IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Refrendar los compromisos por la educación

1 de abril, 2016

admin/La Voz de Michoacán

No es ningún secreto que Michoacán vive una gran crisis en lo que respecta a las generaciones jóvenes. Esta semana, el Consejo Estatal de Población actualizó la cifra de jóvenes que ni estudian ni trabajan en la entidad, pasando de 350 mil  a 430 mil, lo cual habla del enorme fracaso de nuestro sistema educativo, ya que no se puede concebir a plenitud la actividad laboral  de los jóvenes sin que previa o simultáneamente reciban una formación integral que les permita obtener un salario digno y remunerador que les permita proseguir desarrollándose debidamente. Sin embargo, esta situación no es de nueva creación, sino que es una consecuencia de una larga serie de errores, omisiones y actos que olvidaron por completo hacer valer el derecho a aprender de los niños y jóvenes. Durante los últimos años, el tema se ha ido visibilizando cada vez más, pasando de ser una verdad impronunciable ante los gobernantes estatales a convertirse en una exigencia ciudadana cada vez más sonora.
El pasado 26 de mayo de 2015, ciento veintiséis organizaciones de la sociedad civil impulsaron y suscribieron los Diez Compromisos por la Educación Michoacana, con Inclusión y Calidad, conformados inicialmente por Mexicanos Primero e insertos en la Agenda por Michoacán, que encabezó la Fundación Ciudadana para el Desarrollo Integral de Michoacán. En tan significativa actividad se logró sumar a tal iniciativa ciudadana a los seis candidatos a Gobernador del Estado, quienes suscribieron los compromisos conformados en seis ejes, el primero de los cuales se denominó Educación de Calidad, que contiene el siguiente decálogo, a saber:

1.Cumplir con el ciclo escolar de 200 días efectivos de clases, de manera que los niños y jóvenes aprovechen las oportunidades de aprendizaje que son su derecho, y que en los casos que corresponda, la autoridad aplique el descuento a los maestros faltistas y el despido a quien se ausente del aula, sin justificación, por más de tres días.

2.Impulsar mayor equidad en la educación, nivelando paulatinamente a las escuelas y medios de aprendizaje, poniendo especial atención en las zonas marginadas e indígenas de Michoacán.

3.Aplicar, sin excepción, las evaluaciones a los alumnos y a las escuelas del sistema educativo estatal.

4.A partir del mes de octubre de 2015, se deberán concursar todas las plazas vacantes de maestro, director, asesor técnico-pedagógico y supervisor de la Secretaría de Educación en el Estado, evitando que se entreguen en automático, al salir de la escuela normal, por motivación política, que se  vendan o hereden.

  1. Destinar recursos humanos y financieros suficientes y pertinentes para la formación inicial y capacitación de los maestros, lo que incluye actualizar a las escuelas normales.
  2. Evaluar a cada uno de los maestros, directores y supervisores de manera periódica y se apliquen las consecuencias (reconocimiento, promoción, apoyo, capacitación o remoción) que la ley establece.

7.Transparentar y depurar la nómina magisterial para dejar de pagar –con dinero destinado a los maestros– a aviadores, comisionados sindicales, trabajadores administrativos o a cualquier otra persona que no desempeñe función docente.

8.Construir, actualizar y publicar el Sistema Estatal de Información y Gestión Educativa, a partir del 1º de enero de 2016, así como los padrones y nóminas magisteriales a nivel estatal.

  1. Promover la transparencia en todas las escuelas vigilando que se ofrezca ante la comunidad un informe de actividades y rendición de cuentas, a cargo del director del plantel.
  2. Instrumentar un sistema accesible a los ciudadanos y docentes para la presentación y seguimiento de quejas y sugerencias respecto del servicio público educativo.

Todos estos compromisos se renovaron el pasado 21 de julio de 2015, con la firma del entonces Gobernador electo, quien refrendó la intención de lograr que este decálogo se hiciera realidad para todos los niños y jóvenes michoacanos.  Subsecuentemente, ya como Gobernador Constitucional,  ha sido acertado y congruente el discurso del Ing. Silvano Aureoles,  de que las principales prioridades de la entidad son educación, seguridad y finanzas sanas.

Hoy precisamente,  se cumplen seis meses de la toma de protesta constitucional del Ing. Silvano Aureoles Conejo como Gobernador del Estado, por lo que  es un buen momento para reflexionar sobre los logros conseguidos por la actual administración estatal en lo que respecta a lo estipulado por el decálogo firmado y refrendado. Si bien se notan ya diferencias significativas, resulta prudente organizar y sistematizar lo conseguido para planificar y priorizar los próximos pasos a darse.  No olvidemos que la falta de planeación, la improvisación, la desidia y el manoseo de presupuesto, así como la discrecionalidad en el nombramiento de funcionarios en la Secretaría de Educación en el Estado ocasionaron que en los últimos cuatro años, Michoacán tuvo a cinco diferentes secretarios de educación, que estemos sumidos en los últimos lugares de múltiples indicadores educativos, que nos encontremos con una serie de usos y costumbres que han torcido la normatividad educativa al arbitrio de quienes se han asumido dueños de la educación de nuestros hijos.

Al respecto será importante que se transparenten a la brevedad posible las acciones realizadas por parte de la actual administración estatal para cumplimentar los objetivos señalados en los Diez Compromisos por la Educación Michoacana, los obstáculos que se ha encontrado la actual administración para lograr el desarrollo educativo requerido y las metas programadas para los próximos meses.

Especialmente, para estar a la altura de las circunstancias emergentes de la entidad, el Plan de Desarrollo Estatal 2015- 2021 debe contener un eje rector dedicado exclusivamente al tema educativo, en donde se dé seguimiento al decálogo mencionado detalladamente las acciones a realizarse para lograr un auténtico punto de inflexión en la entidad, acompañadas de los indicadores respectivos que garanticen tanto contar con un diagnóstico fehaciente como con posibilidades reales de medición del avance logrado.  No hay tiempo que perder para lograr que la educación michoacana avance, por lo que en la medida que se dé una planeación participativa, consensuada y que cumpla con los compromisos establecidos con la sociedad civil michoacana, se tendrán mayores probabilidades de lograr que la educación suceda en Michoacán.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected] y en Twitter en @Erik_Aviles

Comparte la nota

Publica un comentario