IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

El papa Francisco, la revolución católica

19 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

En la gira del Papa por América del Sur se dio rienda suelta a todos los desajustes históricos de la conquista, en especial de la conquista histórica de la colonia, de la economía y de la sociedad, más que de la silenciosa y a veces brutal, de la conquista cultural y religiosa, como la parte en que se sustentan las dudas de si fue cruel o no, pero que en  todo caso ahora, el Santo Papa, pide perdón por todos los excesos cintra los derechos humanos.

Sin duda la valentía del religioso argentino, visto ahora como  el principio, el gran principio de la Religión que ahora pierde adeptos, no sólo por el mensaje que ya no llama a la salvación, sino por el discurso, de cómo explica ahora las contradicciones del sistema económico de la Globalidad, porque ahora hay temas en los que se han decidido que no pueden avanzar y que forma la parte sustantiva de la Religión, está el tema de la familia, el origen de la familia y su carácter sagrado y su puesta en marcha para la salvación, de la gran familia, la familia de la humanidad, mitad sagrada, mitad de carne y hueso.

Pero ahora, abre la discusión en Ecuador, con el Presidente Correa como testigo, en donde se afirma que la pobreza, ha avanzado extraordinariamente, hasta más de un 80% en una década, que narra ahora la conquista del presidente como funcionario, y que Jorge Mario Bergolio pone en evidencia: “La justicia Social, no es “una forma de limosna” sino un “verdadera deuda” de Estado con la familia, y con ello atestigua que ante el olvido de la sociedad, la neoliberal, que no contempla en sus propias estructuras, su propuesta de salvación democrática, no hay los mecanismos para que sea una  opción generalizada para la sociedad, sino que la pobreza extrema, la circunstancia de los “sin Trabajo” es ya una categoría generalizada, al menos en un 57% como ha sucedido en México, como el clásico ejemplo, en formación del sistema de la Globalidad. Pero con el tiempo, la Vieja Europa, no ha resultado bien salvada con la crisis de Irlanda, primero, luego de España y finalmente la actual crisis de Grecia, es puntualmente generadora de desempleo.

Tal vez la primera y más importante reacción contra el sistema político, es que la política social del Estado, que ahora se ha propiciado como la otra alternativa del Estado, la generación mixta de empleos, ya no sólo con la iniciativa privada o la política de gobierno abriendo empresas, sino la conjunción mixta de empresas, que juegan ya su destino al invertir en obras y acciones estratégicas, como son la  protección de los bosques, la recuperación de las minas, incluso ahora, la protección y preservación del agua, ahora en Beneficio de la gratuidad del agua, preservando ahora, y que salva el sentido público los costos del Agua, elemento vital y estratégico de la sociedad global.

Pero ahora, la acusación en el Ecuador, en el recinto Samanes de Guayaquil, es que la tragedia nacional, convertida en pobreza, no debe convertirse en votos, en la voluntad electoral que llega a limpiar cualquier régimen y lo convierte en fuente de la democracia, como la forma de sobrevivencia en el régimen de la eterna competencia, el de la efervescencia de la productividad entre las empresas y de los individuos.

En la visita anterior, al Brasil, dio cuenta de que el Sistema de la Globalidad, no tenía alternativas suficientes para ofertar a cada uno de los sectores fundamentales de la sociedad, la vitalidad a todo los largo de su existencia, en particular, arremetió contra la marginación de los jóvenes que no encontraban alternativas sociales, ni en el Sistema Educativo como proyecto de formación de técnicos, o de formación permanente, luego para la contratación en empleos estables, y de larga duración; pero además no se fomenta la protección social para la tercera edad, el fundamento y la políticas de jubilación en otros tiempos, producto de otras conquistas sindicales y de otras promesas de vida como la vivienda, la salud, etc.

Pero tampoco la sociedad Global es garantía de protección a las mujeres, que ahora se disputan las jefaturas de la familia, que se ven acosadas porque el desempleo se ha apoderado de todas las sociedades “en desarrollo” y que ahora parten a la “emigración  laboral” para restituir la debacle de los pueblos que se mueven con la mitad miserable y ya con pocas posibilidades del desarrollo, que sólo ha quedado promesas, de los planes de la globalidad con el modelo de Europa, de los EEUU, y que ahora con el modelo de los Tigres Asiáticos, pero dentro de esta versión, se ha separado China, como la alternativa emergente de esta Globalidad.

