IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Foto: Archivo A la mayoría de estos mexicanos deportados no tienen manera de acreditar las habilidades que han aprendido en Estados Unidos, por lo que la certificación la avalan el Instituto Politécnico Nacional y el Conalep, con una beca de 5 a 8 semanas

“Paisas” deportados serán certificados

29 de agosto, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Agencias

Nuevo Laredo, Tamaulipas.-Ante el incremento en la deportación de mexicanos desde Estados Unidos, por encontrarse de manera indocumentada en ese país, de los 32 estados de la República, 29 cuentan con Oficinas de Atención al Migrante (OFAM), en donde se les brinda atención, orientación y apoyo, para que su reintegración al país sea de manera adecuada.

Las OFAM cuentan a su vez con el apoyo de la Coordinación Nacional de Oficinas Estatales de Atención a Migrantes (Conaofam), lo que de acuerdo con el director de la oficina local, Juan José Rodríguez  Alvarado, tener una comunicación efectiva entre estas oficinas, con la finalidad de ofrecer los servicios que en ellas se brinda, al migrante en los diferentes puntos de recepción.

Dijo que la información proporciona por el mexicano deportado, es enviada a las oficinas estatales de donde es originario, con la finalidad de que con esa información se le brinde el apoyo necesario para su integración y encuentre un empleo.

“El migrante tiene que ir a buscar ese servicio, y en eso hemos trabajado mucho en Tamaulipas, en la búsqueda de acciones que permitan la reintegración de los migrantes, y como ejemplo, tenemos casi 800 tamaulipecos repatriados que están siendo certificados, ya que todos tenían un oficio cuando fueron repatriados”, explicó.

Sin embargo, dijo que la mayoría de estos mexicanos deportados no tienen manera de acreditar las habilidades que han aprendido en Estados Unidos, por lo que la certificación la avalan el Instituto Politécnico Nacional y el Conalep, con una beca de 5 a 8 semanas, y una vez terminada la certificación, se les entrega un documento oficial que les facilite su ingreso al mercado laboral.

Por ello es que trabajadores de la construcción, carpinteros, jardineros, plomeros, electricistas, mecánicos, cocineros y todos los oficios que tenían en el vecino país, serán certificados, “y son muy buenos en lo suyo, pero les falta el documento que les avale su especialidad”, mencionó Rodríguez.

Ante esta situación dijo que no basta atender solo las necesidades primarias de los mexicanos deportados, ya que se deben capitalizar sus habilidades.

En suma, dijo el funcionario que al no ser estática la migración, genera un mayor movimiento migratorio al detectar actualmente a mexicanos deportados con muchos años de estar viviendo en Estados Unidos, además de que esto se agudiza debido al proceso electoral que se avecina en ese país.

“Ello genera incertidumbre entre los migrantes, por lo que se tiene que trabajar no solo en los lugares de origen del migrante, sino también en los lugares de destino, desplegando en Estados Unidos el reconocimiento a los migrantes como factores de desarrollo en ese país, y desechar la imagen equivocada que se tiene de ellos”, expresó.

Comparte la nota

Publica un comentario