IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Evaluación anual de los compromisos educativos

14 de octubre, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Horacio Erik Avilés Martínez
El pasado 10 de octubre se realizó una rueda de prensa, convocada por FUCIDIM, con el objetivo de presentar los resultados de una encuesta de percepción aplicada entre 109 líderes ciudadanos, referida al porcentaje de cumplimiento de la Agenda por Michoacán, firmada en mayo de 2015 por 126 organizaciones de la sociedad civil y la unanimidad de los candidatos a Gobernador, misma que fue ratificada dos meses después por el Ing. Silvano Aureoles Conejo, en su calidad de Gobernador electo.

La Agenda por Michoacán comprende un total de 50 acciones de desarrollo integral, distribuidas en seis ejes, el primero de los cuales se le denominó Educación de Calidad y el cual a su vez contiene los Diez Compromisos por la Educación con Inclusión y Calidad, que elaboró Mexicanos Primero conjuntamente con diversas asociaciones cuyo objeto social tiene que ver con el rubro ya mencionado.

Después de su firma, las organizaciones promotoras de la Agenda han brindado seguimiento a la misma. El pasado 21 de abril se presentó una evaluación semestral de los mencionados compromisos, basado en la ponderación de los avances institucionales conseguidos a la fecha mencionada. Ninguno de los puntos del decálogo alcanzó el semáforo en verde, seis obtuvieron color amarillo y cuatro focos en rojo.

Ahora, a un año de la administración actual se realiza la encuesta de percepción ya señalada entre los representantes de las organizaciones de la sociedad civil que firmaron inicialmente la Agenda por Michoacán y los resultados son los siguientes:

En el compromiso denominado “impulsar mayor equidad en la educación, nivelando paulatinamente a las escuelas y medios de aprendizaje, poniendo especial atención en las zonas marginadas e indígenas de Michoacán”, se obtuvo un 55 por ciento de “no se cumplió”, un 36.7 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y 8.3 por ciento de “se cumplió”.

En cuanto a la acción denominada “aplicar sin excepción las evaluaciones a los estudiantes y escuelas del sistema educativo estatal” se alcanzó un 53.2 por ciento de “no se cumplió”, un 39.2 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 7.3 por ciento de “se cumplió”.

En la obligación llamada “destinar recursos humanos y financieros suficientes y pertinentes para la formación inicial y capacitación de los maestros, lo que incluye actualizar a las escuelas normales”, se obtuvo un 68.8 por ciento de “no se cumplió”, un 26.6 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 4.6 por ciento de “se cumplió”.

En cuanto a “evaluar a cada uno de los maestros, directores y supervisores de manera periódica y se apliquen las consecuencias (reconocimiento, promoción, apoyo, capacitación o remoción) que la ley establece” se logró un 48.6 por ciento de “no se cumplió”, un 41.3 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 10.1 por ciento de “se cumplió”.

Asimismo, el compromiso que señala que “a partir del mes de octubre de 2015, se deberán concursar todas las plazas vacantes de maestro, director, asesor técnico-pedagógico y supervisor de la Secretaría de Educación en el Estado, evitando que se entreguen en automático, al salir de la escuela normal, por motivación política, que se vendan o hereden”, arrojó un 59.6 por ciento de “no se cumplió”, un 32.1 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 8.3 por ciento de “se cumplió”. Cabe destacar que en abril pasado esta fue una acción que se remarcó en rojo.

En lo que respecta a “transparentar y depurar la nómina magisterial para dejar de pagar –con dinero destinado a los maestros- a aviadores, comisionados sindicales, trabajadores administrativos o a cualquier otra persona que no desempeñe función docente”, se logró un 70.6 por ciento de “no se cumplió”, un 24.8 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 4.6 por ciento de “se cumplió”. En abril pasado también obtuvo un semáforo en rojo de parte de Mexicanos Primero.

Mientras que “construir, actualizar y publicar el Sistema Estatal de Información y Gestión Educativa, a partir del 1° de enero de 2016, así como los padrones y nóminas magisteriales a nivel estatal” arrojó un 69.7 por ciento de “no se cumplió”, un 27.5 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 2.8 por ciento de “se cumplió”. En abril pasado se clasificó con semáforo en rojo.

