IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Traición y pecado

12 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

En política no cuenta la amistad. En política cuenta el instinto, consecuentemente el político no actúa en contra de sus intereses. La política en México no conjuga más que un verbo: ¡Madrugar! Martín Luis Guzmán, en la sombra del caudillo.

El poder tiene 5 cualidades: se usa, se disfruta, se abusa, es finito y se paga por hacerlo. Popular.

¿Qué sería de la humanidad, de la historia, de las religiones, etc.,  si no se hubieran creado y  utilizado la traición, el engaño y la mentira? Muy seguramente todo sería muy diferente. Curiosamente,  reconocido  abogado afirmó que, técnicamente, la traición únicamente se aplica en cuestiones de la patria. Generalmente van las 3 unidas e integran un solo perfil y llamamos traición al acto de deslealtad.

Haga un recuento de algunos hechos: bíblicamente Adán fue engañado por Eva; Jesús de Nazareth, fue traicionado por Judas y Pedro mintió antes de que cantara el gallo. La historia está llena de traiciones, engaños y mentiras: Villa, Zapata, Carranza, Elías Calles, fueron traicionados; Maximiliano fue traicionado por su Guardia (aunque no era necesario, pero se puede justificar para evitar baños innecesarios se sangre)-; Joaquín “La Quina” Hernández, Colosio, Carlos Jonguitud Barrios, Esther Gordillo, etc. Internacionalmente Indira Gandhi,  Anuar El Sadatt lo fueron por elementos de su guardia personal, etc. Se puede ver, actualmente, en España, Bélgica, Chile, Brasil en… en todos los sectores  y actividades de las sociedad – públicos, privada, económico, empresarial, etc.  Y en la familia, en las relaciones de pareja, en contratos, en X,Y y Z, se presenta, se usa y lo sufrimos, pero donde más se ventanea es en la política  y en las cuestiones de poder, mas en las todas partes del mundo – y en todos los tiempos,  fueron, son y serán-, lo más común de la vida.

Martín Luis Guzmán, en su obra La Sombra del Caudillo, tiene a la traición, la lealtad y  el engaño como ejes de su, tan terriblemente realista como magnífica, novela. En el pasado los traicionados o eran asesinados y su línea de herederos al poder eran eliminados o expulsados o entraban a la muerte-ostracismo político. Ahora, ya no hay entierro, sólo destierro o encierro.

Afirmaré algunas cosas, de entrada: A.- No soy abogado y en los siguientes renglones, muy seguramente cometeré en este sector, algunos errores,  por lo que, en su caso, ofrezco una enorme  disculpa. B.- Reconozco la validez de la expresión de Manuel Camacho Solís (+), cuando en funciones de regente del Distrito Federal, que por algo que no viene al caso, y en entrevista concedida a EXCELSIOR, afirmó. Quien la hizo, ¡que la pague!  C. Soy paisano y amigo de Jesús Reyna García, pero sé y entiendo, que no soy parte integrante de su equipo y creo entender lo que le está sucediendo y si es culpable, que se lo prueben y que la pague, pero…

Jesús Reyna García fue detenido el 4 de abril de 2014 – hace 2 años y 8 días -; se le acusa por el  delito de delincuencia organizada en la modalidad de narcotráfico; su causa penal está radicada en el juzgado IV de Distrito en materia de procesos penales del estado de México – penal federal del Altiplano -; su expediente es el 33/2014. Han habido varios intentos por parte de sus abogados para que sea trasladado a Morelia –basados en su estado de salud y en que no se le han comprobado el delito por el cual está acusado-, pero ha habido, no respuesta: un magistrado no ha resuelto porque no, la apelación  presentada al auto de formal prisión. Se dice=se sabe que un testigo declaró en  su contra y como el testigo es protegido, pues ahí sigue y da vuelta

¿Cuál es el gran delito de Jesús? Admito sin contar con elementos-hechos para comprobar: la enorme concentración de poder, de hecho, absoluto en su persona. Se le temía-teme, se le tenía-tiene miedo.

