IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Dos reflexiones

21 de junio, 2016

Christian Fuentes/La Voz de Michoacán

Etelberto Cruz Loeza
El pueblo es demasiado grosero para comprender. Por eso hace falta que deje de respetar  la autoridad que lo aprisiona. Sentían el rencor más feroz contra los que se habían adueñado de la república de las letras y no les  cedían ni una migaja de gloria. Fue la desesperación de los amargados pobres diablos la que, al estallar en las capas sociales más bajas, acabó inflamando al pueblo.

Francisco Rico, en Hombres buenos, de Raúl Pérez-Reverte

 

Tres hechos llaman mi atención:

  1. Sobre los resultados de la elección del pasado 5 del presente.

Soy un convencido de que el humor social determinó el nuevo mosaico de gobierno en la República; que impulsó al pueblo a mostrar la fuerza de su voto y dar un mensaje muy diferente sobre la designación, porque no fue  elección,  de los candidatos a ser depositarios del poder que radica en el pueblo.

Soy un convencido que, a pesar de que el PAN  gobernará poco más de 35 millones de personas – un incremento de cerca del 80% de lo que actualmente gobierna-tiene -, recibió el voto de beneficio del elector, no porque fuera la mejor oferta o tuviera la mejor plataforma o hiciera la mejor propuesta de gobierno. No. Fue porque era el menos malo de los tres principales partidos. Se eligió el que menos daño haría. El elector seleccionó entre o  asesinos=delincuentes o corruptos o los malos administradores (hace unos 20 años circularon fotos de pintas en Guadalajara y otras poblaciones de Jalisco donde era gobierno el PAN,cuyo coincidente texto era: “Que regresen los corruptos y se lleven a los pendejos”. Ahora cambiaron el planteamiento del problema). Adicionalmente la alianza PAN-PRD, en las 13 elecciones estatales de ese domingo, obtuvo 109 posiciones de poder: 33 diputados locales y 76 municipios.

Estoy convencido que los fríos números indican que el partido revolucionario institucional en los años 2015 y este 2016, ha perdido 203 cargos electorales locales, así como cuatrogubernaturas;  a pesar de que recuperó Oaxaca y Sinaloa, el PRI dejará de gobernar en casi 12 millones de ciudadanos. A pesar de lo anterior, es el partido político nacional con mayor cohesión, peso, poder y   fuerza políticos. Sigue siendo el partido con mayor fuerza regional y hasta nacional – aunque, de acuerdo con los números generados el 5 de junio, en algunas zonas ya no pinta como en el Distrito Federal -, pues en todos los estados en donde hubo elecciones fue el competidor más fuerte, contra el PAN, contra el PRD y contra MoReNa. Ningún partido tiene la fuerza homogénea en todos los estados, como la tiene el PRI.

Soy un convencido del menudo problema que tendrá-tiene el presidente de la República – ¿A quién proponer? – a su partido y a la sociedad nacional -, como candidato a la presidencia de la República  que asegure tanto el triunfo, como el poder? Como está el horno social deberá ser un candidato que garantice ganar y convencer,  NO con la minoría más grande – 35%-39%-43%, sino con la mayoría natural – algo muy difícil -, lo que le permitirá conservar el Poder-gobierno=partido. En este momento el electorado nacional está ligeramente terciado y para entonces, tal vez esté cuarteado.

Soy un convencido, que en su caso, como minoría más grande sucederá-repetirá su esquema: Pactaría para ceder y para gobernar, con lo que perdería Poder&gobierno, aunque conservaría al partido, débil, pero sería suyo y otra vez las rondas de negociaciones para pactar con las otras minorías grandes  para gobernar y avanzar y tener, y ser, una presidencia acotada, acaso “más democrática”, pero más débil y vulnerable.

