IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

La delincuencia común

26 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Producto de un abandono y falta de interés de las autoridades, las acciones de la delincuencia común se acrecentaron; este diario da buena cuenta de ello en la sección de notas policiacas y los robos, asesinatos, ataques de todo tipo a los indefensos ciudadanos como producto de la ingesta de drogas y de alcohol.

Al término de la visita papal parece como cuando un ciudadano lleva sus perritos de paseo: se soltaron todos con mucha fuerza de las ataduras. Es mucho más fácil de lo que usted cree acabar con esta situación, porque en cada colonia o barrios del centro están muy bien señalados los lugares problemáticos que van desde casas de algunas familias disfuncionales hasta el funcionamiento de bares ruidosos, salones de fiestas con propietarios que engañaron a las gentes para obtener las firmas y permitirles operar y lo curioso, es que algunos como Peccato se adueñaron de las aceras y aunque hubo homicidios, no los clausuraron. El otro problema es que algunos trabajadores del municipio o dependencias se sienten con tal poder (en realidad lo tienen pues les hacen caso) que los infractores están perfectamente protegidos.

Estimado (a) lector (a) es dramática la lucha de la gente que se apega a la ley porque sólo pierde el tiempo y los amigos en su afán de querer corregir las cosas. Esto es en toda la ciudad.

Como una muestra de que cuando las cosas se hacen bien hay frutos y Michoacán sale ganando en imagen, está el artículo que hizo el periodista español Javier Cebreiros. Se lo deben al talento de Ricardo Monroy cuya experiencia se vio en los magníficos escenarios y al buen trato de los servidores que tienen que ver con el turismo.

Es curioso cuando muchas, pero inclusive la Procuraduría de Justicia del Estado se involucran en esta problemática: los métodos son obsoletos, lentos, inefectivos. Por ejemplo, en las calles Eréndira, Víctor Marroquín, Luis Mora Serrato y Manoapa de cierta colonia del poniente de la loma de Santa María, sufre de un olor a gas muy penetrante, a pestes intolerables entre otras a huesos quemados y un ruido insoportable y nte la denuncia a varias instancias, nada se resuelve, deberían tener más preocupación pues este ambiente un tanto rural, con esos olores no cantan gallos, cloquean gallinas, ladran perros ni vuelan y cantan pájaros. En cambio, hay una plaga de cucarachas muy peligrosa y moscos pues pasa cerca un arroyo pestilente y medio seco que fomenta la plaga de moscos pudiendo existir el Aedes Egyptus y sus horribles transmisiones de zika, chikungunya o dengue ante la omisión de quienes son responsables de combatirlo. A fuerza quieren captarlo con el uso de explosímetro y está bien, pero necesitarían monitorear durante días las 24 horas porque los horarios varían: madrugadas, mañanas entre seis o siete y 9, 10 u once y tardes entre una y tres y cinco a siete u ocho. Nada fácil pero no hacen junta de vecinos o mandan una notificación con llamada de atención y prevención. Los delitos son contra la vida y la salud y si usted padece asma, olvídese, está siendo torturado.

Y si se les grita inmediatamente sale una persona a quejarse de ello, que parece presta servicios en asuntos internos de alguna dependencia de seguridad precisamente. Es decir, cada barrio o colonia tiene sus delincuentes y tiene sus poderosos tirnos que mal haya para lo que sirven.

Y… qué decir del ayuntamiento, en esta administración “independiente” dieron el voto ilusionados, sin saber los salarios estratosféricos y se tardan un montón en cumplir los acuerdos como el de devolver el status de Tenencia a Morelos y a Santa María, mientras a los ciudadanos no los atienden ni siquiera en el pago de servicios y bienes.

Comparte la nota

Publica un comentario