IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Brexit, efectos para la economía mexicana

25 de julio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Por: Antonio Garrido Mejía

Ante el anuncio reciente de la salida de la Gran Bretaña de la Comunidad Económica Europea, vale la pena establecer algunas consideraciones; el comercio entre México y al Gran Bretaña es menor al 1%, sin embargo el efecto de dicha decisión repercutió inmediatamente en suelo mexicano. Los mercados bursátil y financiero mostraron alta volatilidad y el precio del peso respecto al dólar  rebasó los 19 pesos. Es por ello que el gobierno mexicano decidió establecer una estrategia económica sustentada en tres ejes: Reducción del Gasto Público, Incremento en las tasas de interés así como la Intervención inmediata del Banco Central en el mercado cambiario.

Apenas unas horas después de los resultados en el Reino Unido, una gran parte de la sociedad reclamaba otra consulta ante los apretados resultados de la votación. Además si bien se dijo que el proceso sería gradual y tomaría hasta dos años, voces indignadas de otros miembros relevantes de la Unión Europea exigían que el proceso fuera más rápido.

Debido a ello y a fin de calmar especulaciones el Gobierno mexicano decidió convocar a una conferencia de prensa donde participaron el Secretario de Hacienda, un miembro de la Junta de Gobierno del Banco Central y el Secretario de Economía; para refrendar  el carácter temporal que dicha noticia tendría en la economía mexicana. Los funcionarios reiteraron que la relación  comercial entre los dos países es menor al 1%, se anunció un recorte a la economía del país por 31mil millones de pesos, lo que aunado al anterior recorte de 130 mil millones de pesos se reflejará sin duda en la disminución de las estimaciones de crecimiento económico para el país anunciadas con anterioridad.

El 30 de junio del presente año, el responsable del Banco Central, Agustín Carstens, anunció un incremento del 0.50 en las tasas de interés; con lo cual la TIIE pasó de 3.75 a 4.25 de interés anual. Lo que implica un mayor costo financiero en los créditos de tarjeta  de crédito, automotriz, hipotecario y en general para el sector privado. Ello implica un mayor costo financiero no sólo para las empresas, sino también para el gobierno, cuyo costo de la deuda en pesos podría incrementarse significativamente ante el alza de las tasas de interés futuras.

Si bien, en los últimos días el valor del peso ha mejorado, las estimaciones respecto a la inflación podrían verse afectados debido al aumento en los precios de las gasolinas y de la energía eléctrica anunciados recientemente por el gobierno federal. Esta incertidumbre en el tipo de cambio puede afectar a empresas que importan insumas y que se verán afectadas en sus costos financieros. Todo ello hará necesario una nueva estimación sobre la tasa de crecimiento económico para el país y un nivel mayor de inflación, ya que ambos afectan  las expectativas de ambas variable económicas.

Mucho se habla de la estabilidad macroeconómica y de los fundamentos de nuestra economía, pero la realidad es que su estrecha relación con mercados internacionales ha mostrado en más de una ocasión, su debilidad frente a los cambios que  se presentan en las economías internacionales. Todo ello ha evitado que se alcancen los objetivos de empleo y crecimiento económico planteados a corto y largo plazo y que reflejen una vez más nuestra fragilidad ante el entorno mundial.

Como parte del proyecto económico actual, México se ha involucrado en más de 30 tratados de libre comercio y tiene una gran apertura en mercados financieros y bursátiles que muestran una gran debilidad ante los acontecimientos cada vez más inciertos en el entorno internacional. Es por ello que ahora más que nunca es preciso hacer una  reingeniería de la estrategia económica actual, a la luz del incremento de la economía informal, el crecimiento en los niveles de pobreza de la población y el grado de endeudamiento del Gobierno federal, así como de los gobiernos estatales y municipales; ante un mercado volátil e incierto y con el incremento de políticas proteccionistas que podrían ocasionar una revisión de los acuerdos y procesos de globalización internacionales.

Comparte la nota

Publica un comentario