Soy un convencido de que  tiene poco tiempo para encontrarlo, prepararlo y mostrarlo a la sociedad, llenarlo de polvo popular y vestirlo en las redes sociales. Ya casi no tiene tiempo, esa dimensión-elemento-magnitud-sustantivo finitos. Tiene escasamente un año y meses. Las personas cercanas a su círculo de elegibles – ni del grupo Salinas, ni del grupo Atlacomulco, ni del Veracruzano, ni…Ni Manlio – que está viviendo horas extras como presiente del CEN del PRI – garantizan, de acuerdo a las circunstancias de este momento, el triunfo, conservar el Poder, el gobierno y la gobernabilidad irrecusable, inobjetablemente.

Soy un convencido de que el partido de la revolución democrática,  que hace 27 años era casi la segunda fuerza política nacional, ahora es la ¡quinta fuerza política nacional! Es muy posible que en algunos estados en donde no llegó al 3%  de sufragios, ¡pierda su registro!

Soy un convencido que Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador, Amalia García, Rosario Ibarra, Rosario Robles, Roberto Robles, Arnaldo Córdova, Enrique Gonzáles Pedrero, Tayde Aburto, Moisés Paque, Alfonso Solórzano Fraga y otros más que refundieron el Frente Democrático Nacional con el PSUM de Heberto Castillo, en algunos momentos de soledad y/o  tranquilidad se preguntan  ¿Qué han hecho con elpartido y esa fuerza, en esos 27 años para que el PRD esté en tal estado de postración? ¿Qué hicieron mal? ¿En dónde lo perdieron? ¿Dónde quedó la autodeclarada Izquierda? ¿Qué pasó?

Soy un convencido de que para el PRD, el máximo enemigo no es el PRI, ni siquiera el PAN – con quien, contrastantemente, tuvo alianzas que le dieron oxígeno puro para su estado de terapia intensiva que presenta -: Su enemigo es MoReNa. Ellos tienen dividida a  la llamada Izquierda y, entre otras cosas, por cuestiones de egoísmos personales, anacrónicos caudillismos, no dialogan y negocian la unión y acuerdan la distribución de las posiciones. En realidad sus dirigencias no son políticas, son oportunistas. Si el PRD va solo a cualquier  elección, perderá – el elector, la sociedad nacional no olvida ni la ciudad de México, ni Guerrero -. Ahí están los ejemplos, Aguascalientes, Chihuahua, Hidalgo, Puebla, Sinaloa, Tamaulipas y Tlaxcala: Los votos de MoReNa lo superaron por cerca de 80 mil sufragios, en promedio.

2°. Sobre los candidatos independientes.

Soy un convencido de que la figura, la función y resultados de los candidatos independientes PARA EL PODER LEGISLATIVO – Federal y local -, no para el Ejecutivo – Presidente de la República, gobernadores y presidentes municipales –  son la llave que abrirá en nuestra democracia y prácticas electorales el sistema de partidos y de acceso al poder, cuyo monopolio en este momento es de los partidos políticos nacionales y regionales.

Lo justifico: un presidente municipal, un gobernador y un presidente de la República requieren de un partido político que lo arrope, que lo blinde, que lo proteja y le sirva de ariete en sus gestiones, propuestas, iniciativas, proyectos, planes,  programas y pactos, tratados y acuerdos  de gobierno y que le sirve de negociante y gestor, y hasta de fuerza disuasiva. Ahí están los ejemplos del Bronco, en Nuevo León,  y de Alfonso Martínez Alcázar, en Morelia: Perdieron, o están por perder, el capital político – credibilidad y confianza del electorado – y se ahogaron en pura saliva. Posiblemente se confirmará el triunfo de 10 candidatos independientes: 9 alcaldías – una de ellas ciudad Juárez – y un diputado. José Luis Barraza, candidato independiente a gobernador en Chihuahua, Barraza recibió el 18.21% de la votación.

Es deseable que para el año próximo y en el 2018, haya candidatos independientes  registrados, por lo menos uno para cada distrito,  local y federal, y para cada estado, para el Senado de la República. Si hay más de uno, en cada distrito-estado- atomizará-dispersará el voto. Se debe aprovechar este momento de cansancio, hartazgo y coraje de la sociedad nacional  contra los malos gobiernos  para general el cambio en el sistema electoral y en las leyes y realizar el cambio que la sociedad demanda, exige, así como la deseada transición.

Comparte la nota

Publica un comentario