IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Relaciones pastorales del apóstol Pablo

28 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

“Tú, sigue la justicia, la piedad, la fe y el amor.

Apóstol Pablo

 

Durante sus varios viajes misioneros predicando y enseñando la fe cristiana a judíos y no judíos, el Apóstol Pablo se daba tiempo para mantenerse relacionado con sus colaboradores, compañeros y muchos creyentes en las diferentes ciudades  en  las que había andado, tanto en Asia Menor como en la Europa suroriental, como Macedonia, Atenas entre otras.

 

Para mantenerse en contacto con los diferentes personajes; para saber cómo se encontraban personalmente y de la Obra del Evangelio en sus respectivos lugares, hacía uso de la correspondencia, cartas, las cuales escribía él mismo o por medio de un amanuense; ambos utilizando pergaminos, que eran los materiales de que disponía para estos fines en ese tiempo.

 

El joven pastor Timoteo era una de estas personas a quien Pablo estimaba mucho por lo que representaba en su vida y en su misión en la enseñanza de la verdad en cuanto a Jesucristo crucificado y resucitado para la salvación de la humanidad. Timoteo figuró en gran parte en la vida del Apóstol  Pablo; tanto en sus viajes misioneros en los cuales le acompañaba o en mantenerlo informado de la Obra evangélica en los lugares en los cuales había enseñado el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento en la persona de Jesucristo, el Mesías prometido.

 

Timoteo, cuyo significado de su nombre es: “Honrando a Dios”, era originario de Listra o Derbe, ciudades de Licaonia al suroriente del Asia Menor. Su padre era griego; por lo tanto considerado pagano y gentil por los judíos; pero la madre Eunice y la abuela Laoida de este joven pastor, eran judías; personas  muy  piadosas en su fe, que tenían al Antiguo Testamento, esto es, la ley de Moisés y los profetas como base de su religión. Lo más seguro es que ambas o una de las dos se convirtió al cristianismo por medio de la predicación de Pablo durante el tiempo que visitó esa región.

 

Timoteo fue instruido en la fe por su madre y por su abuela; y en uno de los viajes del Apóstol, también él se convirtió al cristianismo. El testimonio de los creyentes respecto a Timoteo motivaron a que Pablo le invitara para para servir en la Obra de la predicación del Evangelio y le acompañara en sus peregrinaciones misioneras. Poco tiempo después, fue aprobado por los ancianos de las iglesias y recibido como un nuevo pastor en las enseñanzas de Jesucristo.

 

Por la dedicación a la Obra evangélica y el servicio muy importante que Timoteo prestó a Pablo, éste le consideró  siempre como  su hijo en la fe, hermano, compañero en sus trabajos y hombre de Dios; y por sobre todo, que ninguna otra persona, según lo expresa Pablo, estaba tan acorde con él en corazón y sentimientos como lo estaba Timoteo.

 

La última mención que se tiene de Timoteo es en la súplica que hace Pablo de que le fuera a hacer compañía durante su segunda prisión en Roma.

 

Por las dos cartas que Pablo escribe a Timoteo entendemos que éste desarrolló su ministerio pastoral con la comunidad cristiana en Éfeso, ciudad en la que se adoraba a la gran diosa Diana. El Apóstol había dejado a Timoteo en este lugar con la encomienda de velar por la sana enseñanza frente a ciertas doctrinas que se estaban difundiendo.

 

En la parte central de la primera carta se trata de diversos temas relacionados con el buen orden de comunidad y la conducta de hombres y mujeres;  en especial en el comportamiento de los que ejercían un cargo directivo de servicio a la sociedad. Todo ello fundamentado en la verdad revelada de Jesucristo.

 

Los estímulos y consejos de los cuales fue objeto Timoteo de parte del Apóstol Pablo, pueden servir en gran manera a los jóvenes ministros del Evangelio en la obra que tienen a su cargo; y a los creyentes en general les pueden motivar en su comportamiento en su hacer y quehacer en la vida de fe cristiana.

Comparte la nota

Publica un comentario