El llamado de Brasil en la visita del Papa, se trataba de la crítica un país que se presumía era –es- el modelo de la globalidad en el sur de América, como la alternativa de solución social y hacía ver las estructuras para la democracia, de la ciudadanía social, como el nuevo pulso de protección para una sociedad habitable, se nos ha dado como muestra del nuevo régimen, y que lejos de pensar en  una solución inmediata, el Papa hace también, un recorrido por la historia de Mesoamérica, en donde hace un recuento claro, de cómo la conquista se convirtió en verdaderas masacres de pueblos enteros, que finalmente, fueron los religiosos los que tuvieron que mostrar a los indígenas ante los Reyes de España y demostrar, vea Usted, que eran personas, capaces de entendimiento, y no sólo eso, sino capaces de la construcción de culturas, de las enormes culturas que ahora conocemos, susceptibles de la construcción de monumentos arquitectónicos y sistemas de conocimientos alternativos ante la propia sociedad Occidental, de aquellos tiempos.

Ciertamente ahora se plantea a la miseria como punto de llegada de todas las crisis, de una historia de 500 años en las que todas las tensiones no han disminuido, sino que se han incrementado, como lo afirma en Ecuador, “Un pobre que muere de frío y de hambre hoy no es noticia, pero si las bolsas de las principales capitales del mundo bajan dos o tres puntos se arma el gran escándalo mundial”, y con ello da la noticia de que la figura, como él lo demuestra, no es ya la familia, porque los jubilados son la parte laboral que han conquistado derechos, o los jóvenes, que se han fletado por todo el sistema Estatal de Educación, sin que al final del túnel, vea una pequeña luz, y también es parte de una familia, de la familia clásica, que se disuelve ante al Papa.

Pero en las mujeres, todo el sistema internacional, carga todos los pesos a su desprotegida atención como el ser fundamental, como el puntal de la familia de ahora, que antes que el reparto equitativo y justo de las cargas del sistema, se convierten en insoportables,  verdaderamente inhabitables.

Pero también con el criterio de ahora, de su recorrido en Asunción, capital de Paraguay, condena el concepto de estructura para el desarrollo Global: “Un desarrollo económico que no tiene en cuenta a los más débiles y desafortunados, no es verdadero desarrollo. La medida del modelo económico ha de ser la dignidad integral del ser humano, especialmente el más vulnerable e indefenso”,”.  (El Comercio, Mundo. 15 de julio 2015) en una definitiva, condena al fracaso del desarrollo social, porque de origen no es la solución que los demócratas buscan para satisfacer la demanda social del Siglo XXI, la salvación del conjunto familiar, que tiene como principal impulsor precisamente al Papa, el clérigo puntal de esta filosofía, Jorge Mario Bergolio.

Pero su no fuera ejemplo de compromiso con los pueblos de Sudamérica, cuando pasó por La Paz, dejó en claro cuál es su compromiso político ahora, por quién hay que luchar para que se flexibilicen a los políticos y a los ideólogos del sistema: “Digámoslo sin miedo: queremos un cambio real, un cambio de estructuras”, una “economía al servicio de los pueblos”, dijo, y condenó “el actual sistema” imperante, “que ya no lo aguantan los campesinos, los trabajadores, las comunidades y los pueblos”.  (El Comercio, Mundo. 15 de julio 2015)

Es en este sentido de la familia, la que demanda el Santo Papa, a la benevolencia de todos los políticos, es más, requiere y exige a los demócratas puros, aliviar el camino de todos los miembros de la familia, que como fenómeno inocultable ya se expresan los Nini´s en México, o los “enemigos del Sistema” como se describen en España o en todo Europa, y como los “enemigos de fuera” que en el África los hacen emigrar e importan desde el exterior, la supuesta revolución árabe en el norte del África con Egipto, o en Libia, que terminaron en verdadera tragedias.

Los jóvenes era el sustento de Estado para la política del Siglo XX, son ahora la carga más abrupta, la de los pensionados y jubilados, y la enorme carga del sistema sobre las mujeres, y la política precarista para los niños, son ya de una expresión masiva en todos los pueblos dominados por las enésimas colonias de la humano, las han sometido socialmente por la eternidad.

Pero hoy el Papa toca el sentido ideológico, en el dirección en que se hablaba en los años 1960´s, con la emergencia de la Teología de la Liberación; en todo el discurso que se armaba para explicar la historia del hombre, era en los términos de qué haría Dios frente a la explotación del Hombre por el Hombre, cómo se enfrentaría a las cargas de toda dictadura, de izquierda o de derecha. Ahora en esta visita se refirió a la familia, en código filosófico, cuando se refirió a las diversas formas en que se nos presenta, familias que se vuelven a juntar, después de haberse casado, las familias en que sus miembros se separan y se asocian por otros y sobreviven, “quien sabe, qué nuevo misterio nos prepara la palabra de Dios”. Hay que estar atentos a la encíclica que para octubre prepara la Iglesia.

Comparte la nota

Publica un comentario