IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.73

21.85

El otro talón de Aquiles de “El Chapo”

18 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Dije en otro artículo que el talón de Aquiles de “El Chapo”, su punto débil, fue su megalomanía.Que acumuló tanto poder que llegó a pensar que todo era posible, hasta producir una película sobre su propia vida y que, según declaraciones de la propia Procurador General de la República, esa fue una de las pistas que se siguió para su captura. Todo eso es cierto hasta cierto punto y de cierto modo, nada más que la radiografía la teníamos incompleta para realizar el diagnóstico más certero: el verdadero talón de Aquiles “El Chapo” son “las faldas”.

Se dice que legalmente Guzmán Loera se ha casado sólo 3 veces; que ha procreado 18 hijos con 7 esposas; que muy frecuentemente contrataba los servicios de mujeres bellas que elegía a través de catálogo para relacionarse de manera íntima con ellas; que muchas de las visitas que recibía en el Penal del Altiplano eran mujeres que solicitaba a través de sus abogados para satisfacer sus apetitos sexuales; que en la casa de Los Mochis donde fue recapturado el 8 de enero pasado se encontraron recibos por varios miles de pesos de compra de medicamentos para mejorar el rendimiento sexual, en fin, se describe al Chapo como un irremediable garañón.

De hecho la primera reaprehensión del famoso capo se dio siguiendo la pista de su última esposa Emma Coronel y de sus dos gemelas, de las que se dice que “El Chapo” tiene una especial devoción; pero ya en otras ocasiones la policía había llegado a pisarle los talones investigando la línea de las damas de compañía que solicitaba.
En esta ocasión “El Chapo” quiso volar más alto, aspiró a relacionarse nada más y nada menos que con “La Reina del Sur”, Kate del Castillo, la protagonista de una telenovela producida por la cadena Telemundo en los Estados Unidos, que narra la historia de una joven humilde, Teresa Mendoza, que se transforma en una poderosa jefa del narcotráfico. Historia adaptada de la novela del conocido escritor español Arturo Pérez Reverte.
Kate del Castillo le dio entrada, es decir, manifestó públicamente que creía más en un personaje como el Chapo que en el gobierno mexicano. Esa declaración subida en una carta a las redes sociales causó polémica en su momento, pero sobre todo estimuló la curiosidad del narco, quien le mandó flores a través de sus abogados e inició una breve relación epistolar y de mensajes por telefonía celular. La actriz primero vio con recelo el cortejo e incluso hizo declaraciones públicas que negaban toda posibilidad de comunicación.
Pero a fin de cuentas “La Reina” cedió a la insistencia del chapo, vaya usted a saber por qué. Yo no creo que haya estado interesada en relacionarse sentimentalmente con él, pero esaes sólo mi apreciación personal, generalmente suelo ser un poco cándido en mis juicios sobre estos asuntos de arrumacos entre gente de la farándula y otros intere$e$.
El asunto es que se inició un flirteo que a fin de cuentas trascendió porque las comunicaciones de los fugitivos son constantemente escudriñadas y fácilmente rastreables. Muchos de sus coqueteos fueron registrados sobre todo por las agencias de investigación norteamericanas, quienes alertaron a las autoridades mexicanas para los efectos que hubiere que realizar.En esos mensajes “El Chapo” la llama “la más hermosa del mundo” y le promete que la va a proteger: “te cuidaré más que a mis ojos”, le dice, y ella le contesta: “Me mueve demasiado que me digas que me cuidas. Jamás nadie me ha cuidado, ¡Gracias! ¡Y tengo libre el siguiente fin de semana!” Eso, como dijera Luis Spota, ya son palabras mayores.
Si Kate hubiera sabido que sus devaneos con el capo se iban a difundir con tanta profusión en las redes sociales y en los medios seguramente hubiera sido más reservada, pero quién se hubiera podido imaginar que la tecnología estuviera tan desarrollada como para detectar comunicaciones en un punto perdido de la geografía mexicana con una actriz que vive en los Estados Unidos. El olfato de un buen investigador es llegar a la conclusión lógica: si la actriz joven y bella que interpreta a una narcotraficantevaliente elogia a uno de los narcos más poderosos del planeta, éste, que piensa que todo lo puede, tarde o temprano establecerá comunicación con ella. Y sí, el pez picó el anzuelo y fue directamente a ensartarse.
En el ámbito de la responsabilidad jurídica no creo que las autoridades cuenten con elementos para fincarle a Kate alguna responsabilidad penal, pero la quemada, esa sí, nadie se la quita. Aunque no haya llegado a nada con “El Chapo”, aunque sólo fueran amigos de chat, nadie le va a creer que no tuvo su aventurilla.
En términos del cuidado de la seguridad del capo más buscado del mundo, “El Chapo” le sucedió lo predecible, lo mismo de siempre: perdió la cabeza y la libertad por una bella dama. Dice una vieja canción mexicana: “la perdición de los hombres son las benditas mujeres”. Pero los consejos de esa canción habían quedado en el olvido, ahora un compositor de narcocorridos, Gonzalo Peña, ya le hizo su canción a Kate, se llama La gallina de los Huevos, termina diciendo, con una frase altamente misógina y gran deficiencia gramatical, lo mismo que aquella vieja canción: “los errores de los hombres, siempre ha (sic) sido una mujer”.
[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario