IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

La Voz de la Fe

29 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Cuidemos a nuestros niños (Lectura bíblica: Éxodo 2: 1-10). Texto Mateo 18: 5 “Cualquiera que recibe a un niño en mi nombre, a mí recibe”. Jesús

Para entender mejor la providencia de Dios, en manera especial sobre los niños, tenemos que  recordar las órdenes del rey egipcio de mandar matar a todos los niños  recién nacidos en el pueblo de Israel; más aún,  los planes del altísimo para la vida de los infantes en el futuro.

Esto lo vemos con toda claridad en la vida de Moisés cuya niñez fue preservada  a pesar de los mandatos asesinos del gobernante. De esta forma observamos  como el crecimiento del niño hebreo  fue cuidado por medio de su propia madre con la intervención directa de la hija del Faraón.

Por esta causa, el imperativo que se impone es que cuidemos de nuestros niños seguros de que ellos están bajo el plan de Dios para traer bendición. En el caso de Moisés;  Dios trajo libertad al pueblo.  Seguramente del mismo modo hay bendición para la nación por medio de nuestros niños. Todo maltrato a nuestros niños es un acto criminal con el cuál estamos tratando de obstaculizar el bien de nuestra patria bajo los designios de nuestro Dios.

Los planes de Dios,  se cumplen a pesar de nosotros,  sobre nosotros pero siempre en favor de nosotros. Esta es razón poderosa para que como adultos estemos consientes del valor que nuestros niños tienen en la vida. Por lo tanto cuidar de nuestros niños es traer bendición a nuestra Nación.

Oración: Gracias Dios por los niños los cuales están en tus planes para bendición de la humanidad.

El bullying (Lectura bíblica: Mateo 5:21-26). Texto: Éxodo 20:13 “No matarás”

Con mucha frecuencia leemos y escuchamos las noticias de que en las escuelas los estudiantes se ensañan contra de alguno de sus condiscípulos. Le causan molestias que van desde las palabras ofensivas hasta golpes que llegan a ocasionarles serios trastornos físicos y morales.

A esta práctica se le ha denominado como bullying. Palabra del inglés que se aplica al acto de molestar física o moralmente de parte del más grande y fuerte contra del más pequeño o más débil. Por lo tanto  el bullying  no se le puede calificar de otro modo sino de  criminal. Esto es así por las consecuencias que trae consigo en las personas afectadas.

Causar molestia ya sea de palabra o físicamente a los más chicos y débiles puede causar por lo general males que dejan huella  en el carácter de quienes  sufren el mal.  En ocasiones  puede llevar no solo a sentirse humillado  sino hasta atentar contra su propia vida.  De manera pues de lo que Jesús dice en el pasaje bíblico de insultar a su prójimo es un delito que amerita ser castigado por las autoridades correspondientes.

Oración: Señor que yo pueda respetar la vida de los más débiles y pequeños. Por Jesucristo lo ruego, Amén.

 

Comparte la nota

Publica un comentario