IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 3 de diciembre de 2016
Morelia
Compra
Venta
USD

20.05

20.80

Educación: Rumbo al Cierre del 2016

25 de noviembre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Mexicanos Primero Michoacán, A.C.

Horacio Erik Avilés Martínez

Los recientes posicionamientos mediáticos de múltiples funcionarios del ámbito educativo en torno a la estabilidad económica de las dependencias a su cargo infieren la posibilidad de que sobrevenga un gélido invierno en las finanzas de este sector, ya que se exhibe ante la opinión pública la parte superficial de una problemática que merece análisis y toma de decisiones  de fondo.

Por ejemplo, funcionarios del CONALEP estatal reportaron a medios de comunicación que requieren 82 millones de pesos para concluir el ejercicio 2016. Asimismo, el CECYTEM, un subsistema que recibe presupuesto federal, ahora inusitadamente se declara víctima de un déficit de 100 millones de pesos para poder cerrar el año pagando en tiempo y forma salarios, aguinaldos y las prestaciones de ley a su plantilla de personal. También el ICATMI padeció un paro de brazos caídos debido a la falta del debido pago de salarios a los trabajadores. Por supuesto, la Secretaría de Educación en el Estado tiene el mayor reto en cuanto a nivelación financiera institucional, ya que son miles de millones de pesos los que se requieren para cumplir los compromisos coyunturales en cuanto a pagos atrasados de salarios, bonos y prestaciones, así como jubilaciones, laudos y poder cumplimentar los mandatos constitucionales en torno a cumplir el derecho a la educación de todos los michoacanos.

Ante el inminente recorte financiero que impactará desde el orden federal a la educación estatal, se debe de actuar inteligentemente y en múltiples ejes. Uno de ellos implica lograr regularizar a la mayor cantidad posible de plazas estatales de acuerdo con los parámetros federales, para que sean reconocidas por ese orden de gobierno y a su vez pagados, para evitar que las finanzas estatales colapsen aún más debido al déficit que le insufla el sistema educativo.

Por otra parte, es impostergable la  implementación de acciones de austeridad, de combate a la corrupción y una reingeniería que implique que los procesos sustantivos de la SEE estén salvaguardados en cuanto a efectividad, pero a la par, sujetos a un presupuesto estrictamente indispensable y sujeto de una rigurosa fiscalización, especialmente en el rubro de los recursos humanos, para evitar esa obesidad mórbida que se ha desarrollado en la burocracia educativa, especialmente la referida a las oficinas centrales.

No debe pasar desapercibido que esta semana se conmemoró el 106 aniversario del inicio de la Revolución Mexicana, uno de cuyos legados más trascendentes, el Artículo Tercero Constitucional, resulta aún asignatura pendiente para miles de michoacanos. Baste especificar que en Michoacán, de acuerdo al Censo de Población y Vivienda 2010, aplicado por INEGI, a esa fecha había comunidades que mantenían indicadores de analfabetismo similares a los de 1920. Lograr librar exitosamente el inminente invierno financiero permitirá entregarse de lleno a mejorar la educación estatal en todos sus indicadores. Es decir, para lograr que el derecho a la educación sea vigente, viviente y efectivo para todos los michoacanos se requiere elevar la efectividad gubernamental y especialmente lograr saneamiento en las finanzas de todo el sistema educativo.

En ese tenor, importante asimismo resultó la visita de la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, Consejera Presidenta del INEE a Morelia, en donde brindó una conferencia titulada “El Estado de la Educación Obligatoria en México”, en la cual, sin referirse directamente a nuestra entidad federativa, realizó varios pronunciamientos que tienen que ver con la situación educativa estatal. Por ejemplo, al presentar el nivel de escolaridad vigente en la nación, exhibió que Michoacán presenta 13 años de rezago en cuanto a la escolaridad promedio respecto a la media nacional, al estar actualmente en 9.2 años y nuestra entidad solamente 7.7, con lo que mantenemos un nivel equivalente al que se promediaba en el México del 2003.

 Aunado a lo anterior, ante los comentarios de funcionarios estatales, quienes pidieron la palabra para exponer que en su muy particular punto de vista, no existen las condiciones suficientes para implementar la normatividad en materia educativa en sus respectivos ámbitos de responsabilidad, la Mtra. Schmelkes mencionó que en la legislación vigente no se vislumbraba un escenario de excepcionalidad para la aplicación de la ley.

El llamado al orden de parte de ella para todos los funcionarios presentes en la  conferencia que impartió, sin lugar a dudas contiene un mensaje respecto a que la ley no se debe de torcer al arbitrio de nadie, menos aún para dar gusto a caprichos de redes de poder.  Este mensaje es perfectamente extrapolable al ámbito financiero de la educación estatal, en donde los funcionarios deberán ser escrupulosamente cuidadosos con la administración efectiva, honesta y transparente de los recursos que tanta falta hacen en la entidad.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Comparte la nota

Publica un comentario