IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

La familia refugio de la humanidad

9 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

“Dios hace habitar en familia a los desamparados”

Rey David
Hablar de la familia es referirse al núcleo de personas que en la sociedad ha desarrollado una función primordial en toda la problemática que vive en el mundo en todos los tiempos. Pese a todos los factores que amenazan con destruir su unidad, bienestar y progreso la familia ha permanecido firme en la lucha de una manera que se presenta como respuesta a los grandes problemas humanos.

La historia de todos los pueblos y de todos los tiempos en el mundo es testigo fiel e irrefutable de cómo la familia siempre se ha enfrentado a los diferentes cambios socioculturales, económicos, políticos y religiosos, que de una manera u otra la han afectado perjudicándola en su integración; dando como resultado el que su membresía ya no convivaen forma grupal sino en donde el individualismo tiene mayor influencia.

Los intereses políticos de poder y económicos de muchos de nuestros gobernantes han sido elementos, que a sabiendas de ellos, también afectan a la unidad familiar; y lo mismo se puede afirmar de los poderes fácticos cuya ambición, mayormente financiera, influyen en las diferentes autoridades para que de una manera servil estén a favor de ellos y no del pueblo a quien son llamadas a servir primeramente.

Desafortunadamente muchas veces por diferentes causas, son los mismos componentes de la familia quienes escuchando “el canto de la sirena” son también responsables de que la unidad se fracture. Con frecuencia estas personas se dan cuenta demasiado tarde de su error; aunque también hay quienes a partir de esto, corrigen su falta para de una manera más responsable volver a ser agentes de integración familiar.

Los divorcios, y ahora que el Congreso estatal ha legislado que sin razón que amerite la penalización, más que el no querer vivir en matrimonio se pueden separar los conyugues, optando por una manera fácil de echar por tierra el amor que los unió en un principio, también han sido una de las causales para que se desintegren las familias. Esto de una forma clara afecta a la unidad de la familia en donde unos hijos apoyan al padre y otros a la madre, o a ninguno de los dos; de todos modos se pierde el bienestar social que se ha vivido.

Por cierto, cuando no hay divorcios, el solo hecho de las continuas dificultades entre los esposos y las diferencias de los demás miembros del núcleo familiar llegan a ser causantes de que no se puede vivir en armonía y convivencia en donde se pueda disfrutar del bien.   De igual manera se puede asegurar de las adicciones al alcoholismo y otras drogas que hacen de las personas sus esclavos. Cosas como esas son formas que destruyen a la familia.

Ante toda esta realidad grupos como los alcohólicos anónimos, deportistas; y por supuesto la religión representada por las diferentes confesiones de fe juegan un papel muy importante para coadyuvar con los hogares en su unidad y a la integración de la familia. Por eso el pueblo tiene aquí colaboradores activos, efectivos y decididos para contribuir a la paz y bienestar de la familia; de aquí que podamos acudir y apoyar a ellos por su aporte positivo.

De acuerdo a las sagradas escrituras, en la historia judeo-cristiana de la cual formamos parte, la familia está llamada a recibir y ser bendición tanto local, nacional como mundial. Esta es la promesa hecha por Yavhé –Dios a Abram, padre de la fe: “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra (Génesis 12:3)”.

La obediencia y fe de éste personaje a Dios y a su promesas de que se cumplirían en su cabalidad, trajo como resultado que las familias sean bendición. Nos resta mantener a nuestra familia en unidad para el bienestar nuestro y de las demás en toda la comunidad humana.

Comparte la nota

Publica un comentario