IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 20 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Un amigo

28 de marzo, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Hay quien suele decir: “amigo… un peso en la bolsa” para referirse a su falta de aprecio hacia este valor. También hay quien dice con orgullo que los verdaderos amigos pueden contarse con los dedos de una mano; o quien, desengañado de los seres humanos, suele confiar más en el sentido afectivo de un perro o de cualquier otro animal.

Los perros son hermosos, los gatos y las tortugas, pero no sustituyen jamás la calidez y solidaridad humana que te da un amigo cuando lo requieres.

Los senderos de la vida son múltiples y suelen separar a los amigos; pero los verdaderos amigos siempre saben encontrarse a pesar del tiempo y la distancia.

En la viña del señor hay de todo: los amigos excepcionales, los amigos de ocasión, los buenos amigos, los amigos de toda la vida y hasta los malos amigos. Corrijo, los malos amigos no existen: o se es amigo o no se es amigo.

Es grato escuchar cuando alguien dice “yo tengo tantos amigos, que no los puedo contar…”; o cuando alguien refierecon orgullo las cualidades de un amigo ausente.

Es difícil encontrar a alguien que no esté de acuerdo en el valor de la amistad.A quienes cuesta más trabajo entenderlo es a las esposas de algunos amigose:“yo no sé qué tanto hacen que prefieren estar juntos tanto tiempo más que con su familia”, se queja con frecuencia la esposa de un compañero, celosa de tener que compartir a su marido todos los jueves cuando le toca partida de dominó. “Ya se acostumbrará, así les pasa al principio a todas cuando se casan, son muy posesivas, quieren tenerlo atado a uno a su cintura”, revira otro que ya no tiene quien le reclame porque su esposa se cansó de esperar que cambiara y “dejara de juntarse con sus amigotes”.

Toda relación implicaun acuerdo de comprensión mutua en el que se otorga y se recibe algo. Cuanto más equitativa es la relación, ésta suele ser más estable y duradera; cuando sólo hay ventajas para una de las partes, las relaciones tienden al fracaso. No tendría nada de malo que un hombre casado busque sus propios espacios si a cambio accede a que su mujer busque los suyos. Es un simple asunto de equidad.

El valor de la amistad no se destruye por el simple hecho de que alguien lo sobrevalore. Ya lo dijo Perogrullo: “las cosas en exceso hacen daño”. Todo es cuestión de medida, se puede querer a los amigos sin necesidad de sacrificar a la familia.

Un amigo es una persona por la que se está dispuesta a realizar un sacrificio sin quedarse con el sentimiento de: “pero me debe una”.

Un amigo es un tipo generoso que cuando llegas a su casa quisieraconvidarte de todoaunque no tenga nada. La hogaza de pan y la botella de vino descorchada en tu honor, sabes a qué se debe, y finges ignorar esas minucias porque eres feliz en el reencuentro.

Un verdadero amigo suele subsistir con dignidad a los embates de la insidia, los fracasos y los malos entendidos, porque a fin de cuentas sabe que la vida siempre se empeña en atentar contra los fuertes lazos solidarios.

Un verdadero amigo es igual a ti. Aunque sea magistrado, ministro, presidente, labrador o carpintero, antes que nada y después de todo,es un amigo. Todos los grados, cargos y oficios, en ocasiones sólo son un estorbo para el desarrollo pleno de la amistad, porque la amistad es pura y no requiere de artificios.

Un amigo no permite que se te vitupere en tu ausencia, exige que por lo menos se te digan las cosas a la cara, sabe que tienes derecho a la réplica y confía en tu madurez para enfrentar esas pequeñas pruebas de vida.

Un amigo está por encima de la envidia, el rencor y la codicia, haaprendido que esas cosas envenenan el almay corrompen el espíritu.

Un verdadero amigo no se olvida de ti. Le puede afectar el peor de los males que dañen su memoria, pero cuando te vea, al menos se le dibujará una sonrisa en los labios.

Los buenos amigos siempre te acompañan cuando estás en desgracia o en la opulencia, por eso se dice que a los amigos se les conoce en la cárcel o en la cama. Pero cuando la vida te sonríe, es pródiga en generarte bastantes buenos amigos.

Un buen amigo nunca está de más. En los trances más difíciles de la existencia, la palmada de un amigosuele ayudar más quetodos los bienes del mundo.

Un buen amigo nunca te abandona y cuando te le adelantas no deja de llevarte flores.

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario