IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 29 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

La Democracia, el juego de todos

14 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

El anuncio que se hace de las acciones de vandalismo en contra de todos los instrumentos dispuestos para la votación del domingo pasado, en el Estado de Oaxaca, con menores impactos en Guerrero y Chiapas, sólo se explican en la idea de trabajar en contra de todos los esfuerzos que se han hecho por la democracia, en la apertura de nuevos caminos para ejercer la toma de decisiones en las elecciones para nombrar 9 gobernadores y en donde coinciden un proceso local, para que las elecciones intermedias de la Federación, logren empatar como una estructura que se renueva en dos momentos, uno que trabaja junto con el cambio de la presidencia y los diputados federales y la cámara de senadores, para irse aproximando a los cambio estructurales del sistema de gobierno nacional en México, en donde los gobernadores puedan empatar en las las elecciones intermedias.

Resulta ahora inexplicable que como gran pretexto para conciliar los intereses de los maestros, se tenga a bien el posponer la convocatoria para establecer por norma constitucional, como acuerdo previo para posponer el examen de admisión para el ingreso a la SEP, en especial para el nivel superior y de Básica y con ello poner en marcha, todo el sistema de la educación pública en todo el país.

Esto no tiene explicación, porque la tarea de mantener bajo control la Secretaría de Gobernación, no tiene comunicación ni con el INE, como encargado directo de la elección, ni con la propia Secretaría de Educación Pública, que es el encargado directo con el Propio Instituto Nacional de Educación, para dar validez a la norma, para establecer todo el sistema de admisión, promoción e incluso la permanencia en el sistema educativo nacional.

Las explicaciones que se dieron en la negociación y que se llegaron a acuerdos para no promover ninguna acción de sabotaje en las elecciones, en el empate de las elecciones locales y federales, necesitó ser convincentes para que las partes pospusieran la beligerancia, que se había llegado a promover acciones de sabotaje para la no realización de los trabajos de este proceso, sin que se arguyera para nada que el proceso de democratización, esfuerzo de todos, de la ciudadanía en general, de décadas de esfuerzos de los partidos políticos y sobre todo la apertura que se dio a las izquierdas, que ahora se forman en diversos matices de presentación, de un movimiento liberal, hasta pasar por partidos que reconocen la necesidad de liberación del capitalismo, como estructura de explotación, a una que se libere de toda explotación del hombre por el hombre, y que aún en el extremo, se ve menos realizable en medio de una sociedad en que todas las miserias de la humanidad, parece que comparecen como principal impedimento.

En el caso de Oaxaca, ya hay una posición de intransigencia para dar juego a las elecciones y va a resultar difícil que la Coordinadora Magisterial cediera en su posición de dar paso al proceso electoral para el domingo pasado y se jueguen todas las posibilidades de la democracia local, la de  los pueblos a través de los municipios y el juego electoral para resolver las soberanías de los Estados, y que el poder local encuentre los propios caminos y la democracia federal, es sólo la renovación de los diputados federales, de medio trayecto de este poder.

A final de cuentas, resulta inexplicable no pretender alcanzar el poder municipal, como el poder y la democracia lograda desde sus  propios cimientos, desde la ciudadanía, en la que se pretende hay influencias para formular los comportamientos de una estructura política, ideológica y que pudiera estar representada en cada elección como poder de Base, como el poder fundamento de todo movimiento posterior, con toda la legitimidad ideológica, teniendo como centro al Magisterio del Estado de Oaxaca.

Es también evidente que la gran causa magisterial de Oaxaca, no tiene el fundamento ideológico que no sea el simple enfrentamiento con otro grupo de maestros, que se reconocen como institucionales, y que la diferencia está en que no cumplen con la tarea educativa, que distorsionan el sentido nacionalista de la educación, por otra fórmula copiada de movimientos que no se posicionan en la idea y la promoción de mexicanidad, tampoco promueven las altos movimientos de la creación de los valores históricos a través de nuestra historia, llena de ejemplos de valor y entrega a la lucha por la independencia, por las causas de la reforma y más aún por la lucha de liberación nacional, en el movimiento revolucionario de 1910-17, ejemplo mundial de una revolución social y liberadora de todas las formas de explotación.

Seguramente Michoacán es ejemplo que lo que no se puede hacer con un movimiento de tanta tradición y tanta trascendencia política, que es la de la evolución democrática y los manejos de la gobernabilidad con todas las formas de intervención de la ciudadanía, para acudir, sin tanto contratiempo, para poder elegir, como hemos visto, con los partidos tradicionales, pero también con otras candidaturas independientes, igualmente exitosas en casos como el “Bronco” en Nuevo León, o el ejercicio triunfante en la capital de Michoacán, como Morelia, que después de un largo proceso de legalización y de legitimidad de Alfonzo Martínez como candidato independiente, aparece en las boletas y triunfa, ante una ciudadanía que aprende a diferir el voto y le da una lección a todo los partidos en especial al PAN, ante la negativa de reconocimiento de la pluralidad al interior del propio partido.

