IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

Legumbres, quejas y misericordia

21 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

La llegada de un nuevo año conlleva varias prácticas, como cambiar el calendario de la cocina y el escritorio, quitar los adornos navideños, consumir menos grasas, poner la ropa de deporte y los libros pendientes de leer en un lugar más visible, también establecer fechas para iniciar esos proyectos que rondan en la cabeza, pero nos resulta difícil dar el primer paso.

Otra de las costumbres con la que se puede iniciar el año -y que realizo desde hace varios- es saber qué lo distingue o hace peculiar.

El año 2016 es bisiesto; estarán de fiesta los chícharos, frijoles, alubias, garbanzos, habas, ejotes, soya ylentejas, entre otras leguminosas, porque la Organización de las Naciones Unidas lo declaró como el “Año Internacional de las Legumbres”, con el propósito de sensibilizar sobre las ventajas nutricionales de las legumbres como parte de una producción de alimentos sostenible, encaminada a lograr la seguridad alimentaria mundial.

2016 será tiempo de seguir descubriendo las obras de Miguel de Cervantes,Inca  Garcilaso de la Vegay Shakespeare, al recordarse el cuarto centenario de la muerte de los tres nombrados. Asimismo, el centenario del nacimiento de Camilo José Cela y del cantante puertorriqueño Daniel Santos.

En materia deportiva se desarrollarán en agosto (con innumerables polémicas) los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro; en septiembre, los Paralímpicos.

2016: Año de la misericordia, declarado por la Iglesia Católica, que inició el 8 de diciembre de 2015 y culmina el 20 de noviembre de la anualidad. Entre las claves que el Papa Francisco anunció -además del simbolismo de la apertura de puertas,  el perdón de los pecados y el diálogo con otras religiones para evitar la violencia- están las obras de misericordia corporales, como dar de comer al que pasa hambre, acoger al forastero, asistir a los enfermos y visitar a los presos; las espirituales, dar consejo a quien lo necesite, consolar al afligido, corregir al que se equivoca, perdonar ofensas, rezar por los vivos y también por los difuntos.

“Rosa cuarzo” y “Serenidad” son los colores que Pantone anunció que definirán el año 2016 (por primera vez son dos). El primero, un tono de rosa suave, cercano a esta piedra semipreciosa; el “serenidad”tono azulado también ligero, con toques de gris. Según la firma, la mezcla de ambos colores supone un antídoto para el estrés del mundo moderno, el equilibrio entre calidez y tranquilidad, incluso en tiempos turbulentos.

Pantone es una empresa estadounidense que en la actualidad es un referente de diseño, porque dicta la norma del mercado venidero. Prueba de ello es que superficies, objetos, vestidos, cosméticos y demás elementos decorativos se tiñen del número de la paleta elegido.

Hasta lo aquí expuesto, se deja entrever que 2016 tendrá sus luces, como cada año, sin olvidar sus sombras: hambre, estrés, fanatismo, inseguridad, cambio climático, corrupción, frivolidad ysobreexposición a estímulos continuos y fútiles, derivado de las nuevas formas de comunicación.

En ese variopinto camino que nos brinda el año recién estrenado, una buena idea es intentar adoptar el experimento que dos amigos suizos iniciaron en invierno de 2010 y a la fecha lo continúan con gran éxito: “Complaint Restraint February”.

Su idea es dejar de quejarse por las pequeñas cosas que en realidad no importan -o no está en las manos resolverlas-. “La lluvia, el bebé que llora en el restaurante, el calor, el autobús que perdiste para ir al trabajo, etc.”. Acontecimientos que vistos con perspectiva son una pérdida de tiempo y energía. “Si tenemos comida, casa, familia, amigos ¿no deberíamos ser felices?”.

Tras aclarar que quejarse no es malo de por sí, uno de los creadores de este proyectoexplica que hacerlo por las pequeñas cosas amargala vida no solo a quien lo hace, también la de las personas que le rodean.

Escogieron febrero debido a que es el mes más corto del año y sería más fácil de lograr, pero parar de ayear no está ceñido a ese periodo. “Puedas dejar de quejarte ahora mismo, estés donde estés, y tener un mejor marzo, abril o junio”.

El escritor Manuel Vicent escribió hace años que el tiempo sólo son las cosas que te pasan, por eso pasa tan deprisa cuando a uno ya no le pasa nada. La monotonía hace que los días resbalen sobre la vida a una velocidad increíble sin dejar huella.

“Los inviernos de la niñez, los veranos de la adolescencia eran largos e intensos porque cada día había sensaciones nuevas y con ellas te abrías camino en la vida cuesta arriba contra el tiempo. En forma de miedo o de aventura estrenabas el mundo cada mañana al levantarte de la cama.”

“No existe otro remedio conocido para que el tiempo discurra muy despacio sin resbalar sobre la memoria que vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria. Lo mejor que uno puede desear para el año nuevo son felices sobresaltos, maravillosas alarmas, sueños imposibles, deseos inconfesables, venenos no del todo mortales y cualquier embrollo imaginario en noches suaves, de forma que la costumbre no te someta a una vida anodina. Que te pasen cosas distintas, como cuando uno era niño.”

 

 

 

 

 

Comparte la nota

Publica un comentario