IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 22 de julio de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

16.35

17.85

El gobierno ante su encrucijada

3 de julio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ RUIZ
Desde que se inició el movimiento sindicalista durante el régimen del  Gral. deDiv. Lázaro Cárdenas del Río, surgieron los líderes de las diferentes  agrupaciones. Uno de los más importantes por haber sido el ideólogo fue el intelectual Vicente Lombardo Toledano, quien abandonó la Confederación de Trabajadores de México (CTM), por presiones de los primeros líderes charros, entre  quienes figuraba el dirigente eterno de esta agrupación, Fidel Velázquez. Después de organizar los diferentes sindicatos, sus principales promotores no soportaron el deseo de probar las mieles de la burguesía y, olvidándose de los principios e ideales por los que lucharon, se convirtieron en comparsa del partido en el poder a cambio de canonjías y cargos públicos muy bien remunerados, además de que se les permitiera realizar una serie de acciones ilegales como era la venta de plazas, el tráfico de influencias, la utilización indiscriminada de las cuotas sindicales, el enriquecimiento ilícito (que no inexplicable, pues estaba bien claro de dónde procedían esos dineros), etc. Así se enquistaron en las principales organizaciones laborales individuos crapulosos, inmorales y bribones, lo mismo en el sindicato petrolero que en el de teléfonos, la UNAM, el de maestros, los electricistas, etc. Esta corrupción fue fomentada por las autoridades, tanto federales como estatales. Cuando surgió un grupo disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación que se autodenominó democrático, se les tomó a bien la bandera que enarbolaron, pues se trataba de acabar con la imposición de los líderes y, más concretamente la permanencia de líderes vitalicios (Carlos Jonguitud y Elba Esther Gordillo Morales). Como suele ocurrir en estos casos muy pronto se les llegó al precio y quienes encabezaron esa lucha empezaron a recibir elevadas sumas de dinero, con el compromiso de controlar el voto de sus agremiados en pro de los diferentes partidos políticos que se encontraran  ejerciendo la presidencia o las gubernaturas de los estados. Muchos años transcurrieron sin que nadie intentara al menos corregir en parte estos vicios, pues se carecía de la autoridad moral para hacerlo, ya que estando la corrupción tan generalizada era muy difícil destruir de raíz ese comportamiento inmoral instalado en las estructuras sindicales. Cuando llega al gobierno de la República el presidente Peña Nieto se nombra como secretario de educación pública a Emilio ChuayfettChemor, quien había tenido serias diferencias con  la presidenta vitalicia del SNTE. Ante este escenario el nuevo funcionario empezó por hablar de la necesidad urgente de recobrar la rectoría del Estado en materia educativa, aludiendo al control de la profesora Gordillo, pero también a los llamados maestros “democráticos”, cuya influencia se localizaba en los Estados de Guerrero, Oaxaca y Michoacán, inicialmente. Esta decisión se concretó mediante el encarcelamiento de la profesora Elba Esther, acusada de lavado de dinero y otros delitos.

Al aprobarse once reformas constitucionales: laboral, energética, de transparencia, hacendaria,  financiera, educativa, político-electoral, en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, la nueva Ley de Amparo, el Código Nacional de Procedimientos Penales y la de competencia económica.

La reforma educativa fue promulgada por el Poder Ejecutivo Federal el 25 de febrero de 2013 y publicada al día siguiente en el Diario Oficial de la Federación. El 10 de septiembre de 2013, el presidente Peña Nieto promulgó la reforma a la Ley General de Educación, la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y la Ley General del Servicio Profesional Docente; los tres decretos fueron publicados en el Diario Oficial al día siguiente. Esta reforma al artículo 3 constitucional y las leyes secundarias afectan, al decir de los profesores disidentes, los intereses del magisterio nacional.

Al parecer, el problema principal se centra en las evaluaciones que obligatoriamente deben presentar los profesores para poder ser beneficiados con las promociones que ya no dependerán de los sindicatos, sino de la Secretaría de Educación Pública a través del Instituto Nacional para la Evaluación y de la Ley General del Servicio Profesional Docente.

Para presionar al gobierno federal los profesores que pertenecen a la CNTE  han llevado al extremo sus medidas de presión al no permitir el libre tránsito por las carreteras de los Estados de Oaxaca y Chiapas, principalmente, sin permitir incluso que se abastezca de gasolina, diesel y derivados, además de bloquear el paso de toda clase de vehículos automotores, entre otros los que transportan productos de la llamada canasta básica, es decir, los alimentos indispensables, afectando así la vida de más de millón y medio de mexicanos.

El gobierno le apuesta al diálogo, pero los señores que dirigen a la CENTE ponen como condición para el diálogo la derogación de la Reforma Educativa, y la autoridad les niega la posibilidad del diálogo si no se acepta la reforma. En este escenario nada alentador para los habitantes que están resultando afectados, se han enfrascado o empantanado las posibilidades de llegar a un acuerdo. Además los hechos ocurridos el domingo 19 de junio en Nochixtlán, Oaxaca, donde murieron 9 personas, como consecuencia del desalojo implementado por la Policía Federal. Esto vino a agravar la situación política de por sí muy tensa.