Pero también se da el reconocimiento de la calidad en el sembrado del prestigio, o de los prestigios al interior de cada partido, en dónde es de sorprender que las personalidades a los candidatos a diputados, fuesen reconocidos en su mayoría a los miembros del PRI, pero igualmente quedaron representados de los 24 uninominales, 12 diputaciones locales del PRI, 10 del PRD y 2 del PAN, teniendo en cuenta la experiencia legislativa, pero también la diferencia de la votación y la pérdida de la confiabilidad en cuanto a la gubernatura, en un resultado que también da ejemplo, que en  democracia, un pueblo deja de tener las lealtades y las fidelidades de fundamento de sus partidarios, y hacen la diferencia en la acción de sus partidos, como se vio la diferencia entre la candidatura de Chon por el PRI y de Luisa María, por parte de una triunfante candidatura de Silvano, con  una diferencia de más de 120 mil votos frente a Chon y otros tantos para la candidata del PAN, en una no correspondencia de voto lineal de partido, pero con una desproporción que sin duda fue motivada por el impulso de diferir el voto y elegir entre el que podía obtener el triunfo por los cobros políticos de cada partido, con las expresiones de imposición y de antidemocracia en las acciones de por lo menos los últimos 5 a 10 años de vida política de Michoacán.

Mucho habrá para la reflexión en los casos en que los excesos de los partidos, de la burocracia en el caso del PAN, en donde no hay  lugar para perfiles como el de Alfonso Martínez y no son capaces de articular toda la pluralidad partidaria e incluso la presencia social en las planillas resultantes, se vuelve, no sólo en el PAN, sino en cualquier partido, en el pretexto de la exclusión de la diferencia interna, de las parte del todo partido.

Pero incluso, en la resolución de la votación a gobernador, la ciudadanía fue inclinada a votar en contra de Chon, y en menor medida contra la Cocoa, seguramente haciendo cuentas a pagar la imposición de la federación de los personajes y las acciones que se emprendieron en la “pacificación de Michoacán” y luego las conductas para controlar a las “Policías Comunitarios”, incluso el desconocimiento de los protocolos, con el Crimen Organizado, como fuerza también social, tal vez como muestra de resistencia ante el sistema controlado por dos sexenios del PAN, que había declarado “una guerra” contra el Crimen Organizado y que da pretexto para que se les persiga de otra manera y ya no como delincuentes, habida cuenta de que en los EEUU, se promueve la mariguana como factor de diversión y recreación, eso relativamente atenúa, e incluso da otra dimensión a los delitos de su dominio.

Si, esta elección da pauta para que continúen con muchos estudios sociológicos del poder, de las estructuras electorales como la dimensión de toma de decisiones para la gobernabilidad, pero también para voltear a ver otros temas como la presencia de la democracia social, el dominio y curación de las drogas a través de la administración médica, por dosis y por control de otros factores, como el hambre, como la pobreza, en tanto factor social determinante para que se convierta de elemento de recreación en droga y en hábitos que constituyen un vicio.

A fin de cuentas, es la propia elección de los poderes de los estados la que está en cuestión y vale la pena hacer un esfuerzo colectivo para que, en el Estado de Michoacán y en los otras 8 entidades, pueda renovarse los poderes locales, incluso la gubernatura, sin mayor inconvenientes, con la salvedad de que el proceso electoral, que es un tema mayor, se pueda tratar en mesa paralela, pero que exista la garantía federal para que el proceso electoral, pueda ponerse a salvo, allí en donde las condiciones hacen objeto de manipulación, si se ponen en dependencia, la realización de la elección si se aprueba o no, la reforma en materia educativa.

Es claro que el proceso que se sigue en ese estado, en Oaxaca, se trata ahora de darle otra salida que no sea el cese de sus funciones bajo los mecanismos de capacitación, para poder ubicarlo en otras tareas de la educación, hasta por una segunda ocasión, sino que se observe como medida para ubicarlo en tareas de la educación, para los que sea apto y esté en posibilidades de su perfil, sin la pérdida del empleo, sea necesariamente el resultado de una evaluación.

Esto hubiera sido suficiente para resolver el extremo del cese definitivo, que no se encuentra lógica, si éste ha sido el acceso al sistema, en un momento dado, se abre la puerta para acceder y no puede estar pendiente un examen que dé exactamente con el resultado contrario, que se presta para echar por tierra el examen que le abrió los puertas de la SEP. Hace falta la flexibilidad para tolerar los casos especiales de permanencia en el servicio, con un sinfín de actividades en apoyo a la educación, afines a su apoyo, para que la SEP resuelva el lado laboral, si las circunstancias no favorecen el perfil de lo contratado, se puedan adecuar al perfil del docente, que sólo por equivocación, no coincidan con el examen de admisión, que de sobra es demasiado exigente. No a la expulsión del sistema Educativo Nacional, sí a la toma de la experiencia en un segundo empleo en la SEE, con la diversidad de apoyo a las diversas tareas en apoyo a la educación, y para que esta sea realmente de calidad.

Comparte la nota

Publica un comentario