IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 25 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

Seguridad social y bienestar familiar

10 de enero, 2016

admin/La Voz de Michoacán

Con sobrada razón se  ha considerado a don Vasco Vázquez de Quiroga y Alonso de la Cárcel, más conocido como Vasco de Quiroga, precursor de la seguridad social en México, pues este prohombre fundó los pueblo-hospitalesde la ciudad de México y, posteriormente, el de Santa Fe de la Laguna, Michoacán. Otros antecedentes fueron: En 1904 el Gobernador del Estado de México, José Vicente Villada, promulgó una Ley de Accidentes de Trabajo. El año de 1906, el Gral.  Bernardo Reyes, gobernador de Nuevo León, proclamó otra Ley sobre Accidentes de Trabajo. En 1915 se elaboró un proyecto de ley para regular las indemnizaciones y pensiones en caso de accidente o muerte del trabajador a cago de los patronos. Las aspiraciones obreras quedaron plasmadas en la Constitución Política de 1917, especialmente en el artículo 123. En este documento se menciona: “De utilidad social el establecimiento de cajas de seguros populares como los de invalidez, de vida, de cesación involuntaria en el trabajo, de accidentes y de  otros con fines familiares.”  El Gral. Álvaro Obregón apoyó la iniciativa de crear el Seguro Social, pero los empresarios se opusieron. En cambio, el gobernador de Veracruz Ángel Cazarín promovió la Ley de enfermedades profesionales. En 1926 se creó  la Ley General de Previsiones Civiles y Retiro, que dio lugar a la Dirección General de Pensiones. Hubo otros hechos, cuyos datos no se incluyen para no exceder este espacio periodístico, pero no se puede dejar de citar que fue el  Gral. Manuel Ávila Camacho, en su calidad de Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, quien envió la iniciativa para crear el Instituto Mexicano del Seguro Social al Congreso de la Unión, la cual fue aprobada el 9 de enero de 1941; Sin embargo, esta ley se aplicó a partir del 19 de enero de 1943.

Conforme a las disposiciones de la propia ley, la misión de este instituto consiste en: “Otorgar a los trabajadores mexicanos y a sus familias la protección suficientey oportuna ante contingencias como la enfermedad, la invalidez o la muerte, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el beneficio individual y colectivo. Además como complemento a sus funciones debe: Fomentar la salud, prevenir los accidentes para elevar el nivel y el estilo de vida de la población asegurada y pensionados principalmente, otorgando servicios de calidad a través de actividades educativas, culturales, deportivas, de bienestar familiar y comunitario que propicien su desarrollo integral.”

Respondiendo a estos objetivos, en el año de 1956 se crearon los servicios sociales con base en las reformas a los artículos 77, 107 y 128 de la Ley General del Seguro Social. Dichas prestaciones contemplan los siguientes objetivos: A.- Medios de socialización e integración social. B.- Instrumentos de capacitación y adiestramiento para los trabajadores. C.- Elementos para auxiliar en la concientización y politización de la salud. D.- Estrategia para promover el desarrollo colectivo. E.- Conducto equilibrador entre las fuerzas del capital y el trabajo. F.- Guía encauzadora del tiempo libre hacia actividades creativas. G.- Medio de orientación positiva de la juventud. H.- Herramientas que coadyuven en el mejor aprovechamiento de los recursos (humanos ymateriales).  I.- Entidad que colabore en la elevación general de vida. J.- Dependencia que apoye en la institución en los esfuerzos por incrementar los índices de esperanza de vida. K.- Institución que participe efectivamente en el proceso de desarrollo.

En Michoacán el Seguro Social se estableció hasta la década de los años 60’s del siglo pasado. El primer centro de atención médica fue inaugurado en la esquina suroeste que forman las actuales calles de Morelos Norte y Melchor Ocampo, a espaldas del edificio del Palacio de Gobierno. Las primeras oficinas administrativas estuvieron en una casa ubicada en la calle Guillermo Prieto, a un costado del Hotel Alameda, donde había una casa de huéspedes.

Desde 1962, al llegar a la gubernatura del Estado el Lic. Agustín Arriaga Rivera, se inició la construcción de un edificio adecuado para la prestación de los servicios de seguridad social en el sitio que ocupó durante muchos años el Hospital Civil de la ciudad de Morelia, el cual se trasladó al edificio que hoy ocupa en 1955.

Entre otros servicios, el IMSS proporciona: 1. Atención médica, quirúrgica, farmacéutica y hospitalaria al trabajador y a su familia, además de ayuda para la lactancia y apoyo  económico por incapacidades temporales; 2. Un seguro por riesgos en el trabajo, el cual protege al trabajador después de haber sufrido algún accidente o enfermedades que sean resultado del ejercicio de sus actividades laborales, brindándole la atención médica que requiera, así como una pensión mientras se encuentre inhabilitado o en caso de invalidez y/o a sus beneficiarios en caso de fallecimiento del asegurado; 3. También se le asegura en al retirarse de su trabajo, cesantía por edad avanzada y vejez; 4. El seguro de guarderías y prestaciones sociales otorga al asegurado y sus beneficiarios servicios de guardería para sus hijos; 5. Oportunidades educativas, culturales, deportivas y recreativas para mejorar las condiciones de vida de la población asegurada.

