IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 28 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Reforma Transexenal

14 de julio, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Con los últimos hechos jurídicos (los resolutivos de la Suprema Corte sobre las solicitudes de amparo interpuestas por militantes de la CNTE – y políticos-: la comparecencia del secretario de educación Pública Emilio Chuayffet ante la segunda comisión del Senado – de Educación – de la Comisión Permanente del H. Congreso de la Unión – y la presencia, pasado mañana, de cuatro gobernadores en el Senado, a invitación suya), me queda muy claro que la reforma educativa va, y ya definió rumbo.

Dentro de las cosas que me quedan claro están:

A.- El vigente formato, sistema escalafonario docente, como lo expresó el mismo secretario Chuayffet, murió y muy presumiblemente, será a partir de este agosto que se muestre y explique el nuevo mecanismo para las promociones y re categorizaciones del personal docente y técnico administrativo, así como a las designaciones de nuevo ingreso e incrementos de horas nombramiento, que dicen, pondrá mayor énfasis en el desempeño docente.

B.-Los acuerdos nacionales para la modernización de la educación y sus correlativos para la federalización de la educación básica y normal entran a etapa de evaluación y que considerarán la facultad de la Federación para intervenir en los estados que no acepten la reforma educativa. Está por precisar, por la Suprema Corte la cuestión del “patrón sustituto”. No desean patinar como con la Compañía Mexicana de Luz y Fuerza del Centro.

C.-Llama mi atención varios de los criterios de la Suprema Corte: Privilegia el interés superior de los menores y el derecho a una educación de calidad, por encima del derecho laboral de los profesores; otro, “Los maestros que se nieguen a someterse al sistema de evaluación deberán ser cesados de manera inmediata”; uno más: “Permitir el cese de los docentes que tienen nombramientos provisionales y que no aprueben las tres evaluaciones a que tiene derecho para su ingreso, promoción y permanencia en el cargo”.

D.-Se viene una avalancha de transformaciones en nuestro sistema educativo nacional que cubrirá todos sus niveles e instituciones desconcentradas y descentralizadas, del sistema, para el cual el trabajador de la SEP, no está preparado.

E.- Los señores de la CNTE están por cruzar la luz de luna que los enfrentará al Estado, no al gobierno.

F. El modelo-formato de contratación de personal cambiará completamente.

De Derecho está resuelta la oposición a la Reforma Educativa; ahora falta hacer camino al andar…ahora, como dicen que dijo, Jack, el Destripador, “vayamos por partes”.

Hasta el momento, lo presentado por el Estado en materia de Reforma Educativa está cojo, incompleto; es aceptable que siendo el patrón, busque a los mejores prospectos, o a los idóneos, dicen, para incorporarlos como trabajadores en todos los niveles de su sistema educativo y cómo y cuánto pagarles, pero para esas cuestiones no era necesaria tanto aparato, tanto teatro; únicamente con ejercer la autoridad o entregar la autoridad a la representación sindical y ¡listo!, como se ha hecho en varios estados, y se hizo con la SEP.

Lo que se desea es realmente transformar el sistema educativo y para eso necesita un sindicato colaborador, no opositor, por lo que paralelamente, debe resolver el problema político de la representación gremial. Llevará años desarmarla, pero un acto de “carácter” lo pintará y marcará el rumbo. Por otro lado, las evaluaciones – las realizadas y las futuras, servirán para tener una tomografía del estado del sistema educativo muy bien focalizado para tener diagnóstico, pronóstico y elementos para su tratamiento, pero, como Estado ¿se la pasará haciendo evaluaciones y diagnósticos? Y la llamada “calidad” de la educación”, que depende en mucho del docente y del directivo, ¿qué pasará con ella?

El llamado Sistema Profesional Docente, implica, en correspondencia con los periodos de evaluación nacionales, programas nacionales permanentes de cursos de actualización, capacitación, formación y superación docente para todos los niveles y en todas las materias o troncos comunes y resucitar instituciones o crear nuevas para ofrecerlos y formar los profesionistas necesarios; conlleva la definición de la nueva estructura administrativa de asignaciones, promociones, cambios y designaciones del personal de los mandos escolares de todos los niveles y selección y designación de los responsables de las supervisiones, jefaturas de sector y de asignaturas y evaluación del personal y, como efecto directo, reforma de los programas y planes de estudio de las escuelas normales de educación preescolar, primaria, secundaria y normal o su trasformación congruente en un sistema nacional de formación docente, como se propuso con la Universidad Pedagógica Nacional y, el gran “coco”: ¿Qué hacer con las escuela normales y con su personal docente, en las que existe un superávit y desperdicio de horas-hombre que se arrastra desde reformas a sus planes y programas de estudio de hace más de 30 años?

Es evidente que su formato actual ya no es redituable y obliga a tomar una decisión: o se renueva o se muere; si se renueva, cambiamos para mejorar y evolucionar. Es evidente que sus formatos actuales ya no son redituables y obliga a tomar una decisión: o se renuevan o se quedan como están y morirán por inmovilismo, decrepitud; si se renuevan, cambiaremos todos para mejorar y evolucionar como las sociedades de Japón, Finlandia, Suecia, Estados Unidos y Corea del Sur, cuyos gobiernos reformaron e invirtieron razonadamente, en sus sistemas educativos.

Entiendo que el Estado debe alcanzar su objetivo con el paquete de evaluaciones para la asignación de personal y promoción, pero…nos la vamos a pasar de evaluación en evaluación y con eso no se superará la condición de deterioro y debacle de nuestro sistema educativo. El censo nacional sobre centros educativos – personal e instalaciones – ofreció un dato: más de la mitad, casi el 66% de los centros escolares públicos, de educación básica, están, no en deterioro: en ruinas. Y en donde funcionan servicios públicos, las pocas, son insuficientes.

Las más, funcionan sin agua potable, sin mantenimiento, sin mobiliario, ya no nuevo y sí “adecuado”, sin servicios públicos, sin equipamiento escolar, sin bibliotecas escolares, acaso de grupo, sin presupuesto, sin… ¿Por qué los secretarios y subsecretario no se dan una vueltecita por las escuelas públicas del mismo municipio de Morelia, siquiera para que conozcan parte de la realidad, y razón por la que existe deterioro, debacle de nuestro sistema educativo? No todo es culpa de los docentes; es responsabilidad de los funcionarios y autoridades políticas. Si todos actuarán con honestidad y responsabilidad, lo mínimo, no se clamaría, ni se demandaría “calidad” en nuestro sistema educativo. (Curiosamente las “escuelas con mejores resultados en contenidos de aprendizaje” están en las áreas más rezagadas y pobres del país, y del estado y que no entran en los tan pomposos y fastuosos, programas de calidad, como inútiles e inequitativos, en términos de calidad)

Considero que el Estado cometió un error: debió realizar un enorme programa de información nacional que llegara hasta el rincón más lejano y el docente más humilde y venderle que la reforma educativa no sería en su perjuicio y sí en su beneficio y contar con el respaldo del SNTE. Está visto que la oposición, la CNTE -, le ganó la partida; aun hay tiempo: Ya decidió enfrentarla por la vía legal, antes de que las huestes del SNTE se salgan del corralito “democrático”. El Estado está obligado a informar detalladamente sus proyectos y objetivos a lograr con las evaluaciones, porque corre el riesgo, y muy grande, de que se pierda como el programa Enciclomedia de Fox, y todo quede en buena voluntad.

Comparte la nota

Publica un comentario