IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

¿Y ahora qué sigue?

25 de junio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

“Da, pues a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo” Oración del rey Salomón.

Ya ha pasado la euforia de las elecciones para gobernador, presidentes municipales y legisladores en esta entidad federativa de Michoacán. Cesaron los dimes y diretes que menudearon en las campañas electorales para descalificar al contrincante, tratando el acusador de presentarse como candidato que no tenía “cola que le pisaran”. Por otra parte, los aspirantes a los puestos públicos que no fueron favorecidos con el voto ciudadano, ya se convencieron de ello y han decidido no impugnar su derrota.

¿Pero ahora qué sigue? Pues sin duda alguna que el gobernador electo Silvano Aureoles Conejo, quien ya fue declarado ser el triunfador en la contienda electoral, después de haber recibido la constancia pertinente de parte de las autoridades respectivas, al igual que los munícipes, se estarán dando a la tarea de conformar su gabinete, el cual con juntamente con ellos administrarán el próximo gobierno de acuerdo a lo que establece la Constitución.

Además lo que sigue para los nuevos servidores públicos es que conjuntamente con los gobernantes aún en el poder se apresten a dar los pasos correspondientes para hacer la transición de la administración con todo orden en forma transparente, y por supuesto, conforme a lo que marca la ley. De esta manera se refrendará la seguridad y tranquilidad que por lo general imperó en todo el proceso electoral.

También sigue que todos los partidos políticos se apresuren a retirar toda la propaganda que desplegaron en favor de sus candidatos; la cual proliferó en los grandes espectaculares en avenidas, carreteras, bardas particulares y públicas; además de la que se hizo en la prensa y volantes, etc. Al dar cumplimiento con este trabajo estarán dando muestras de su compromiso como institutos políticos; y por sobre todo, que ya no se necesita ninguna promoción, y se estará devolviendo a nuestra ciudad el orden y belleza que le distinguen.

Bueno, eso respecto a las nuevas autoridades de gobierno y a sus respectivos partidos políticos que los postularon como posibles triunfadores en las elecciones; pero qué en cuanto a nosotros quienes votamos por determinado candidato; porque, hayamos votado o no, también de nosotros se espera que hagamos algo respecto a los nuevos gobernantes.

Nuestra responsabilidad ciudadana no terminó con el hecho de haber emitido el sufragio; y aún de los que se abstuvieron de hacerlo. Los electores no somos espectadores que desde el balcón observamos lo que pasó o pasará en la nueva administración pública.

Al pueblo, en quien reside todo el poder, le asiste todo el derecho como responsabilidad, de demandar de los nuevos gobernantes que cumplan con sus compromisos como servidores públicos; de no hacerlo, nos estaríamos convirtiendo en cómplices de lo que pudieran ser actos fuera de la ley de parte de todo funcionario en quien hemos confiado depositando el voto en sus favor.

Así, el pueblo y autoridades estaremos unidos sirviendo a nosotros mismos en unidad en que la comunidad sea la beneficiada por sobre todo individuo que quisiera obtener privilegios personales o de élite.

Comparte la nota

Publica un comentario