La Voz de Michoacan

Ciencia y Tecnología

Investigación

videojuegos

Foto: Agencias. En el país existen más de 49 millones de personas que juegan algún tipo de video juego.

Videojuegos ¿violencia simulada?

Jul 05, 2018, 8:00

Julio Ceniceros/La Voz de Michoacán

 

Morelia, Michoacán. Lo desconocido siempre causa miedo, por ello es muy común que los no jugadores “se asusten” cuando ven a un gamer tan “metido” en una masacre virtual.

Muchos culpan a los videojuegos violentos como los causantes de las matanzas en escuelas y las conductas agresivas de la gente. Algunos padres tienen prohibidos los videojuegos a sus hijos, varios títulos han sido censurados en diferentes países… la controversia es grande, pero la ciencia, sin embargo, desmiente todos los mitos.

Y es que,  no existe ninguna prueba de que los videojuegos contribuyen a perpetrar crímenes violentos, y los resultados de los estudios más bien apuntan al lado contrario: los videojuegos violentos reducen los crímenes violentos.

 

“Los padres de un niño normal y sano que se preocupan porque los videojuegos de acción vayan a inspirar a sus hijos para cometer un crimen horrible son como los padres de los años 80 que se preocupaban porque sus hijos escuchasen heavy metal. Francamente, los videojuegos no son un problema”, explica Christopher Ferguson. Doctor en Psicología Clínica y profesor de la Universidad de Stetson (Florida), expertos en el impacto que ejerce la violencia en los videojuegos y en los medios de comunicación en el mundo real.

Él es autor del libro: “Moral Combat: Why the War on Violent Videogames Is Wrong” (Combate Moral: por qué la guerra contra los videojuegos violentos se equivoca). En este ensayo, ambos recopilan el resultado de años de investigaciones que demuestran que no existe ninguna prueba científica que relacione esta industria del entretenimiento con los crímenes violentos. De hecho, su tesis es la contraria: que la popularidad de los videojuegos de acción contribuye a reducir los crímenes.

Dice que, a medida que los videojuegos se han vuelto más populares, la violencia ha descendido. Que en las épocas en las que más horas se invierten en estos juegos, la violencia también desciende, y que  los países que más videojuegos consumen se encuentran entre los más seguros del mundo.

 

Otras conclusiones

Estudios recién publicados también indican que los varones adolescentes suelen ser los que más atraídos se sienten por los videojuegos, y son también el mismo grupo demográfico que está más envuelto en los crímenes violentos: son tanto víctimas como delincuentes. Se concluye que los videojuegos mantienen a esta gente dentro de sus casas, lo que hace más improbable que puedan estar en la calle cometiendo actos violentos. Estos productos de ocio sirven para mantener entretenidos a los varones jóvenes y alejarles de los problemas.

En resumen, en los estudios mundiales de cuando salen al mercado películas, series de televisión o videojuegos violentos los datos muestran una caída en los delitos con violencia.

Hay juegos que han causado la protesta del público desde hace más de 30 años debido al uso exagerado de imágenes violentas, descripciones claras del uso de drogas, violencia sexual e imágenes satánicas.

Se supone que el objetivo de los videojuegos es brindarnos horas de sano entretenimiento. No obstante, no todos son aptos para niños. Algunos son demasiado violentos, pero para eso están las clasificaciones, para restringir el uso indebido de videojuegos no aptos para menores de edad. Aunque eso no evita que muchos niños los jueguen, en realidad la mayoría de los jugadores son jóvenes adultos quienes necesitan esta clase de tramas ‘oscuras’ para generar mayor emoción y diversión.

322 Visitas