IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Elecciones y seguridad

18 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

La muerte por violencia de cualquier ser humano es una desgracia que altera el curso normal de la vida social; pero además, si ese ser humano resulta que es candidato de un partido político a ocupar un cargo público, resulta además peligroso pues nos recuerda a los miembros de la comunidad la intención de las organizaciones criminales de incidir en asuntos que sólo competen a los ciudadanos en ejercicio pleno de sus derechos políticos; es decir de millones de mujeres y hombres de bien que no se dedican a cometer actos ilícitos.

El asesinato de Enrique Hernández, quien realizaba campaña política para la alcaldía de Yurécuaro por el partido Movimiento de Regeneración Nacional MORENA, prende las alarmas de todos los actores políticos, de las autoridades y de quienes le apostamos a que a fin de cuentas se impondrá la civilidad y el buen juicio el día de las elecciones que se verificarán el próximo 7 de junio. La mayoría de mexicanos deseamos ir a las urnas en santa paz, sin presiones y sin el temor a ser agredidos.

A nivel nacional ya van tres candidatos que perdieron la vida en este proceso electoral. Además de Enrique Hernández, candidato a la alcaldía en el municipio de Yurécuaro Michoacán, el mismo día jueves 14 de mayo, un comando armado disparó contra Héctor López Cruz, aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a un puesto municipal en Huimanguillo, en el estado de Tabasco; asimismo, el día 1 de mayo, en el estado de Guerrero, otro candidato del PRI a la alcaldía de Chilapa, Ulises Fabián Quiroz, fue interceptado por un comando armado en el poblado de Atzacoaloya, “bajado de su vehículo, golpeado y después asesinado con armas de fuego”.

No podemos, a estas alturas, cerrar los ojos ante tan graves hechos y tratar de minimizarlos al estilo del gobernador de Jalisco, quien dijo que los actos del 1 de mayosólo “fueron actos de vandalismo”, cuando todo mundo sabemosse vivió una jornada de violencia inédita.

El homicidio del candidato de MORENA en Yurécuaro es un hecho grave no obstante que sepamos que se trata de un personaje polémico que estuvo organizando a los autodefensas para perseguir a los delincuentes que tenían asolada la región, y que sepamos además que estuvo detenido y sometido a investigación por su participación en hechos presuntamente constitutivos de delito. No obstante todo esto, digo, se trata de un asunto alarmante porque a fin de cuentas se trata de un ser humano en pleno goce de sus derechos políticos y nos encontramos a escasos 20 días de que se realice la jornada electoral en medio de las campañas electorales.

Este hecho significa un franco y torpe desafío al gobierno federal, a quien noqueda otro camino que implementar con todos los recursos y medios a su alcance la búsqueda y detenciónen un breve tiempo de quienes cometieron esos hechos criminales. No hacerlo pondría en duda la eficacia de todo el aparato de procuración de justicia y sus instituciones coadyuvantes.

Mientras tanto, ante los hechos ya de por sí muy graves, el partido de MORENA aprovechó tan lamentable acontecimiento para abandonar la Mesa Política y de Gobernabilidad convocada por el gobierno del estado para vigilar el curso del proceso electoral, argumentando que no existen las condiciones de seguridad al menos en 24 municipios, responsabilizando al gobierno de cualquier hecho que pudiera ocurrir; adicionalmente la dirigencia del partido Movimiento Ciudadano secundó a Morena y decidió abandonar la misma Mesa Política, bajo el mismo argumento de falta de seguridad.

Desde el punto de vista político podemos entender, aunque no justificar, la actitud de estos dos partidos que no representan una alternativa seria desde el punto de vista de la competencia electoral. Si cualquiera de estas organizaciones tuviera una fuerte presencia ante el electorado y contara con posibilidades reales de triunfo, su discurso sería distinto y seguramente estarían preocupados coadyuvando en alentar la confianza de la ciudadanía en el proceso electoral no obstante la irreparable y trágica muerte del candidato a alcalde de Yurécuaro. Durante el sepelio, no queriendo desaprovechar la presencia de los medios, el dirigente estatal de MORENA anunció que llevará a cortes internacionales el caso del candidato asesinado. Vaya manera de hacer política.

Los homicidios de los tres candidatos ocurridos durante estas campañaspolíticas evidentemente  fueron perpetrados por el crimen organizado con la clara intención de mostrar a las autoridades que ellos están presentes, que no han sido abatidos y que no se intimidan ante las acciones del gobierno federal que ha descabezado varias organizaciones criminales, pero que siguenvivas y actuantes, por lo menos en gran parte de suestructura.

Para colmo de males en el municipio de Taretan, en días recientes apareció un panfleto en el que se dice textualmente: “Ojalá se MUERA el pri y su CANDIDATO/Jóvenes con Acción Nacional”, no dice más, pero esa simple amenaza de alguna organización (irresponsable y/o ficticia) es suficiente para alarmar al conocido periodista y ahora candidato a la alcaldía de Taretan, Fabio Rosales Coria.

Ojalá que no haya más muertes ni amenazas y que lleguemos al proceso electoral del próximo 7 de junio a unas elecciones tranquilas y sus resultados, cualquiera que estos sean, resulten confiables y aceptados por todos los partidos políticos y la ciudadanía.

Comparte la nota

Publica un comentario