IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 21 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Noticias del notariado michoacano

25 de noviembre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Hay dos acontecimientos importantes para el notariado michoacano; primeramente se ha lanzado la convocatoria para renovar la directiva del Colegio de Notarios  en el Estado de Michoacán; y en segundo lugar, quizás el tema más importante, la publicación  de las reformas a la Ley del Notariado en Michoacán, tal como se puede leer en la Gaceta Parlamentaria del día 19 de noviembre del presente año. Nos referiremos brevemente a ambos temas.

El pasado 15 de octubre del año en curso, el secretario de gobierno del estado ordenó la publicación de la convocatoria a la asamblea electiva del colegio de notarios a celebrarse el próximo 5 de diciembre, en el domicilio que ocupa la casa del notario en nuestro estado.

Será decisión del gremio nombrar a quien los representará en los siguientes años; no es una decisión sencilla porque ya han empezado a alinearse los equipos y grupos al interior para lanzar las planillas. Creo que es una elección donde no debe prevalecer la amistad, sino el interés superior de la asociación y del estado.

Una buena mesa directiva se puede traducir en más profesionalismo para los notarios, y que en consecuencia podrá repercutir en un mejor servicio para los michoacanos.

La fe pública que delega el estado en los fedatarios no es cosa menor, representa la confianza más plena que pueda conferir un ciudadano a cualquier profesionista. Es la obligación de dar certeza y formalidad a los actos jurídicos de los michoacanos. Por ello, los fedatarios deberán hacer un acto de reflexión antes de emitir su voto. La próxima directiva deberá dejar preferencias políticas y dedicar un esfuerzo importante para avanzar en la organización de los fedatarios.

Deberán llevar la consigna de servir a los demás, en el ánimo de que con su esfuerzo están sirviendo al estado.

Dentro de la orden del día para la asamblea electoral será interesante escuchar el informe de los directivos que se van, cuando necesariamente hablen de las últimas designaciones de los notarios. Y es que en realidad  parece que se quieren autoimponer la ley mordaza, argumentando que todos han sido designados de la misma manera. Aún así, habrá que escuchar lo que informen al respecto.

De la asamblea del próximo diciembre, el notariado deberá salir fortalecido y unido para poder afrontar los retos de la nueva ley del notariado.

De manera urgente deberá promoverse un arancel para el notariado. Los ciudadanos merecen uniformidad de precios, y que lo que distinga a un fedatario de otro sea su dedicación, profesionalismo y conocimientos jurídicos.

La reforma a la Ley del Notariado es otra noticia importante; aun cuando falta parte del proceso para poderla publicar por parte del Ejecutivo, al parecer no tendrá más cambios. Pero la potestad del ejecutivo está para poder hacer nuevas observaciones, sobre todo atendiendo al derecho del titular del ejecutivo que recientemente asumió funciones en el Estado.

Por lo pronto el poder legislativo ya la ha publicado en su gaceta. Ahí se da cuenta de la reforma a diez artículos de la actual ley del notariado. De concretarse la promulgación y la respectiva publicación habrá interesantes cambios en la ley.

Con la nueva ley se instituye la certificación obligatoria para los notarios, la cual tendrá una vigencia de dos años. Con ello se obliga a estar no solamente actualizados, sino que los conocimientos del notario deben ser probados ante el órgano certificador.

El estudio siempre será prioritario en cualquier profesión, máxime cuando lo que se ejerce es la fe pública delegada por el Estado.

La certificación deberá ser eso, más preparación, buenas prácticas, eficiencia y eficacia en el desempeño notarial.

El ente certificador deberá ser firme pero sin convertirse en brazo ejecutor, eso dañaría enormemente al noble propósito de la reforma.

La nueva representación de los notarios tendrá a su cargo la delicada labor de diseñar con el ejecutivo el programa de certificación que se empezaráa aplicar un año y medio a más tardar, contados a partir del inicio de vigencia de la reforma; por ello a los que se elijan por el voto de los notarios deberán ser debidamente seleccionados.

Con la nueva ley se quita la facultad plena al ejecutivo para designar notarios. Ya no podrá el gobernador en turno  nombrar por voluntad propia nuevos fedatarios.

Con la reforma el nombramiento de notarios será en base a la necesidad social. Precedida de un examen teórico y práctico, que será calificado por un jurado.

A muchos podrá parecerles que el jurado se integra con gran influencia del ejecutivo, pero el avance hasta ahora es innegable.

Hay mucho por hacer en el notariado, mas con la nueva ley; por ello la mesa directiva deberá estar a la altura de las circunstancias.

Hay tiempo para los consensos al interior del colegio, bien valen la pena los esfuerzos para que se tenga una verdadera unidad del gremio.

No se trata de autoproponerse, se trata de hacer verdadero trabajo de consenso.

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario