IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Foto: Agencias. Un acuerdo legal establecido en 1997 establece requisitos para la vivienda o albergue de los niños que solicitan asilo.

Ordenan liberar a niños migrantes

24 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Washington, EU.- Una jueza federal ordenó al gobierno de Estados Unidos liberar a cientos de niños inmigrantes que están en centros de detención familiar junto a sus madres.

El fallo emitido por la jueza Dolly Gee, de la Corte Federal para el Distrito Central de California, dispuso que los niños no deben ser retenidos por más de 72 horas, amenos que exista riesgo significativo de fuga, o peligro para sí mismos y los demás.

La magistrada fijó de plazo el 23 de octubre para que funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) cumplan la orden, pero el gobierno federal puede apelar.

La decisión de la jueza se centra en el acuerdo de 1997, conocido como Acuerdo de Flores, que establece requisitos legales para la vivienda o albergue de niños que solicitan asilo o que se encuentran en forma ilegal en Estados Unidos.

En julio, Gee determinó que el gobierno había violado ese acuerdo y repitió sus conclusiones en el dictamen. Abogados del DHS advirtieron en julio que la decisión inicial de Gee desencadenaría aumento de migración ilegal a través de la frontera entre Estados Unidos y México. Gee negó la petición del gobierno de reconsiderar.

En el dictamen de 15 páginas reprendió a funcionarios por reiterar argumentos planteado en informes anteriores y que ella ya había rechazado. Una eventual apelación del DHS retrasaría la liberación de cientos de familias, hasta que el asunto agote las distintas instancias judiciales, que pueden llegar a la Corte Federal de Apelaciones del Noveno Circuito e incluso la Suprema Corte.

Datos del DHS indican que en hay unos 1,400 niños y madres migrantes están recluidos en 3 centros, dos en Texas y uno en Pensilvania. La detención de familias de migrantes se dio en respuesta a la oleada migratoria del verano de 2014, en la que miles de niños solos o acompañados por sus padres, cruzaron la frontera desde México, provenientes de Centroamérica.

Comparte la nota

Publica un comentario