IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Expectativas equivocadas

3 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación!

Profeta Isaías

 

Con mucho tiempo de anticipación a la llegada del papa a Morelia, capital del estado de Michoacán, los medios de comunicación masiva y hasta el gobierno, por medio de una de sus dependencias, se dieron a la tarea de levantar una encuesta pública para saber lo que opinaba el pueblo respecto a la visita del ilustre personaje religioso.

Entre las preguntas que se hacían, en la que más enfatizaban era sobre si cambiarían los problemas que más aquejan a la sociedad. Por mi parte, opiné que todo dependería de si el pueblo estaba dispuesto a cambiar su comportamiento negativo por uno más positivo; que la sola presencia del obispo de Roma no cambiaría en absoluto las cosas.

Con todo, la gran mayoría de los encuestados, en particular de los que profesan la religión católica, sí abrigaba expectativas que traerían un cambio en la problemática por la que pasa nuestro estado. Se tenía la expectativa de que los hechos de violencia, como son el robo, los asaltos a mano armada, los crímenes y demás actos delictivos, no sólo disminuirían sino que se acabarían en absoluto; esto, con la sola presencia del papa.

Por supuesto que esta forma de pensar estaba equivocada; porque el jerarca católico no es ningún mago que con una varita mágica hiciera los cambios que nuestra sociedad necesita.

El, como todo mensajero de Jesucristo, tanto de la iglesia católica, como el de alguna de las otras confesiones cristianas, tiene como misión de traer y exponer el mensaje de salvación al pueblo que tanto necesita de hacer un cambio en su manera de actuar respecto a su relacionamiento con sus semejantes.

Por lo tanto, el mensaje de la Palabra de Dios, expuesta por el papa, es el que tiene el poder de hacer que las personas cambien su comportamiento; y este cambio se efectúa sólo cuando el individuo está dispuesto a escuchar la voz del Espíritu que le habla por medio del mensajero.

Tan es así que a pocos días de la visita del papa a Morelia, las noticias de hechos delictivos siguen apareciendo en la página roja de todos los medios de comunicación.

Por otra parte, no vemos todavía que los políticos corruptos que escucharon, vieron y hablaron con el papa, hagan cambios en su vida. En una entrevista que le hicieron al Presidente Enrique Peña Nieto, se le preguntó lo que opinaba de lo que dijo el Pontífice sobre la corrupción en los políticos; contestó que eso lo dijo en forma general, en otras palabras que nada tenía eso que ver con él; o sea “que se ponga el saco a quien le venga”.

Ahora bien, el papa en su responsabilidad ministerial hizo muy bien en traer el mensaje de anuncio evangélico de perdón, paz y justicia que sólo se obtienen por medio de Jesucristo; y en su mensaje profético denunció las injusticias que se cometen contra de los más desposeídos, los débiles.

Toca al pueblo responder al mensaje expuesto para actuar conforme a las voluntad de Dios para que así podamos vivir en un ambiente de verdadera paz y justicia en el aquí y en el ahora.

Comparte la nota

Publica un comentario