los distritos al cumplimiento de la ley.

Bajo el acuerdo, los funcionarios continúan negando que alguna vez hicieran algo mal, pero están de acuerdo en cambiar.

El estado ahora se compromete a notificar a los sistemas escolares y a las escuelas chárter dentro de los 60 días siguientes de determinar que no han logrado atender correctamente a los estudiantes aprendices del idioma inglés. También promete dar seguimiento de manera oportuna, y cumplir con plazos establecidos. No resulta claro cuáles serán las sanciones que enfrentarían las escuelas por no cumplir, pero el gobierno federal se reserva la opción de llevar al estado frente a los tribunales si no hace su parte.

“Aplaudimos al estado de California por trabajar en cooperación con el Departamento de Justicia para asegurarse de que todos los estudiantes aprendices del inglés puedan acceder a los servicios de lenguaje que ocupan para aprender”, dijo en un comunicado Vanita Gupta, director asistente adjunto del fiscal general.

Sin decir por qué, el departamento acordó vigilar a seis sistemas escolares: Burbank Unified, San Gabriel Unified y Santa Mónica-Malibu Unified en el Condado de Los Ángeles; Menifee Union Elemental en el Condado de Riverside; y la oficina de educación del condado de Santa Cruz y Sequoia Union High School District en el área de la Bahía.

Aproximadamente 1 de cada 5 estudiantes de California es aprendiz de inglés. En una demanda presentada en el 2013, los defensores determinan que al menos 20,000 estudiantes en 251 distritos no estaban recibiendo ninguno de los servicios relacionados  para aprender inglés.

La demanda incluía ejemplos, como el de un estudiante de Compton identificado como F.S., a quien presuntamente le fue negada la ayuda en tercer grado, reprobó la mayoría de sus materias y finalmente fue retenido. Al año siguiente, el niño recibió ayuda y “finalmente mostró progreso en sus clases”, según la demanda.

“Claramente California no hizo su trabajo”, dijo John Affeldt, abogado de Public Advocates, una organización sin fines de lucro de abogacía y defensa. “El acuerdo es un recordatorio importante de que, incluso en esta época de renovado interés en el control local, el estado tiene la responsabilidad final de garantizar la igualdad de oportunidades educativas”.

El primer acuerdo, el cual resolvió el pleito, vino después de un fallo judicial en contra de California. Ese acuerdo estableció el papel del estado de asegurarse de que los estudiantes reciban por lo menos cierto nivel de servicio, dijo Mark Rosenbaum, director del proyecto Opportunity Under Law de Los Angeles Public Counsel, una de las organizaciones demandantes.

El acuerdo más reciente le agrega la responsabilidad al estado por la calidad de la instrucción y por el progreso de los estudiantes, dijo Rosenbaum.

“Un acuerdo histórico que, si es fielmente ejecutado, amplía el acceso al sueño americano”, añadió.

Un portavoz del estado llamó al nuevo arreglo “similar en muchas maneras” al anterior. Pero bajo este acuerdo, la legislatura acordó pagar tres nuevas posiciones para vigilar los distritos escolares, dijo Bill Ainsworth, director de comunicaciones del Departamento de Educación.

Los distritos escolares locales también deben hacer su parte, dijo Hilda Maldonado, directora ejecutiva de Educación Multilingüe y Multicultural del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, que tiene más estudiantes aprendices del idioma inglés que cualquier otro sistema de escuelas en el estado.

“Hemos estado trabajando para ajustar nuestro propio sistema de vigilancia con una nueva  herramienta electrónica que nos permitirá llevar un mejor control sobre como avanzan en la superación de las barreras de idioma nuestros aprendices de inglés”, dijo Maldonado.

Comparte la nota

Publica un comentario