Desde antes del 2000 concentró, ascendentemente, tal cantidad y calidad de poder que todas las coordenadas pasaban por sus longitudes, latitudes y  ecuador: tal vez,  durante su gestión-liderazgo burocrático al frente del PRI estatal, – se quedó con el partido, el poder y hasta con el gobierno – de la fracción de diputados michoacanos, priistas al Congreso de la Unión, al H. Congreso local,  de la candidatura a la gubernatura del estado, de la coordinación de la campaña del candidato priista a la gubernatura del estado  por el periodo 2012-2015 y como secretario de gobierno hizo “algo”, que políticamente fue mal evaluado por varios miembros de la nomenklatura y cúpula del Supremo poder y se tomó la decisión que es conocida. (Es legendaria, y ejemplo de inversión política, la suma de su capital político al capital del precandidato finalmente  seleccionado: se convirtió en el fiel de la balanza, en el Gran Elector. Se sacrificó – sabiendo que no tenía ni una posibilidad  -, declinó e  invirtió su  capital político con el candidato que resultó triunfador y llegó al cénit de su poder).

Jesús Reyna  se confió y no valoró los tiempos, ni sus circunstancias ni la del estado, ni la del universo en él que actuaba,  pero hubo “otros” que sí las, y “lo”, valoraron y lo consideraron un riesgo para el proyecto político de la alternancia-continuidad. Era presumible que, con todos los errores=frivolidades, con Jesús Reyna en actividad política  a favor del PRI, fuera nuevamente el fiel de la balanza y su inversión política definiera al candidato priista a la gubernatura estatal  y ganara y habría continuidad y era muy probable, y posible, que con Jesús Reyna fuera de la actividad política, fuera otro el candidato y otro se llevara el triunfo  de la Grande estatal. Prevaleció este criterio y coincidencia de intereses.

Y la unidad-coincidencia de intereses manifiesta en la cúpula gubernamental le fue divergente, opuesta, contraria y hasta contradictoria y fue traicionado. Fiel  a su percepción de lealtad fue convocado-invitado a reunión de trabajo e inocentemente, con la guardia baja,  fue aprehendido.

Si a lo anterior le sumamos el factor Alfredo Castillo Cervantes y su poder absoluto como Comisionado Federal. (Se cuenta que Jesús Reyna era el único funcionario estatal que, con argumentos, se le oponía y le marcaba sus constantes y fuertes violaciones al encaje legal y a la soberanía estatales – a los 3 poderes republicanos estatales– Y Castillo Cervantes tenía –y tiene-  tal poder que el presidente de la República sí le contestaba sus llamadas y le hacía caso. ¿Por qué? Se ignora, aunque mucho  se especula sobre eso. Así las cosas, el tiempo y las circunstancias actuaron en contra de Jesús Reyna García.

Ahora, la CEDH  – Víctor Serrato – invocó la figura de Amicus Curiae. Primera ocasión que la CEDH, como Tercero, ajeno al juicio,  la utiliza. Y esta figura  es usualmente utilizada en donde los derechos humanos toman mayor relevancia. Y la CEDH la invoca y todo podría cambiar.

Sin ser juez, fiscal o juzgador, circulan más imágenes, conversaciones, grabaciones que lo imputado a Jesús Reyna y los señalados están libres y absueltos.

Por otro lado, valorando la rentabilidad -plusvalía política: en su momento fue lo que fue porque se deseaba la alternancia, y la  hubo; a  casi 4 años después, las cosas=intereses cambiaron, explotó el asunto Reyna y se generó otra alternancia; ahora, cuando ya todo es agua, y toro pasados, y las circunstancias nacionales y locales son otras y es otra la visión y percepción de la macro y micro políticas, Jesús Reyna ya no es riesgo político para nadie y él ya debió haber entendido, y aceptado, que está pagando por ejercer el poder, que su tiempo ya pasó y que, además, posiblemente, atentó contra la sombra-Imagen  del Poder y es lo que, a veces,  no se perdona.

Jesús Reyna ya no debe pagar pecados políticos y ser preso por esa causa.

Comparte la nota

Publica un comentario