IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Un nuevo gobierno en Michoacán

4 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El jueves pasado rindió protesta el Gobernador Ing. Silvano Aureoles Conejo, en el Teatro Morelos que fue declarado recinto oficial para este fin por el poder legislativo. El recinto estaba abarrotado por gente de todo el Estado, de grupos políticos, funcionarios de todo nivel, empresarios, sindicatos y buen número de visitantes de otras entidades.

Fuimos también invitados los miembros del Consejo Inter Religioso de Michoacán y otros Pastores y Líderes de varias confesiones que no forman parte del Consejo. Realmente se notaba una gran pluralidad, un clima de expectativa, una presencia impresionante de los medios de comunicación ávidos de recoger opiniones. Notable el número de Gobernadores de otros Estados y larga y  fila de los Ex Gobernadores de Michoacán.

Debo reconocer la claridad y valentía con las que el nuevo Gobernador señaló en su mensaje la problemática que sufren nuestras comunidades, familias, pueblos y ciudades. Fuerte crítica a la ineficacia y deshonestidad de anteriores administraciones, denuncia abierta de complicidades por acción y omisión. Puso el dedo en la llaga al hablar del tema educativo. Igualmente fue muy directo al hablar de la Policía unida y calificada.

Con un discurso apasionado se comprometió y exhortó a todos a trabajar duro, en plena sintonía al interior y con buena relación con el Gobierno Federal. Creo que con un optimismo un tanto exagerado anunció soluciones inmediatas y cambios radicales. Sin dudar de la buena intención habrá que esperar que se vayan poniendo las bases para buenos resultados a mediano y largo plazo.

Hay cuestiones que no se van a resolver mientras no construyamos una nueva cultura de laboriosidad y honestidad, de diálogo y respeto, de colaboración leal y también una cierta austeridad y mayor generosidad en atención a los menos favorecidos. Los pobres crecen en número y en grado de carencias.

Me impresionó el calificativo duro que usó el nuevo Gobernador al decir que vivimos con actitudes perversas. Sin duda se trata de un juicio moral que pide una conversión interior, una manera diferente de pensar y de actuar. La mente y el corazón han de renovarse.

Siempre un cambio es motivo de esperanza. Ya es buena señal que se digan las cosas claras, que se tienda la mano a los de otros partidos, que se busque buena relación con el Gobierno Federal y con los Estados vecinos. Por mi parte exhorto a todos los cristianos, católicos y evangélicos, a que manifestemos nuestra fe en obras. Invito a los no creyentes a ser sensibles y compartir con verdadero humanismo los ideales de justicia y de paz.

La oración por nuestras autoridades vaya acompañada de un compromiso, pues el futuro está en manos de Dios, pero sorprendentemente Él ha querido necesitar de nosotros para cuidar y embellecer el mundo en que vivimos.

Comparte la nota

Publica un comentario