IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Verdades-certezas

26 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La educación es un fenómeno clave para mejorar las condiciones de la sociedad, superar la inequidad, mejorar los salarios y abrir las oportunidades de desarrollo de las personas. Aunque los resultados se alcanzan después de 10 o 15 años, es la inversión que tiene los mejores retornos para la sociedad. Joseph Kissick, director regional de la OBG para la América Latina.

En relación con la educación nacional y los proyectos de planes y programas a aplicar por el gobierno de la República, a continuación citaré algunos juicios en relación con la  intención de mejorar los servicios educativos que ofrece el Estado con la incorporación de la deseada calidad.

1º La educación en México siempre ha sido, desde los Sentimientos de la Nación hasta nuestros días, un campo de batalla en el que luchan todos los protagonistas y partidos políticos, buscando sus intereses; en cada texto constitucional, de cada  etapa de nuestra historia, el maestro, la sociedad y la educación=instrucción siempre han estado presentes. Sé que es repetitivo, pero el Maestro es el cimiento, la base  y el apoyo del sistema educativo, sin él, ninguna reforma  educativa, ni cambio en ninguna parte, ni plan, programa dará-producirá resultados.

2º Desgraciadamente, en los últimos 25 años la profesión ha caído ante la sociedad en un inquietante desprestigio. El gobierno de la República – patrón, y guía en el sistema educativo nacional – podrá planear, aplicar, desarrollar planes y acciones de políticas públicas que tengan como objetivo: A.-Mejorar la formación de los docentes, potenciando sus carreras y profesiones. B.-Realizar evaluaciones periódicas y utilizar el mérito académico-formativo para la asignación-promoción, mejoramiento profesional y salarial de sus docentes=servicio profesional docente de carrera. C. Unido con lo anterior, recuperar el valor de la cultura del esfuerzo profesional, lo que generaría el desvanecimiento de la opaca autoridad académica del magisterio, o del docente, en lo individual.PERO TODO SE REDUCE A LA PERSONA – Y PERSONALIDAD – DEL MAESTRO. ES ÉL O ELLA, QUIEN DETERMINA LA  OPERATIVIDAD Y RESULTADO DE TODO.  EL MAESTRO, POR SU RELEVANCIA SOCIAL, ES IMPRESCINDIBLE PARA CONSTRUIR-TENER ESCUELA, EDUCACIÓN, SOCIEDAD Y NACIÓN DE CALIDAD.

3º En esta MERITOCRACIA PROFESIONAL, uno de los  ejes de la reforma educativa en proceso, es fundamental la selección y retención de los mejores maestros para estar en condiciones de vencer el reto  y ofrecer y  construir el desafío de la educación de calidad, que se complementaría con algunas exigencias-características más, entre ellas, aunque duela: A.-Pagar y estimular más al mejor maestro, pues el mejor maestro no puede ni debe ganar lo mismo que el maestro irresponsable, deficiente o no idóneo. B.-Que se distinga y se premie a los buenos maestros, como ya lo existe en algunos niveles-subsistemas, que haya rígidos incentivos al desempeño – existen pero están pervertidos=desviados.

4º Debe evaluarse  a los maestros=licenciados en educación por su trabajo frente a grupo, pero debe tenerse la obligación de que se le comunique si está bien, aceptable/deficiente su trabajo, por lo que la supervisión-inspección debe ser académica y no administrativa, con lo que tendría que cambiar el formato actual  y funciones,  de los supervisores-inspectores y desempeñar el rol-función de supervisor NO por cuestiones sindicales=antigüedad-compromisos-compadrazgos sino por mérito académico, por el examen de evaluación del servicio profesional docente. Por eso urge que el INEE  termine y difunda  el programa nacional de evaluaciones para selección, asignación de claves-funciones directivas y los respetivos cursos nacionales para docentes, directivos y supervisores  calificados como deficientes. Tanto más tarden en diseñarlo, difundirlo y aplicarlo tanto más se estará dando razón a quienes consideran que la actual reforma educativa es únicamente una acción administrativa de corte laboral. Es prioritario que se difunda en todo el país y que a cada docente al servicio del Estado se le entregue, anual o semestralmente, un ejemplar.Y el docente sepa que puede realizar atractiva carrera profesional dentro del campo de la docencia.

5º El patrón-Estado y cada uno de los docentes del sistema educativo nacional – en todos sus niveles – ,  ESTÁN-ESTAMOS OBLIGADOS A   PRESTIGIAR LA PROFESIÓN DE MAESTRO-DEL DOCENTE. En caso negativo, no habrá educación de calidad, ni maestros, ni deficientes, ni regulares, ni buenos, ni excelentes ni destacados

6º Coincido totalmente con el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, quien, en la ceremonia  de entrega de las cátedras Marcos Moshinsky, afirmó: Si México quiere competir realmente a escala internacional, debe impulsar cada vez más la investigación científica, el desarrollo de nuevos conocimientos y fortalecer la carrera académica. En los últimos años se ha  incrementado el número de investigadores, sin embargo, aun estamos lejos del promedio deseado: En el 2012 había 420 científicos por cada millón de habitantes, mientras que en Brasil esa relación es casi el doble; en Argentina, el triple; siete veces más en España y en Estados Unidos se multiplica por 12…el crecimiento, progreso y modernización de la nación está en relación directa con su capacidad de crear y aprovechar la ciencia en beneficio de la sociedad.

7º Es el agregado: al alumno mexicano – en aulas de educación Básica, Media Superior y Superior- debe gustarle la lectura y, como complemento, la ciencia. Es usual que en los niveles de licenciatura de los tres grandes troncos académico-profesionales – Normales, Universidades y Tecnológicos – los alumnos no saben leer, ni escribir, ni redactar; situación desafiante que se agudiza con un perfil semejante de sus maestros y con la casi total separación-gusto de-por la inclinación a la lectura, las matemáticas y las ciencias.

8.- Si como nación, y sociedad,  estamos atrasados en estas áreas del conocimiento es porque existe una causa sumamente simple: Los maestros de educación Básica no tienen inclinación por la lectura; no saben leer, ni escribir, ni redactar; no les gustan ni las matemáticas, ni las ciencias y los números no les entran ni con los Cañones de Navarone. A  los docentes de educación Media Superior y Superior NO les agrada-gusta-simpatiza leer y sus alumnos no los ven durante un año escolar por lo menos con algún libro de narrativa, teatro o poesía. Ni periódicos. Nada.

9º Soy audaz al afirmar que, aproximadamente, el 90% de los que estudian para docentes, entre otras causales están-fueron porque el plan de estudios no incluyen matemáticas, ni  ciencias. Si al maestro de educación Básica – preescolar, primaria y secundaria – no le gustan ni la lectura, ni la matemática ni las ciencias, JAMÁS ENSEÑARA LO QUE NO LE AGRADA. Primero porque no lo entiende; segundo, porque no lo sabe y tercero, porque no lo entiende. Nada más por esas tres cosas.

10º La presidencia de la República, por medio de la secretaría de educación pública, informó  hace unos seis meses, que ofrecería a los alumnos del sistema educativo nacional – Básica y Media Superior – programas especiales para fortalecer la enseñanza-aprendizaje de la lectura, las matemáticas, las ciencias, el  inglés e informática. Hasta el momento no se ha dado ninguna otra señal más de alarma-anuncio.

11º La base, el eje, la piedra angular de todo este decálogo de deficiencias-perfiles  es el maestro, el docente. Si el maestro no responde a esta actual  exigencia-demanda nacional, todo fracasará, tal como lo afirmo en el numeral 3. Así de simple.

  • Con otras palabras, así lo establece nuestro texto constitucional en su Artículo

3º, específicamente fijar el criterio democrático de la educación nacional.

Comparte la nota

Publica un comentario