IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Foto: Agencias. Un tercer grupo de mexicanos que salieron de EU voluntariamente regresan a juicio.

Regresan a EU más mexicanos

25 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Los Ángeles, Cal.- Un tercer grupo de mexicanos que fue deportado de Estados Unidos con salida voluntaria entre 2009 y 2014, regresó a California para tener su día en corte y que un juez de inmigración decida sus futuros en Estados Unidos.

El grupo, integrado por seis inmigrantes, forma parte de los beneficiarios de la demanda colectiva conocida como Acuerdo de Conciliación López-Venegas contra Johnson, que permite que los afectados por las deportaciones soliciten un estatus migratorio legal en cumplimiento del debido proceso.

Los favorecidos esta vez fueron Santiago, quien vivió en EU durante 16 años antes de ser deportado a México. El inmigrante se vio obligado a dejar a su hija de 12 años, rompimiento que afectó “severamente a la menor”, dijo ACLU-San Diego.

Otra de los beneficiarios de la demanda fue Jacqueline, quien vivió 11 años en California, una madre soltera de tres hijos estadounidenses que dependen completamente de ella. El tercer seleccionado fue Alexis, quien entró a Estados Unidos cuando tenía seis años de edad y llevaba poco más de 12 cuando fue expulsado por las autoridades de inmigración.

Alexis calificaba para la Acción Diferida de los dreamers de 2012 (DACA, por su sigla en inglés). En el tercer grupo también venía David, cuya familia reside legalmente en EU, y Sergio, quien llevaba 12 años residiendo en el sur de California antes de ser regresado a México.

El sexto integrante del grupo es Hilda, una inmigrante con 14 años acumulados en Estados Unidos y madre de cuatro niños ciudadanos estadounidenses. Su esposo, Carlos, también fue deportado con salida voluntaria y regresó en septiembre como parte de un segundo grupo de beneficiarios de la demanda colectiva de la clase López-Venegas.

Cientos en espera

A finales de agosto ACLU San Diego había contabilizado unos 1,500 casos de mexicanos afectados por esas deportaciones y sólo seis habían podido regresar.

“El resto de los ingresos depende de la respuesta que nos de el administrador del caso”, dijo Xiomara Corpeño, directora nacional de Educación y Campañas de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Angeles (CHIRLA, por su sigla en inglés), uno de los demandantes. “Estimamos que otros inmigrantes afectados estarán cruzando por grupos en las siguientes semanas”, agregó Flores.

“La fecha máxima para el reingreso es el 23 de diciembre”. Anna Castro, estratega de comunicaciones de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por su sigla en inglés) en San Diego, dijoque muchos mexicanos han llamado para entregar sus datos pero no han regresado las llamadas para continuar con sus casos.

Comparte la nota

Publica un comentario