IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

¡Oh, publicidad, qué buen negocio!

15 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

De un poco de tiempo a la fecha, la publicidad ha cobrado un auge inusitado en México, ha invadido lo oficial, lo comercial que es lo adecuado, lo que fue privado y cada nota, cada novedad, viene como los cometas, con una gran cauda de publicidad en todos los ángulos posibles que se puedan comercializar y dejar ganancias. ¿Es bueno, es malo?… Usted juzgue.

INDUSTRIA NACIONAL  Eso es la ubicación,  captura y encarcelamiento de delincuentes, muchos de ellos sin tanto peso como para que algún importante funcionario ocupe el lugar del vocero oficial de una dependencia y aparezca declarando junto a los micrófonos para dar cuenta al público, en prensa, radio y televisión. La verdad es que han aburrido a la gente, que ni siquiera se ocupa de saber los detalles, les vale una pura y dos con sal. Debería ser solo cuando es muy importante, ya lo chotearon. O las malditas obras anunciadas y ya presupuestadas, con las que la gente no está de acuerdo, pero el proyecto Camelinas complementará el ramal del mismo nombre que unirá Las Américas con Altozano. Por cierto, este gobierno municipal panista de Morelia, debería contratar a ciertos ingenieros que fueron a capacitarse a Alemania sobre la apertura y construcción de túneles, pues le encantan estos y lo prueban esos ramales que dicen el uno empezó a desmoronarse y los agujeros que quieren hacer en el centro de Morelia, Patrimonio de la Humanidad, a ver si se puede.  En cambio, se tarda tanto en dictaminar si devuelven el status de tenencia a Santa María y a Morelos, que parece mañita para cobrar el predial y el agua. Dizque consultan a opinión pública, si, como no.

VISITA PAPAL. Desde luego, con mucha anticipación goza de una página especial y otras complementarias. Se venden no solamente los boletos que deberían ser gratuitos para verlo, sino que es una magnífica fuente de ganancias para unos y grave pérdida de recursos para otros. Los ganones venden desde una taza para recordar, hasta banderitas del vaticano y mexicanas. Dicen los entendidos que el costo es absurdo: se calcula en 36,000 pesos por minuto.  Lo cierto es que a Morelia y a Michoacán lo están checando de una forma muy fea a nivel internacional con este buen pretexto y hay incluso relevantes publicaciones que sin hacer alusión al hecho, sospechosamente están publicando sobre la entidad. Luego entonces, estas tierras están más peinadas que cabellos llenos de liendres y puede ser bueno pero más bien malo. Allá se los haya.

EL CHAPO. Han convertido en casi leyenda a este personaje inteligentísimo y astuto, cuyas cualidades se torcieron hacia el lado oscuro, debilitando la imagen del niño pobre que se convirtió en exitoso adulto millonario, del que se ocupó la revista Forbes. Su fama alcanza a dos personajes de la farándula, a la magnífica intérprete de Teresa Mendoza la heroína de Arturo Reverte tan famosa y al feíto pero galanazo actor estadounidense. Incluso el físico del chaparrito se puso de moda y su look, ropa, etc. pues alguna sección de este diario informó que sus camisas son del más refinado buen gusto, de puritito algodón 100% y se venden con Sandra Mancilla en Barabas, 1427 Maple Avenue, Los Angeles, California, USA al precio de 128 dólares lo cual quiere decir que lo más caro no es lo mejor. Su peinado, su bigote y hasta la sucia camiseta de cuando lo detuvieron está siendo pedida igualita, manchada. Los corridos que le han dedicado son mucho mejores que los que le endilgan al presidente de la república queriendo ser críticos y mordaces sus mediocres enemigos.  Sus gustos femeninos no son tan malos, hasta reinas de belleza. Así que arriba Badiraguato, Sinaloa.

Y la gente recuerda triste la promesa de campaña de adelgazar la nómina estatal, pues aparece de pronto otra secretaría (Cultura) y que siempre no eliminan la de la mujer solo les dan la misma gata pero revolcada. Promesas de amor eterno mi vida, pero n hay que olvidar la sillota, la mera grandotota y la banda tricolor.

Comparte la nota

Publica un comentario