IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Reforma educativa, ¿con qué se come?

25 de agosto, 2015

admin/La Voz de Michoacán

“Como nación empleamos un metro erróneo para medir los costos de la educación. Comparamos los costos por alumno sobre la base del insumo. Lo que habitualmente se indaga es cuántos niños asisten a la escuela durante cuánto tiempo. La pregunta correcta es ¿cuánto cuesta el dominio o la maestría? Hay dos respuestas. Primero, cueste lo que cueste, suele ser más barato que la alternativa, que es la ignorancia”, Reinventando la educación. Louis V. Gerstner Jr.

En mis anteriores entregas se trató de los errores o defectos o “lo incompleto, lo malo” de nuestro sistema educativo. Es muy cierto que no todo es malo; también es cierto que deben haber, ser y estar muchos trabajadores del sistema educativos, de todos los subsistemas, áreas y sectores y niveles-categorías escalafonarios (que esta reforma borró-desechó tajantemente) – maestros, asistentes técnicos pedagógicos, subdirectores, directores, jefes de sector, supervisores jefes de enseñanza, maestros por asignatura, de tiempo parcial, medio tiempo y/o completo, que son responsables, buenos y hasta excelentes y los ejemplos podrían sobrar, pero que todos le hemos concedido más importancia a lo oscuro, a lo negativo, a los reprobados, a los niveles bajos de aprovechamiento, etc.

Cada escuela debe tener metas detalladas y planificadas, vinculadas a los planes y programas de educación y a las necesidades de la sociedad, Como mínimo las metas deben incluir aptitud para escribir y leer con claridad, hablar persuasivamente el español mexicano y una lengua extranjera, competencia matemática, incluyendo álgebra y estadística; comprensión y aplicación de los principios básicos de las ciencias biológicas, físico-químicas; conocimientos de geografía e historia y capacidad para reunir datos, resolver problemas y redactar informes. Sin esos conocimientos, el alumno de hoy, será un fracaso mañana. Y, sin faltar, medirse con las escuelas del mismo nivel-situación análoga, porque estamos en el umbral de la competencia ascendente.

Realmente el problema de nuestra educación no es que las escuelas no sea como antes; el problema es que las escuelas (alumnos, docentes, padres de familia, autoridades del sector) siguen siendo como antes, cuando las circunstacias tecnológicas y sociales cambiaron y están cambiado muy rápido y continuamente y la escuela, hasta el momento, es inmutable y no sabe comunicar, ignora cómo…

El – y los –maestro(s) de este momento, de la nueva escuela y de este siglo debe ser – transformarse y formarse – con nuevas competencias y habilidades que le permitan dirigir la “instrucción mientras sus alumnos aprenden de diversos modos con una variedad de formatos”, que conozcan, dominen y usen las nuevas tecnologías, fundamentalmente de la comunicación electrónica aplicada a la educación, pero como “herramientas, como instrumentos, no como conocimientos”, ser comunicadores del conocimiento, de la ciencia, del aprendizaje y ser participantes-gerentes-líderes del aprendizaje de sus alumnos: tutores, asesores, guías, asistentes y, demás, docentes=alumnos que aprendan con sus alumnos y, que, finalmente, sean recompensados=bien pagados y los deficientes, penalizados. A los mejores y a los peores maestros se les paga lo mismo. Pagar a los maestros poco adecuados, o lo que es peor, a los inadecuados, lo mismo que a los mejores y más brillantes, es algo que invita al cinismo.

Todos hemos contribuido a que las cualidades “oscuras, sensibles, negativas” de nuestro sistema educativo sean más difundidas. Iniciando 1°.- Los maestros – sean el nuevo o viejo nombre que se le ponga -, pasando por las asistentes administrativas y técnico-docentes, los subdirectores, directores, asistentes técnico pedagógicos, supervisores=inspectores, jefes de sector y mandos medios y superiores: (Si impreparación o incompetencia la sustituyeran con responsabilidad – en la mayoría de los casos -, otra cosa sería. Es cierto que en las estructuras del sistema educativo están docentes con/en funciones administrativas o técnico administrativas o por decisiones o de política gremial o de favoritismo ocupan plazas-espacios que deberían ser desempeñadas por personal técnico especializado). 2°.-Siguiendo con los directores y supervisores (que en la inmensa mayoría de casos son por perfiles políticos o por ajuste laboral): deben ser seleccionados por su proyecto de trabajo y su liderazgo y no por otros indicadores: Que esto sea la norma y no la excepción.-3°.-°.-Continuando con padres de familia que solamente exigen que les atiendan- cuiden a sus hijos y ya, cuando su responsabilidad es casi igualitaria que la del docente.

Los padres de familia son una parte muy importante en el funcionamiento de la llamada escuela nueva – la de este siglo -: Establecer los planes, programas y metas y los pasos para llegar a ella y, sin egoísmo, trabajar en beneficio de la escuela y de sus hijos. (Por cierto en todas las escuelas los maestros deberían enseñar a los padre a ser maestros de/con sus hijos).

Dedicarle una semana o más o menos, para instruir, enseñar, asesorar, tutorar, a los padres para el trabajo escolar casero). 4°.-Los medios de comunicación que únicamente enfocan el escándalo y no a las circunstancias y/o positivo y a las autoridades y líderes políticos que tratan únicamente lo que significa imagen y no molestia al supuesto equilibrio y normalidad social. 5°.-Autoridades que nombran como jefes-responsables de áreas, a personas sin conocimiento, sin experiencia, sin liderazgo, ni siquiera moral.

Están dos objetivos a los que debemos llegar ya y éste es el momento: 1°. A la Profesionalización en la educación. Están en funciones demasiados docentes, sobran, y muchísimos espacios laborales y se evidencia la carencia de técnicos profesionales, como psicólogos generales y especializados, trabajadores sociales, pedagogos, comunicadores educativos, contadores públicos, licenciados en administración, abogados que litiguen en cada zona escolar, por lo menos, enfermeras, doctores, terapeutas en diferentes disciplinas de aplicación en la docencia, técnicos en computación diseño gráfico, licenciados en computación y administración de redes…concretando: los docentes, que enseñen su área de conocimiento; que los directivos dirijan y gestionen; que los administradores, administren; que los profesionales, como médicos, terapeutas, psicólogos, contadores, bibliotecólogos, abogados, artistas, músicos, pintores, técnicos diversos que trabajen en sus talleres, laboratorios y diversos anexos, etc.

Cumplan su función específica. 2°.-A la municipalización de los servicios educativos. La descentralización de la SEP, debe llegar hasta este lugar: el municipio. Debemos llegar a eso y es buen tiempo para iniciar el camino. No debemos quedarnos en la entrada de la autopista.

Comparte la nota

Publica un comentario