IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Esperanza de vida

23 de febrero, 2017

Paola Franco/La Voz de Michoacán

Martha REVUELTA MORALES S.

 

Diversos estudios indican que en el aumento de la longevidad de los seres humanos intervienen factores genéticos, ambientales, científicos y culturales.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en México la expectativa general en 1930 era de 34 años; en 1970 se elevó a 61, y en 2015 fue de casi 74.9 años.

Algunos de los países que rebasan la posibilidad de los 80 años, según el Foro Económico Mundial, son Hong Kong, Japón, Italia, Islandia, Suiza, Francia, España y Singapur.

El sexo y características del lugar donde se habita son indicadores fundamentales.

El más reciente informe del INEGI revela que en promedio las mujeres mexicanas viven 78 años y los hombres 72.

Encabezan la tabla de los más longevos quienes residen en Nuevo León, Ciudad de México, Baja California Sur, Colima y Aguascalientes. Por debajo de la media nacional están los estados que habitualmente se encuentran en el sótano de la educación y servicios de salud, y son primeros en pobreza, corrupción, desempleo e inseguridad: Michoacán, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Chiapas.

Paralelamente a los aspectos positivos que entraña la esperanza la vida de las personas -sea mayor o menor en algunas zonas-, existen problemas que requieren medidas gubernamentales de los diferentes ámbitos -municipal, estatal y federal-a inmediato, corto, mediano y largo plazo en lo económico, sanitario, social y cultural.

Así, recursos para prestar buena atención médica sobre enfermedades crónicas y/o tratamientos complejos (que incluya, cuando se precise, insumos como sillas de ruedas, tanques de oxígeno, camas hospitalarias, etc.); pensiones puntuales y suficientes que permitan una vida digna; actividades culturales y de ocio adecuadas; rampas de acceso en calles y edificios y mantenimiento de vías públicas que permitan desplazarse de forma segura.

La dependencia es otra circunstancia a considerar, dado que un porcentaje elevado de adultos mayores necesitan ayuda de una tercera persona para la realización de actividades cotidianas.

En la Segunda Asamblea Mundial sobre Envejecimiento convocada por Naciones Unidas, se anotaron algunas constantes: a partir de los 75 años casi la mitad de la población tiene alguna dificultad para realizar actividades básicas; las mujeres son más susceptibles de requerir apoyo; no existen en todos los países ayudas sociales para contratar cuidadores; la persona de la familia en quien recae principalmente la tarea de solventar la dependencia de uno o ambos padres esuna hija -si son varios hermanos, frecuentemente la de edad intermedia; le siguen el hijo varón de más edad y otros parientes.

La mayoría de personas que en el entorno familiar emplean su tiempo, esfuerzo y paciencia para cuidar a uno de los suyos, lo consideran un deber moral; un porcentaje menor confiesa que no les queda más remedio (sentimiento que mezcla obligación, reciprocidad y fatalismo).

Sin duda, la población del mundo envejece en un contexto demográfico jamás visto: aumento de la longevidad y disminución de nacimientos, lo que muestra un índice de población económicamente activa que difícilmente podrá sobrellevar la carga tributaria que se precisa.

Hace días el actual titular de la Dirección de Pensiones Civiles de Michoacán reconoció que la institución llega a sus ochenta años debilitada y agobiada por los compromisos que a futuro tiene con sus agremiados. Dijo también que el crecimiento atípico de pensionados dificulta el sistema de pensiones, que de no corregirse, será incapaz de garantizar el beneficio que los trabajadores deben gozar al final de su vida productiva.

Sería más exacto hablar del presente, porque tal organismo enfrenta un desfalco escandaloso desde hace años, debido a los continuos desvíos de los gobernantes en turno para cubrir gastos ajenos al sistema de ahorro de los empleados.

¿Por qué en Michoacán siempre vamos a remolque de las circunstancias en  este y otros temas fundamentales para el bienestar de sus habitantes?

Necesitamos un gran acuerdo de todos los partidos políticos y sectores sociales para consolidar un verdadero plan de trabajo en lo relacionado al envejecimiento de la población, y nos proteja de arbitrariedades, caprichos o veleidades de quienes ocupan el poder, que comúnmente concentran su principal atención en conseguir el puesto siguiente, no en trabajar para lograr el bien de la colectividad.

 

Comparte la nota

Publica un comentario