IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 8 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

19.47

20.70

Daños al medio ambiente y maltrato animal

4 de noviembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Ada Estela Vargas Cabrero

Innumerables veces ante dependencias cuyas funciones son relativas al área, se han presentado por cuenta de la ciudadanía y no se obtienen resultados. La cuestión es que en el 195-97 de la calle Eréndira en la Colonia Sara Malfavón vive un médico ya mayor que no ejerce y se dedica a la venta de grandes cantidades de pollo destazado y a una rosticería llamada Pollos Rosy en el centro de Santa María, su casa permanece cerrada y van y vienen inspectores y nada encuentran, situación que presume este señor. Son unos increíbles olores a gas y pestes asquerosas seguidas de un ruido horrible que según los vecinos se debe a que hay un ventilador gigante que funciona cuando las cosas llegan al tope. Casi todas las horas de la madrugada, de siete a 10 de la mañana, de la una a las tres p.M y por las tardes y noches, la cosa se pone terrible sobre todo para quienes como quien esto escribe, son asmáticos o sensibles en demasía.

El problema tiene más de dos años de agudeza, pues antes era un rato por la madrugada y ahora es a toda hora. Los inspectores van sin explosímetro y a horas en que mañosamente evaden sus acciones porque tiene el acusado un súper sistema de espionaje y una maña perversa y criminal. Es tan agudo el caso, que no hay pájaros cantando, los pajaritos se caen de los nidos y mueren, los perros no adran y cuando empiezan a hacerlo porque se acabó por un rato el problema, es e dar lástima el maltrato y sufrimiento de los animales. Pero no sólo son perros, hay muchas gallinas y gallos que se abstienen de cantar y cloquear pues sufren. El último intento de solución lo hizo el jefe de tenencia en las oficinas de una persona de nombre Marco Tulio Campos en las oficinas del ayuntamiento situadas en Manantiales. No hay respuesta. Para que entre Derechos Humanos es necesaria la petición por escrito invocando al Artículo Octavo Constitucional y la respuesta asimismo, de la dependencia.

No existen disposiciones reglamentarias sobre las instalaciones de gas domésticas o el público no las conoce. Por ello el abuso de esta persona que debería tener conciencia sobre todo por su profesión, de lo que hace. Para fortuna del mismo, los vecinos están ausentes en los trabajos casi todo el día y caen rendidos de sueño y cansancio y a eso se atiene. Aparte de la queja de que pasan años sin que se resuelvan las cosas y ellos se malquistan con toda la gente.

Cuando para esto en los cada vez más cortos períodos de tiempo, los animales empiezan a manifestarse y da horror escucharlos, totalmente lastimados. Los pobrecillos se levantan de estar acostados en silencio y quieren manifestarse, se supone que les causa dolor el tratar de hacerlo. Por otra parte, hay aullidos lastimeros de animales que posiblemente se atoren en los agudos pinchos de las bardas que guardan las propiedades. En la colonia no hay encargado del orden desde septiembre del año pasado, es decir, hace más de un año y ni esperanzas de que lo elijan aparte de que nadie quiere serlo pues el último, que era una persona muy responsable que trabaja en le empresa Máquinas Rojas, renunció por la falta de atención de las autoridades de la administración municipal anterior y tal parece que este cambio tan esperado de un gobierno independiente es más de  lo mismo.

Existe la costumbre de que si en un hogar hay un animal que causa problemas, lo regalan más delante y no se fijan si los nuevos dueños tienen los medios, el tiempo y la disposición para corregirlos, por lo tanto las cosas empeoran para estos que son los otros hijos de Dios y deben ser tratados con el respeto,  afecto y cuidado que merece todo ser vivo.

Estos parajes son muy gratos ara vivir, de tipo rural en plena ciudad y arbolados pero estos graves descuidos inciden en la salud, comportamiento y  estilo de vida siendo muy, pero muy peligrosa la negligencia respecto a su solución porque afecta a todo el medio ambiente.

Comparte la nota

Publica un comentario