IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Ni Santa Claus ni Reyes Magos

7 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

“No hay cosa mejor para el hombre sino que coma y beba, y que su alma se alegre en su trabajo” Salomón

 

Como suele suceder, y como si fuera una ley de “Medos y Persas”, una vez más esta Navidad y seis de enero no aparecieron en muchos hogares los personajes Santa Claus ni los Reyes magos, tanto anhelados y esperados por nuestro mundo infantil principalmente.

Este es el resultado de una verdad de un país como el nuestro donde las grandes desigualdades socioeconómicas son una deplorable y amarga realidad. En tanto que funcionarios de gobierno, como el ejecutivo y los legisladores se dan el lujo de recibir grandes cantidades de dinero como aguinaldo y otras muchas prestaciones, que son una vergüenza e injusticia, esta situación no cambiará.

Los programas contra el hambre y las acciones gubernamentales para abatir el desempleo no pasarán de ser meros paliativos contra el dolor de la miseria en que viven la mayoría de jefes de familia que no encuentran la manera de cómo salir de su situación que los tiene esclavizados a vivir en condiciones económicas que no les permiten una mejor vida dando respuesta a sus necesidades más apremiantes para quienes dependen de ellos.

Por esta razón es surgente, de ya, que las decisiones del gobierno en cuanto a reducir el gasto público en cada una de las dependencias se hagan una  realidad impostergable, y no que se llegan a cumplir a largo plazo. De otra manera continuará el pueblo que más necesita dependiendo de regalos esporádicos en días de fiesta como las que hacemos referencia al inicio de esta nota.

La práctica, que se ha hecho costumbre de obsequiar juguetes a los niños en Navidad, Día de reyes y Día del niño, si bien es una buena acción de algunas dependencias oficiales y centros sociales, no son la respuesta que nuestro pueblo necesita en su situación de extrema pobreza.

Lo que es indispensable, para tener la posibilidad de un empleo que reditué mejores ingresos económicos, es que los funcionarios al servicio público perciban más bajos honorarios; y que no tengan el derecho de asignarse gastos extras que gravan los presupuestos; y esto incluye también a los planteles educativos, en donde, como en la Universidad Nicolaíta, se erogan grandes sumas de dinero para pagar a empleados que no responden con su trabajo a lo que reciben.

Por otra parte, también ayudará a cambiar la desigualdad socioeconómica, si los empleadores de mano de obra y demás empresarios ofrecen mejores salarios a sus trabajadores; así darán

mayores oportunidades de nuevos espacios en sus negocios.

Mientras que los servidores públicos estén ganando grandes y onerosos honorarios, y que los empresarios están obteniendo ganancias más allá de lo que en justicia deben de recibir, seguirá dando como resultado familias dependiendo de la caridad pública viviendo en la miseria; y ni Santa Claus ni los Reyes magos aparecerán en todos los hogares dando felicidad a nuestros niños.

Comparte la nota

Publica un comentario