Pero, ¿quiénes están atrás de todo esto? Obviamente tienen relación los maestros democráticos, además de los líderes corruptos y coyotes de las “Organizaciones no Gubernamentales” que cobraban indebidamente en el gobierno de Gabino Cué Monteagudo, las cuales dejaron de recibir más de 600 millones de pesos. Esta es una de las causas principales del problema, aunque no debe desconocerse que todo es un complejo estructural en el cual se interrelacionan diferentes factores. También la postura de algunos líderes populistas como Andrés Manuel López Obrador, quien se ha manifestado a favor del movimiento que obstruye la circulación de vehículos, perjudicando al pueblo de Oaxaca y Chiapas, particularmente a las personas de escasos recursos, es decir, a los más pobres. ¿Por qué no lo hacen con las clases más poderosas del país? ¿Qué motivos hay para atentar en contra de nuestra gente más humilde? Esto no tiene ninguna justificación, por más que le busquen explicaciones racionales. Nunca se debe afectar al pueblo, a los trabajadores que viven al día con una dieta alimenticia muy deficiente, los que diariamente consumen tortillas, frijoles y chile, más la leche distribuida a precios más bajos por el gobierno federal.

Estas conductas son reprobables desde cualquier punto de vista, ya que nadie tiene derecho a especular sus intereses políticos poniendo de por medio las necesidades básicas de la población, y el daño que se causa al desarrollo económico de personas modestas cuya ocupación principal es el comercio.

Nuestros políticos, entre ellos los líderes, han sido una lacra para el país. De ello existen pruebas inobjetables. Entre otras pueden citarse las siguientes por haberse presentado recientemente: 1. La intención de crear un procurador anticorrupción en el gobierno veracruzano que encabeza un zaragate de nombre Javier Duarte de Ochoa; milita en el PRI. 2. El robo descarado cometido por el exgobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quien tuvo la desvergüenza de construir una presa en su rancho, perjudicando a muchas comunidades que necesitaban el líquido vital, además de otras acciones sumamente deleznables; pertenece al PAN. 3. El eterno aspirante a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, que organizó una manifestación en el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, siguiendo el estilo del PRI, mediante el acarreo de gente, tortas y refrescos para los asistentes, todos manipulados por individuos sin escrúpulos a su servicio. 4. La lentitud con la que senadores y diputados federales han abordado la legislación sobre anticorrupción, pues se observa su interés en protegerse de futuros actos delictuosos en perjuicio del presupuesto federal. 5.  El escaso interés por intervenir en la solución del problema provocado por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. 6. Otro gobernador que al parecer tiene cuentas pendientes en lo referente a enriquecimiento ilícito es el señor César Duarte Jáquez.  Por eso la gente no quiere a la llamada clase política, pues estos grupos tienen un gran desprestigio y se les señala como demagogos, corruptos, traficantes de influencias, abusivos en el manejo de los presupuestos para su beneficio personal o de sus amigos, adláteres, turiferarios e integrantes de la claque que los aplaude incondicionalmente.

El gobierno se encuentra en una encrucijada, ante la cual puede incurrir en violaciones a la Constitución General de la República si complace a los inconformes y, si no atiende el conflicto, se perjudicará a varios millones  de mexicanos pertenecientes a los sectores marginados de nuestra nación.

Los integrantes de la iniciativa privada ya presentaron sus inconformidades ante las autoridades correspondientes, ya que todos los sectores productivos de los Estados involucrados en este conflicto han visto disminuidos sus ingresos. El sector hotelero registra una baja en la ocupación hasta del 70 por ciento, mientras los camioneros y conductores de tráileres han pasado varios días sin agua siquiera y sin alimentos. Por esto el secretario de gobernación, licenciado Miguel Ángel Osorio Chong, manifestó en rueda de prensa que esta situación no podía continuar, haciendo hincapié en que están abiertos al diálogo, siempre y cuando prive buena disposición de los actores políticos para resolver o ceder al menos en algunas de las condicionantes puestas en la mesa por los disidentes. Esta advertencia está anunciando en cierta medida que la autoridad federal procederá a desalojar a los ocupantes de las principales arterias en todos los lugares en que sea necesario.  Lo único lamentable es que en estos casos casi siempre resultan lastimados o muertos algunos inocentes sin conexión alguna con los provocadores o causantes del conflicto.

El gobierno federal no tiene otra alternativa, pues si los complace derogando la reforma educativa, de inmediato habría una escalada de violencia y una probable ruptura del orden constitucional. De por sí los delincuentes hacen de las suyas perjudicando al pueblo y ahora los profesores o quienes dicen apoyarlos.No se ve otra salida a este laberinto o encrucijada.

En otras ocasiones, este tipo de asuntos se han resuelto repartiéndoles dinero a los líderes, quienes siempre ceden y olvidan a sus representados o compañeros de lucha.

Comparte la nota

Publica un comentario