Mientras que “promover la transparencia en todas las escuelas, vigilando que se ofrezca ante la comunidad un informe de actividades y rendición de cuentas, a cargo del director del plantel” mostró un 71.6 por ciento de “no se cumplió”, un 26.6 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 1.8 por ciento de “se cumplió”.

Por otra parte, “instrumentar un sistema accesible a los ciudadanos y docentes para la presentación y seguimiento de quejas y sugerencias respecto del servicio público educativo” obtuvo un 72.5 por ciento de “no se cumplió”, un 21.1 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 6.4 por ciento de “se cumplió”. En este rubro, en abril pasado se remarcó un semáforo en rojo.

Finalmente, en cuanto a “cumplir con el ciclo escolar de 200 días efectivos de clases, de manera que los niños y jóvenes aprovechen las oportunidades de aprendizaje que son su derecho y que en los casos que corresponda, la autoridad aplique el descuento a los maestros faltistas y el despido a quien se ausente del aula injustificadamente por más de 3 días” obtuvo un 65.1 por ciento de “no se cumplió”,  un 29.4 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y un 5.5 por ciento de “se cumplió”.

En suma, la estadística es lapidaria: 63 de cada 100 ciudadanos encuestados piensan que la actual administración estatal no ha cumplido con los compromisos educativos; 31 que ha cumplido parcialmente y solamente seis de cada cien afirma que sí se ha cumplido con lo estipulado.  Dicho de otra manera, 94 de cada cien encuestados piensan que la actual administración estatal no ha cumplido o ha cumplido parcialmente con los compromisos establecidos, mientras que solamente seis de cada cien manifiestan que el gobierno ha cumplido.

En cuanto a la calificación que colocan los ciudadanos encuestados a los puntos del decálogo que Mexicanos Primero marcó en rojo desde abril pasado, la estadística empeora aún más, ya que 68 de cada 100 piensan que la actual administración estatal no ha cumplido con los compromisos educativos; 26 sostienen que ha cumplido parcialmente y cinco de cada cien afirma que sí se ha cumplido con lo estipulado.

Si bien, los resultados de la encuesta manifiestan que la percepción de los líderes ciudadanos que impulsaron la Agenda por Michoacán respecto a su cumplimiento es francamente pesimista, resulta innegable que la realidad en el ámbito educativo estatal en los aspectos contemplados en el decálogo objetivamente es insatisfactoria, de lo cual existen incontables evidencias, indicadores, cifras y amplia casuística que sustenta el desasosiego que manifiestan los encuestados.

Es muy importante puntualizar que prácticamente todos los puntos del decálogo implican ejercer más eficientemente el presupuesto educativo o su incremento, pero ninguno comulga con el proyecto de recorte financiero que el Ejecutivo Federal impulsa, el cual atenta frontalmente contra el logro de los compromisos mencionados.

Cobra coyuntural importancia en la encuesta realizada, ante la oleada de protestas emprendidas por la entente CUL-MAR-CNTE-movimiento normalista, el reactivo que señala “fortalecer el Estado de Derecho a través de un esquema de cero tolerancia contra actos de vandalismo en marchas, manifestaciones, toma de carreteras, toma de autobuses e instalaciones, así como implementar un programa estatal de desarme”;  ya que tuvo un 78 por ciento de “no se cumplió”, 17.4 por ciento de “parcialmente se cumplió o se está cumpliendo” y 4.6 por ciento de “se cumplió”, lo que denota la necesidad de que la autoridad tome cartas serias en el asunto y conforme una solución integral al tema.

Sin duda, estos importantes compromisos requieren y merecen seguimiento urgente, puntual y conjunto, no solamente en el ámbito educativo; pero si no se atiende la prioridad más transversal para transformar el presente y porvenir de Michoacán, que es la educación, difícilmente se logrará cumplimentar la visión de desarrollo en los demás ejes de acción en la entidad. Vale la pena subrayar que aspirar a alcanzar los objetivos comprometidos sin integrar y a la vez arroparse con la sociedad civil, ni a los padres de familia ni a los medios de comunicación es francamente impensable. Asimismo, sin institucionalidad y apuntalamiento de la gobernanza educativa no se podrá avanzar muy lejos: ni el voluntarismo ni el discurso persuasivo podrán sostener una situación de esta índole por mucho tiempo.

 

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Comparte la nota

Publica un comentario