IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Nuevo comienzo educativo

2 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Una vez dado el proceso de transición democrática en el Poder Ejecutivo Estatal, que se ha consolidado satisfactoriamente con la toma de posesión del Ing. Silvano Aureoles Conejo como Gobernador Constitucional del Estado de Michoacán de Ocampo y habiendo él a su vez nombrado a la Dra. Silvia Figueroa Zamudio como Secretaria de Educación en el Estado, es tiempo de que se realicen las acciones pertinentes  en el sector educativo para lograr una transformación del mismo, centrando el presupuesto y acciones en hacer efectivo el derecho a aprender de los niños y jóvenes michoacanos.

No hay por qué preguntarse por donde empezar. El Gobernador ha reconocido que los principales problemas de la entidad son los que se encuentran en la educación, en cuanto a seguridad y  respecto a las finanzas estatales.  Si pretende resolverlos de manera inmediata basta encontrar la intersección de los tres, para realizar acciones de impacto transversal. Sin duda es prioritario desmantelar  la corrupción enquistada y las redes delincuenciales que medran a su antojo en la SEE y que tienen un boquete incremental en las finanzas estatales, a la par que mantienen al sistema educativo estatal obteniendo los últimos lugares en múltiples indicadores. La opacidad, que fue el estandarte de la administración anterior, debe desaparecer cuanto antes para que se den pasos firmes en torno a la reconstrucción de la institucionalidad en la SEE, permitiendo que se reactive cuanto antes el Consejo Consultivo y de Apoyo a la Educación en el Estado de Michoacán, vergonzantemente reducido a su mínima expresión por Armando Sepúlveda López, quien violando la normatividad inherente, no convocó a sesión ordinaria del mismo durante más de un año.

Aunado a lo anterior, es imperativa una reingeniería partiendo de base cero para la SEE, ante las manifiestas denuncias de que se cuenta con una estructura evidentemente obesa, pero incongruentemente ineficiente y corrupta, por lo cual es necesario que se definan los procesos sustantivos que se realizan en la SEE   y se elimine el excesivo burocratismo que solamente encuna nichos de corrupción y de tráfico de influencias mediante los cuales los verdaderos dueños de la educación michoacana siguen controlándola descaradamente, a pesar de las evidentes transgresiones a la legislación aplicable en el ámbito educativo estatal.

Pero resulta de la misma magnitud dar cumplimiento a los Diez Compromisos por la Educación en Michoacán con Inclusión y Calidad, firmados por los seis candidatos a gobernador el pasado 26 de mayo y ratificados por el gobernador electo el 21 de julio, que son los siguientes:

  1. Cumplir con el ciclo escolar de 200 días efectivos de clases, de manera que los niños y jóvenes aprovechen las oportunidades de aprendizaje que son su derecho, y que en los casos que corresponda, la autoridad aplique el descuento a los maestros faltistas y el despido a quien se ausente del aula, sin justificación, por más de tres días.
  2. Impulsar mayor equidad en la educación, nivelando paulatinamente a las escuelas y medios de aprendizaje, poniendo especial atención en las zonas marginadas e indígenas de Michoacán.
  3. Aplicar, sin excepción, las evaluaciones a los alumnos y a las escuelas del sistema educativo estatal.
  4. Poner a concurso todas las plazas vacantes de maestro, director, asesor técnico-pedagógico y supervisor de la Secretaría de Educación en el Estado (a partir del mes de octubre de 2015), evitando que se entreguen en automático, al salir de la escuela normal, por motivación política, que se vendan o hereden.
  5. Destinar recursos humanos y financieros suficientes y pertinentes para la formación inicial y capacitación de los maestros, lo que incluye actualizar a las escuelas normales.
  6. Evaluar a cada uno de los maestros, directores y supervisores de manera periódica y se apliquen las consecuencias (reconocimiento, promoción, apoyo, capacitación o remoción) que la ley establece.
  7. Transparentar y depurar la nómina magisterial para dejar de pagar –con dinero destinado a los maestros– a aviadores, comisionados sindicales, trabajadores administrativos o a cualquier otra persona que no desempeñe función docente.
  8. Construir, actualizar y publicar el Sistema Estatal de Información y Gestión Educativa, a partir del 1º de enero de 2016, así como los padrones y nóminas magisteriales a nivel estatal.
  9. Promover la transparencia en todas las escuelas vigilando que se ofrezca ante la comunidad un informe de actividades y rendición de cuentas, a cargo del director del plantel.
  10. Instrumentar un sistema accesible a los ciudadanos y docentes para la presentación y seguimiento de quejas y sugerencias respecto del servicio público educativo.

Recordemos que existe el funesto antecedente de que los compromisos en el ámbito educativo que se establecieron en el Plan de Desarrollo Integral para el Estado de Michoacán 2012-2015 (PLADIEM) no solamente no se cumplieron, sino que se instrumentó en el último tercio de dicha convulsa administración, una auténtica contrarreforma educativa, la cual denunció Mexicanos Primero y sobre la cual siguen saliendo a flote las tropelías cometidas por haber cedido la rectoría de la educación estatal a la CNTE, ocasionando daños y perjuicios de los cuales nos iremos enterando cada vez más conforme avance el proceso de entrega-recepción e intervengan los órganos de control interno gubernamentales.

Mientras tanto sucede lo anterior, es clave tener en cuenta que no se parte de cero en el sector educativo, que no será el Complejo de Adán el que generará el nuevo comienzo, ni un borrón y cuenta nueva, sino el debido seguimiento a los pendientes históricos en materia de rezago y los compromisos adquiridos por el titular del Poder Ejecutivo Estatal con 126 organizaciones de la sociedad civil, estatales y nacionales.

Para tales efectos, se reconoce la obligación democrática de un gobierno de dialogar con todos los actores intervinientes en los procesos, más nunca se concederá que se tuerza la ley para beneficiar a algún grupo en particular, por lo que la sociedad civil michoacana velará porque el nuevo comienzo en la SEE sea cimentado con que se cumpla y haga cumplir la normatividad educativa, haciéndose efectivo el derecho a aprender de los niños y jóvenes michoacanos por encima de cualquier medida de presión.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Comparte la nota

Publica un comentario