IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Estado de derecho y constitución

13 de mayo, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Seguramente que quien esto lea, habrá oído mencionar la expresión “Estado de derecho”, sin saber a ciencia cierta que es o en que consiste. Y no es de extrañar pues en México no tenemos una cultura de la legalidad. Los políticos sobre todo, usan este concepto o expresión frecuentemente y los funcionarios mucho más, dando por sentado que en nuestro país existe el Estado de Derecho. Pero ¿qué es o que significa en realidad?

Veamos. Su significado, más allá de su composición de dos palabras, Estado, entendido como en país constituido formalmente, y Derecho, entendido como un cuerpo de leyes que lo rige, es importante establecer que es en realidad y en que condiciones se puede decir validamente, que en verdad en un Estado existe el Estado de Derecho.

La idea moderna del concepto Estado de Derecho surge a finales del siglo XVIII y principios del XIX, ante la necesidad de dejar el absolutismo monárquico, por regímenes democráticos para proteger la libertad y obligar a que el ejercicio del poder político se supedite al orden jurídico,a través de Constituciones escritas. Esta concepción estuvo basada en el respeto y protección de la dignidad de las personas.

La doctrina demoliberal del Estado de derecho se manifestó en la necesidad de supeditar el ejercicio del poder político a un marco legal, que fuera el que definiera la estructura y las atribuciones de los órganos del Estado. Esta idea la vemos con muchos años de distancia en lo que sostenía la cultura griega, que se preguntaba: ¿Es mejor el gobierno de las leyes o el gobierno de los hombres? Platón señalaba que veía la destrucción del Estado …”donde la ley es súbdita y no tiene autoridad”.

Hans Kelsen, quizá el principal jurista del siglo XX, sostenía la identidad entre Estado y Derecho, de suerte que el Estado y el orden normativo son ”indispensables y consustanciales.

La característica fundamental del Estado, se dice en el Diccionario de política, de Rodrigo Borja, es la total sumisión del Estado a las normas jurídicas. Solo así los derechos de las personas están garantizados y la sociedad puede marchar confiada y libre bajo el imperio de la ley, y no de la arbitrariedad. A esta certidumbre sobre los alcances y efectividad de la ley se le llama seguridad jurídica, por lo que este valor es deber primordial del Estado. Sin seguridad jurídica no florecen la libertad, la democracia y la justicia; sin seguridad no es posible el desarrollo de los pueblos. De ahí que la seguridad jurídica es el primer deber del Estado.

Para poder decir que en un país determinado existe o se da el Estado de Derecho, se han considerado los elementos que deben reunirse:

1.- Una Constitución escrita como ley fundamental del orden jurídico, que garantice determinados derechos básicos para los individuos. Las garantías individuales se refieren a la libertad, seguridad jurídica y justicia.

2.- Integración democrática de los órganos superiores del Estado, mediante el voto universal, directo y secreto de los ciudadanos. Esta norma es válida también para los poderes ejecutivo y legislativo y, de manera indirecta, para el Poder Judicial.

3.- El principio de legalidad respecto de todos los actos de autoridad; lo que significa que la actuación del poder constituido debe estar ajustada al Derecho.

4.- La separación o distribución de las principales funciones del Estado, en órganos diversos, en los ámbitos legislativo, administrativo y jurisdiccional.

5.- La existencia de tribunales independientes respecto de cualquier otro poder legal o fáctico.

El Estado de Derecho, definido de la manera más simple, es el del Estado sometido al derecho, esto es, el Estado sometido a la acción omnicomprensiva de la ley, de acuerdo a lo que proclamaron hace 200 años los constitucionalistas norteamericanos, cuando hablaron del “govermentoflawandnotofmen”, o lo que establecieron los revolucionarios franceses nutridos por las ideas del enciclopedismo, al decir:”iln’y a point en France d’autoritesupérieur a celle de la loi”.

El Estado de derecho nació en oposición al Estado absolutista que no reconocía fronteras para la voluntad del soberano. El constitucionalismo francés se habría de difundir por todo el orbe, después de aquella gesta histórica.

La Revolución francesa legó al mundo muchas instituciones, pero es justo reconocer que la inspiración del Estado de derecho provino de Inglaterra, si bien su elaboración ideológica fue francesa y su ejecución norteamericana, ya que los Estados Unidos de América plasmaron las doctrinas filosóficas europeas y crearon el Estado de derecho en la Constitución de 1787, que fue el primer documento constitucional escrito de la historia moderna. De esta manera podemos ver como el concepto del Estado de derecho se fue afinando con el paso del tiempo, con importantes contribuciones, entre ellas, la del genio filosófico y jurista alemán, Emmanuel Kant, así como deFitche. Hoy, el Estado de derecho es aspiración de todo Estado democrático.

Se escucha frecuentemente, o se puede ver en algunos documentos, expresiones como “nadie está por encima de la ley”,  “supremacía de la ley”, “el imperio de la ley”, y tienen razón, por que las características fundamentales de este tipo de Estado es su absoluta sumisión a las normas jurídicas. Esto es, la total racionalización de su quehacer político con arreglo al esquema lógico-jurídico que regula imperativa y minuciosamente  la actividad del Estado, las competencias de sus órganos gubernativos y los derechos de las personas, de modo tal que la autoridad no puede requerir ni prohibir a los ciudadanos, nada que no esté establecido en un precepto legal previamente establecido.  Esto responde a la teoría que se la llama “autolimitación del Estado”.

Por desgracia, esto no quiere decir que todos aquellos que utilizan estas expresiones practiquen lo que pregonan, ni que los gobiernos se sujeten a este mandato del Estado de derecho al que están obligados.

Creo que sin agotar el tema, pues no se podría hacerlo con la limitación a la que nos sujeta el espacio periodístico y por que, además, el propósito es el de explicar de manera breve y sencilla, este tema fundamental que de no cumplirse en un Estado, imposibilita que se dé otro principio de la fundamental, que es la justicia.

Al amable lector le invito a que juzgue, con los datos que proporciono, si en nuestro país existe el Estado de derecho. Se trata de un ejercicio importante.

Comparte la nota

Publica un comentario