IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Foto: AGencias. Se abrazan por tres minutos en frontera.

Mexicanos se reúnen con su familia a la mitad del Río Bravo

14 de agosto, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Agencias.

Ciudad Juáreaz, Chihuahua.- Tres minutos. Ese es el tiempo que tuvieron unos 600 mexicanos para reunirse con sus familiares y abrazarlos a la mitad del Río Bravo, en Ciudad Juárez, sin que mediaran muros entre sus cuerpos. La multitud fue separada en grupos de 10 personas y unos y otros cruzaban corriendo sobre los charcos de agua para tocarse.

“Veinte años sin verlos”, dijo Minerva Rayo, quien se reencontró con sus hermanos en este río, frontera natural entre México y EU. “Tenía 10 años sin ver a mis nietos”, dijo Rosa Martínez, una abuela de 86 años que vive en Ciudad Juárez. En las imágenes no sólo se vieron abrazos y lágrimas, sino a familias enteras fotografiarse sobre el lodo.

Este reencuentro fue organizado bajo el lema “Abrazos, no muros” por dos organizaciones proinmigrantes, el Instituto Fronterizo Esperanza y la Red Fronteriza de los Derechos Humanos. Luego de cruzar la alambrada que refuerza la frontera del lado estadounidense, las reuniones se dieron en una zona del estrecho río del lado mexicano en la que apenas se formaban algunos charcos. Se estima que en Estados Unidos viven unas 11 millones de personas indocumentadas: 5.6 millones son mexicanos, según cifras de 2014 del Pew Research Center.

La actividad “se hace con la intención de que las familias puedan saludarse después de muchos años de no verse por sus condiciones legales en Estados Unidos. También para tomar conciencia entre el gobierno estadounidense para que dé entrada a reformas migratorias”, dijo a la prensa Dylan Corbett, del Instituto Esperanza.

Otros eventos similares han ocurrido anteriormente. Recién en mayo, seis familias se abrazaron por tres minutos en el paso de Tijuana (noroeste) y San Diego, en California. Gritos y aplausos de emoción se escucharon con la apertura de la puerta fronteriza. En abril de 2015, la imponente puerta volvió a abrirse para que cuatro padres pudieran reencontrarse con sus hijos por un espacio de dos minutos.

Comparte la nota

Publica un comentario