IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 30 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

“Puentes” y descansos para el 2016

10 de febrero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La Ley Federal del trabajo  es reglamentaria del artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y establece las relaciones entre los trabajadores y sus patrones, de ahí se desprenden leyes reglamentarias que viene a complementar  lo dispuesto en forma general por esta disposición federal. Todo lo dispuesto en las leyes secundarias debe ajustarse mínimamente a las prerrogativas que se establecen tanto en la constitución como en la ley federal, nada se puede contraponer a lo que disponen.

De los ordenamientos señalados se desprenden todas las normas que regulan las relaciones de los trabajadores, ya sean  empleados de la iniciativa privada o empleados de los diferentes órdenes de gobierno,

Los ordenamientos laborales han sido elaborados con sentido social y para proteger a los trabajadores, las conquistas y prerrogativas que en ellos se contienen vienen de luchas que a los trabajadores les ha costado su propia sangre y por ende se consideran de los derechos más importantes que contiene nuestro sistema jurídico mexicano.

Es correcto y estoy de acuerdo en la defensa férrea de las conquistas laborales, sin embargo, es conveniente reflexionar sobre los denominados puentes y días inhábiles establecidos por la propia ley y la forma en que actualmente se llevan a la práctica.

Por supuesto que estoy de acuerdo en el descanso bien merecido de todos los trabajadores, que ahora se considera no solamente como una conquista de primer orden sino que se ha demostrado que es necesario para una buena salud de los seres humanos.

Debemos por empezar señalando que los días de descanso obligatorio que prevé la legislación es el día primero de enero, el primero de febrero conmemorativo de la promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos cuya celebración debería ser el 5 de febrero; el 21 de marzo natalicio de Don Benito Juárez García, el primero de mayo día del trabajo, el 16 de septiembre conmemorativo de la Independencia nacional, 21 de noviembre conmemorativo de la Revolución Mexicana y el  25 de diciembre día de la navidad.

A los días señalados como de asueto se agregan algunos otros que señalan ordenamientos secundarios o bien constituyen acuerdo entre los trabajadores y sus patrones.

En el caso de los trabajadores del gobierno en sus diferentes niveles se aplican los días anteriores como de descanso obligatorio, inclusive la Suprema Corte de Justicia de la Nación labora solo con guardias para casos urgentes y así lo hacen dependencias de salud y de protección civil, de seguridad pública y de procuración de justicia. Para esos trabajadores el gobierno y los sindicatos han logrado acuerdos para compensar la prestación de los servicios en estos días feriados, lo que evidentemente es justo.

Sin embargo es necesario abrir el debate para discutir sobre la forma en que se otorgan estos días de descanso y la manera en que afectan a la ciudadanía, voy a los ejemplos.

El pasado primero de febrero fue lunes de descanso obligatoria y el día martes 2 de febrero fue de elección sindical en el ejecutivo por lo que se cerraron muchas de las oficinas de gobierno.

El  10 de febrero es día del empleado estatal y tampoco se trabajara.

El 15 de febrero y 16 con motivo de la visita de Francisco Bergoglio se dice que se declara como diasde asueto por las complicaciones derivadas de la presencia del pontífice en la capital.

En pocos días se celebrara la semana santa y atendiendo experiencias de otros años seguramente no se laborara la mayor parte de días de la semana mayor.

Muchos días de descanso para un estado que requiere de ingresos  a través de sus cajas de tesorería repartidas por toda la entidad.

El servicio público es y deberá estar por encima de muchos acuerdos sindicales porque la atención a la colectividad es primero y muchos ciudadanos requieren de los servidos que presta el gobierno-

Entiendo y estoy de acuerdo con las conquistas laborales, pero creo que es tiempo que el gobierno y los trabajadores encuentren una fórmula para evitar tantos días der descanso.

Entiendo que no es una cosa sencilla, pero la voluntad y la sensibilidad de ambas partes pueden sentar un precedente que sirva para las demás entidades, demostrando que se puede cumplir cabalmente con las conquistas laborales pero sin afectar a los ciudadanos y los contribuyentes que requieren de los servicios.

Las circunstancias de Michoacán nos convocan a todos a tener altura de miras, ojala en un futuro podamos ver que se toman cartas en el asunto.

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario