IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 19 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Los matices

4 de julio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Por: Luis Sigfrido Gómez Campos

En la vida no todo es o sólo blanco o sólo negro. Existe una enorme gama de colores entre la claridad y la obscuridad que pueden ser percibidos por los sentidos y, sin embargo, frecuentemente nos negamos a apreciar la variedad del mundo con todos sus bellos matices. La dimensión blanco y negro es generalmente unidimensional, polarizante, chato. Es la negación de los matices y de lo múltiple; es quedarnos con una visión atrasada del mundo; es, de algún modo, la  aceptación de la irracionalidad como modelo al que debemosceñirnos  para no sentir que traicionamos nuestros principios.

El asumir la pertenencia a la izquierda o la derecha nos lleva en muchos casos a justificar o reprobar las acciones políticas según el bando al que pertenecemos con independencia de la racionalidad o irracionalidad de esas acciones. Es la manera en que opera  la ideología en su forma más pura.

Sin embargo se hace necesario asumir que se puede ser de derecha ni de derecha y reprobar la conducta de los curas pederastas y de la de jerarquía eclesiástica que ocultó esas prácticas injustificables de sus ministros. El ser de derecha o de izquierdano debe ser justificación para aprobar la conducta de un empresario que evade al fisco y por lo tanto incumple con las obligaciones que le marca la ley en cuanto al pago de sus impuestos. El ser de derecha o de izquierda no debe llevarnos a justificar acciones de corrupción o de asignación de prebendas indebidas más allá de lo que marca la ley.

Lo malo es malo de izquierda o de derecha. Justificar acciones vandálicas o de violencia que alteran los principios de la convivencia pacífica es reprobable sea cual sea su origen. El parámetro válido para medir es el cumplimiento irrestricto de la ley. Si las leyes son injustas o imperfectas hay que pugnar por que se modifiquen, pero el camino para cambiar el sistema o las leyes en este siglo XXI no es laviolencia.

El uso de las libertades y en particular la de protestar públicamente en contra de lo que no estamos de acuerdo,la libre manifestación de las ideas, debe ser permitida de manera amplia y total, sin restricciones, tal como lo establece la Constitución Política de los mexicanos, pero el uso de esas libertades tiene límites. El permitir que todos los individuos tengamos la posibilidad del ejercicio pleno de nuestras libertades es el límite lógico y jurídico necesario para validar el funcionamiento de todo el orden en su conjunto.

Todo movimiento social y político debe tomar en cuenta esto si quiere legitimarse y contar con el consenso de la sociedad para el éxito de sus propósitos. Pero si no se respetan los derechos de terceros y el ejercicio pleno de sus libertades, dicho movimiento tenderá al fracaso.

En el movimiento que sostienen los profesores de la CNTE, junto con otros organismos adyacentes que luchan por echar abajo la reforma educativa, que dicen que no es educativa sino laboral, no hay matices. Para ellos toda la reforma está mal y debe echarse abajo porque no tiene ni un ápice de racionalidad. No obstante que supuestamente fue elaborada, revisada,consensuada y votada por todas las fuerzas políticas representadas en el Congreso, ahora resulta que debe dejarse sin efectos por la presión política de un grupo que por numeroso que sea, no podemos decir que sea representativo del sentir nacional.

Por su parte el Poder Ejecutivo Federal, quien tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir las leyes, no ha podido hacer valer estas reformas porque un grupo bastante numeroso de profesores que dice tener el consenso mayoritario de la sociedad, respaldado en movimientos sociales que dicen ser pacíficos, han impedido hasta ahora la aplicación de la ley.

Ante la imposibilidad de implementar esta ley, el aumento de la protesta social y la toma de carreteras federales, el gobierno federal a través de Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, a puesto un ultimátum al magisterio anunciando que “el tiempo se ha agotado”, con lo que se prevé la actuación de las corporaciones policiacas para desactivar los bloqueos carreteros, lo que desencadenaría una polarización cada vez mayor de las posiciones y un escenario político de consecuencias impredecibles.

Apenas la semana pasada, en un enfrentamiento por los mismos motivos ya hubo 8 muertos. ¿No cabría que ante el riesgo de que se produjeran más hechos que lamentar, las partes en conflicto hicieran un esfuerzo por matizar sus posiciones y llegarán a un acuerdo donde no obtuvieran necesariamente el 100% de sus pretensiones?

¿Por qué necesariamente se quiere doblegar a una de las partes? ¿Qué no hay matices? ¿No habrá por ahí algunas párrafos de la ley que negociar para no llevar este asunto a un conflicto nacional sin salida?

Se advierte en el escenariouna tensión de peligro que a nadie conviene.Ojalá que las partes en conflicto actúen de buena fe y logren demostrarlo mediante el establecimiento del diálogo. Para la paz nunca es tarde.

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario