IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 24 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Lectura de las elecciones

13 de junio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Por: Mateo Calvillo Paz

 

Debemos velar por el bien verdadero de la gente y buscarlo. Hay bienes superficiales, por moda, por halagar, acaban destruyendo al hombre.

Los acontecimientos en otros estados del país nos importan, estamos embarcados en el mismo autobús.

Las repercusiones se van a sentir en todo el país.

Los actores políticos se ocupan ahora de las estrategias desafortunadas en la derrota. No se ocupan de los vicios en el gobierno, en la convivencia social, los crímenes de la sociedad.

No les importa el dolor, la vida en la miseria, en la inseguridad, el miedo de la gente. El Bien Común está supeditado al bien de los partidos a su caudal político para conservar privilegios de poder y dinero y placer.

¿Los comunicadores son de la misma especie que los políticos? No sé. Pero la agenda de muchísimos comunicadores le hace el juego a los políticos. Inmediatamente orientan la atención al juego político, a las próximas elecciones, es su valor supremo ganar el poder en lo futuro.

La gente busca la alternancia que es esencial en democracia. Pero la sola alternancia no va a traer el gobierno ideal, el paraíso en la tierra. Porque no es un partido político el que en un crisis profunda de corrupción, soberbia, inmoralidad que todos conocemos.

Es importante para la ciudadanía evitar la ingenuidad. En México hay dos clases sociales, la clase política y asociados y el común de los mortales , las multitudes de pobres, sin dinero ni voz. Los franceses son maduros en esto y tienen una expresión consagrada: “fautprendre du recul”. Hay que tomar su distancia con relación a la clase política.

La reacción. No aceptar la derrota. Inconformarse, minimizar los daños, negar la derrota de alguna manera.  El PRI debiera mostrar más madurez. Ahora se propone impugnar todos las elecciones que perdió. No dice nada de las elecciones que ganó.

Discurso triunfalista, sin sentido crítico sin humildad porque no se aceptan hombres que cometen errores y tienen fracasos.

Reaccionan pensando en el partido y no en el Bien Común de los pobres.

Reacciones brutales, desproporcionadas porque se sienten fuertemente perjudicados en los intereses del partido y en sus ambiciones personales. Reaccionan como fiera herida a la que le arrebatan su presa.

La población se cobra de los gobiernos de arbitrariedad, prepotencia, desastre, y con crímenes e injusticias, endeudamiento, corrupción, El gobernante es parte de un partido con sus podridas o realizaciones donde hay.  Los casos más notables son Veracruz, Chihuahua, Quintana Roo y Oaxaca, Tamaulipas con varios sexenios de corrupción

Estados como Oaxaca y tienen niveles de participación mucho más elevados que los de Michoacán.

Tienen mejor memoria histórica. Castigan a un partido cuyos gobernantes endeudaron al Estado, no dieron buenas cuentas, se libran de sus verdugos. ¿En qué estaban los michoacanos que, son tan ingenuos, tienen tan poca memoria histórica. Con intervalos de muy pocos años regresaron un partido que dejó una deuda de 39 000 000 000 de pesos y un clima de inseguridad y violencia por el crimen organizado y los poderes corruptos, cómplices o infiltrados..

La clase dirigente ha perdido la brújula, no sabe lo que busca, no sabe a qué blanco tirar. Por lo mismo se desconecta de su razón de ser. Va a tontas a locas sin una orientación válida y verdadera en los hechos. Falta su visión de hombres y su modelo de sociedad, fundamentado en los valores culturales de México.

Buscan el poder y el dinero como su todo que les da placer y bienestar falaz, engañoso, con frecuencia pernicioso como los excesos de dosis que terminan en la muerte.

Al fin de cuentas buscan sus intereses egoístas, grupo centristas, a través de su partido.

Parece que se les escapa el bien más importante y el mal más temible que están en juego en la interacción social, en la vida social, específicamente política y en la economía.

Pierden de vista la persona humana, en la gestión de los gobiernos la condición del hombre y su destino definitivo están en juego. Son puntos de referencia para la toma de decisiones.

Los conductores sociales deben recordar tienen el poder para servir a su soberano, la persona humana, “principio, sujeto y fin de las instituciones sociales” (concilia Vaticano II, Gaudium et Spes 25).

 

Comparte la nota

Publica un comentario