IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 17 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

Foto: Agencias. Miles de bebés de migrantes se quedarían sin ciudadanía si republicanos logran el cambio.

‘Vergonzoso, quitar ciudadanía a bebés’

27 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Los Ángeles, Cal. EU.-Como “vergonzosa campaña” calificó Los Ángeles Times la posición de algunos aspirantes republicanos de eliminar la ciudadanía a bebés de padres indocumentados. El rotativo en inglés señaló que no sorprende cómo varios candidatos a ocupar la Casa Blanca por el Republicano han defendido la acción.

“Esa oposición a la ciudadanía por nacimiento se ha convertido en posición dominante en la carrera presidencial republicana, lo que es doblemente deprimente”. Donald Trump, que llamó a migrantes mexicanos como violadores y criminales lanzó un plan de inmigración que atacó el principio de que cualquier persona nacida en este país es automáticamente un ciudadano estadounidense.

Desafortunadamente Trump no está solo en el campo republicano a la presidencia para 2016 al proponer una reversión de la llamada ciudadanía por nacimiento. El senador Lindsey Graham, de Carolina del Sur, apoya una enmienda constitucional para abolir la ciudadanía por nacimiento. El senador de Kentucky, Rand Paul, en varias ocasiones ha apoyado tanto una reforma constitucional y una ley para lograr ese objetivo.

El exsenador de Pennsylvania, Rick Santorum, sugirió recientemente que el Congreso ponga fin a la ciudadanía por nacimiento a través de una ley simple. Otros candidatos republicanos se han negado a subir a este tren vergonzoso.

El gobernador de Ohio, John Kasich, que apoyó una vez que termina la ciudadanía por nacimiento ha externado dudas. El exgobernador de Florida, Jeb Bush, afirma que la ciudadanía por nacimiento es un “derecho constitucionalmente protegido” que no iba a revocar. Esa oposición a la ciudadanía por nacimiento se ha convertido en una posición dominante en la carrera presidencial republicana es doblemente deprimente.

En primer lugar, desafía una práctica que sirve como un emblema importante de la igualdad y la inclusión y está firmemente arraigado en la Constitución. La enmienda 14 establece que “Todas las personas nacidas o naturalizadas en Estados Unidos y sometidas a su jurisdicción, son ciudadanos de Estados Unidos y del estado en que residen”.

En 1898, la Corte Suprema estableció esta disposición en términos generales cuando se confirmó la ciudadanía de un hombre nacido en San Francisco a los padres chinos. Muchos otros países confieren la ciudadanía sobre la base de líneas de sangre, lo cual tiene sentido cuando la nacionalidad es vista en términos de ascendencia o de raza o etnia.

Pero en Estados Unidos, una nación de inmigrantes, la ciudadanía se define de manera diferente. En segundo lugar, la oposición se basa en que la ciudadanía por nacimiento es (en palabras de Trump) “el mayor imán para la inmigración ilegal”.

Comparte la nota

Publica un comentario