El maestro José Sánchez Ramírez, profesor normalista de gran trayectoria en el ejercicio de la docencia, proporcionó algunos datos referentes a la fundación y desarrollo del Centro de Seguridad Social para el Bienestar Familiar, el cual fue inaugurado el 20 de octubre de 1964,a las 17:00 de la fecha indicada, por el presidente Adolfo López Mateos, acompañado del entonces gobernador Arriaga Rivera, y demás integrantes de su gabinete. Para prestar los servicios se había contratado a un grupo integrado por 24 orientadores, 2 trabajadoras sociales, 4 auxiliares, 9 empleados de intendencia y 1 de administración. Desde su inicio el centro prestó atención a 1, 184 alumnos, cifra que se incrementó a 8, 060 para el año 2000. Como es lógico este dato ha ascendido con el aumento de los derechohabientes.

El personal fundador del Centro de Seguridad Social realizó una gran labor en beneficio de la población; motivo por el cual se colocó una placa como reconocimiento al trabajo desarrollado. Esa placa fue sustraída por delincuentes que dañan el patrimonio que pertenece a todos los habitantes de Morelia con la única finalidad de vender esos artículos para su reciclaje mediante el pago de una cantidad ínfima de dinero.

Este delito debiera ser considerado como muy grave, ya que causa gastos innecesarios a consecuencia de la reposición de tales placas. Se logró rescatar la placa conmemorativa de la fundación del centro de Bienestar Familiar, la cual se espera que sea reubicada en un sitio seguro a prueba de estos delincuentes.

En el Centro de Seguridad Social para el Bienestar Familiar se ofrecían, entre otros, cursos de corte y confección, cocina, economía doméstica, carpintería, peluquería, cultura de belleza, primeros auxilios, higiene, orientación cultural (alfabetización, regularización de primaria, visitas guiadas a museos, fábricas, planteles educativos, etc.), pintura, teatro, danza, coros, guardería infantil, deportes en las áreas de basquetbol, volibol, natación, futbol, beisbol, natación, ballet acuático, además dichos cursos se extendían  con brigadas a diferentes poblaciones circunvecinas, incluso a la Penitenciaría, actualmente Centro de Readaptación o  Reinserción Social del Estado “Lic. David Franco Rodríguez”.

Asimismo se realizaban pláticas de orientación para los obreros con el propósito de ayudarles al mejoramiento de sus relaciones humanas, seguridad en el trabajo, uso adecuado de equipos para proteger su integridad física, condiciones higiénicas en sus labores, etc.

Desafortunadamente la desorganización administrativa llevó a muchos funcionarios al abuso y aplicación indebida de los recursos financieros, pues en múltiples ocasiones se modificaba la decoración de oficinas, instalaciones hospitalarias, vialidades, etc., a capricho de los delegados en funciones. Desde otra perspectiva, la falta de un criterio atinado influyó para que el IMSS abarcara aspectos que no eran de su incumbencia directa como fue patrocinar equipos profesionales de futbol de primera división, la compra y administración de una gran cantidad de teatros lujosos en la ciudad de México, compra de uniformes para los deportistas en las diferentes ramas, muchas veces con la única finalidad de que desfilaran en los actos conmemorativos del aniversario de la Revolución Mexicana, centros vacacionales en diferentes destinos turísticos del país. Todo esto afectó de manera muy significativa las actividades fundamentales del Instituto.

Tales abusos han repercutido hasta la  actualidad en que se carece muchas veces de las medicinas indispensables para curar las enfermedades y la atención médica en general.

Se puede afirmar que en los últimos sexenios el IMSS ha enfrentado graves crisis financieras como resultado de la corrupción de muchos pseudoservidores públicos que en lugar de servir al pueblo, se han servido de sus cargos públicos para enriquecerse, también han incidido los recortes presupuestales que perjudican el buen funcionamiento de la institución, el uso de los recursos para fines ajenos a las tareas sustantivas del IMSS,  también se dice que el crecimiento demográfico fue una de las causas, sin tomar en consideración que a mayor cantidad de asegurados mayor cantidad de recursos financieros por concepto de pagos procedentes del sector empresarial, aunque sí debe destacarse que con el objeto de obtener mayor aceptación en los comicios,  se han realizado campañas demagógicas mediante la creación por decreto del seguro popular, entre otras medidas, sin contar con la infraestructura y los recursos humanos suficientes para prestar atención médica eficiente y eficaz a todos los derechohabientes.

Hubo un tiempo en el que todos los principales médicos especializados que había en Morelia se encontraban en los consultorios del Instituto. Estos mismos profesionistas dejaron sus empleos debido a que los sueldos ya no eran los de antes, además de que se les exigía atender a muchos pacientes. La verdad sin ningún maquillaje es que los médicos se ven sumamente presionados al tener que atender a muchísimos pacientes durante jornadas extenuantes para los médicos y también para los derechohabientes. Para sanear las finanzas del instituto se han formulado diferentes  propuestas que  van desde una ampliación de la edad para la jubilación de los trabajadores del IMSS modificando el actual régimen de jubilados y pensionados, llegando al absurdo de pensar en la privatización de la IMSS, mismas que han sido rechazadas por el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social y por el Congreso de la Unión.

Comparte la nota

Publica un comentario