IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 23 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

Injusticia para el desvalido e impunidad para el poderoso.

24 de febrero, 2017

Paola Franco/La Voz de Michoacán

Juan Pablo Ríos y Valles Boysselle

 

Si usted decidiese dedicarse a robar, defraudar o cometer cualquier ilícito tendría el 99% de probabilidad de éxito, pues menos del 1% de los delitos en México son sancionados. Si prefiere pedir prestado y arriesgarse a poner un negocio, sale a vender desde temprano, llega tarde a su casa para organizar los pedidos, dormir un poco y volver a trabajar sin descanso de lunes a domingo, su probabilidad de éxito será de 25% después de dos años, es decir el Estado mexicano nos da una clara recomendación sobre la mejor manera de acrecentar la riqueza.

El sistema económico y político que tenemos no es democracia de libre mercado, es una mezcla que hemos ido amañanado para atraer todos los beneficios, pero no asumir los costos. Una gran maestra de economía me enseñó que el modelo mexicano se basa en privatizar las ganancias, pero socializar las pérdidas y Michoacán es claro ejemplo.

Resulta que hubo desfalco por 9 mil millones de pesos en salud y 500 millones en seguridad pero de sanciones administrativas no ha pasado, Humberto Suárez quien fue detenido y presumido como estandarte, salió libre con una fianza que difícilmente hubiese sido pagada con sus ingresos comprobables. Los más de 3 mil millones de pesos que debe el Estado no están perdidos, la mayoría se encuentra en las posesiones y cuentas de prestanombres de quienes exigieron del 10 al 30% e ingresaron la factura con sobreprecio, pero a ellos no les pasa más que a un perro que recibe un periodicazo y mejor se esconde hasta que se le pase el coraje al amo.

El problema de fondo es que las reglas que permiten la riqueza extrema, también permiten la pobreza; la impunidad que deja libre al delincuente de cuello blanco es la misma que le pide perdón 10 años después a 3 indígenas que supuestamente habían secuestrado a agentes de la AFI, porque al pobre sí se le puede atropellar, del ignorante se puede abusar, al que no sabe se le puede asustar, pero al hermano del Gobernador mejor lo escondimos en la cajuela y lo hicimos Diputado hasta que se olvidaron de él.

Si tenemos un Sistema de Administración Tributaria que permite la evasión fiscal de los grandes corporativos, será el mismo que oprima al micro empresario que apenas gana y tiene que entregar el 30% de su utilidad a un socio que no ayudó en nada. El empresario mediocre que sólo con corrupción vende, es el mismo que entregará un producto defectuoso y que pondrá en riesgo la vida del consumidor final. Lo que solamente entrega beneficios personales, genera perjuicios sociales inimaginables.

La solución a la concentración de riqueza es la democratización de su generación, lo que significa que más personas emprendan su propio negocio y maximicen el valor de su inversión, pero ¿cuál inversión si no alcanza ni para ahorrar? Por lo que la clase media se encuentra atrapada en la pérdida de patrimonio porque su sueldo no crece, las colegiaturas suben, el coche ya no se puede pagar y si incrementan la renta mejor cambiar de casa a una más pequeña o más lejana.

Todos somos iguales ante la ley, a pesar de nuestras diferencias valemos lo mismo, merecemos el mismo trato y tenemos la misma dignidad. ¡vaya frases de buenas intenciones!

La vida real nos enseña todo lo contrario, es necesario aparentar mayor prosperidad de la que se tiene, ser altanero para que lo escuchen y prepotente para que te crean valiente. Tristemente con ese ejemplo están siendo educados los niños michoacanos, ellos ahora entienden que el éxito se mide en millones, el respeto en el número de personas a las que puedes pisotear, que ser político o narcotraficante es la única manera de hacerse millonario en menos de seis años.

¿Es esto lo que queremos legar?

@jpriosyvalles

Facebook/Juan Pablo Ríos y Valles

[email protected]

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario