IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 26 de mayo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

17.60

19.10

‘Te hace falta leer más books’

8 de mayo, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Hay un comercial para incitar al público a ver los encuentros pugilísticos, en el que aparece un actor de Hollywood, que desempeñó el papel de Rocky Balboa en algunos filmes, diciendo  en circunstancias concebidas por los publicistas: “Te hace falta ver más box”, con especial énfasis en la palabra box que, como es bien sabido, significa caja. Antiguamente las primeras peleas se realizaban en la vía pública y los espectadores formaban un círculo, de ahí el nombre de ring, anillo en la lengua inglesa; posteriormente se pensó en la conveniencia de que dicho espectáculo se hiciera en un lugar alto, por lo que se construyó una tarima cuadrangular (box, caja). Las palabras ring y box se usan todavía en este deporte. Si se promoviera tanta propaganda para fomentar la lectura como esa, tal vez muchas personas se sentirían motivadas a leer obras literarias de importancia. Por otra parte, no es verdad que el pueblo de México no lea, sí lee mucho, pero desafortunadamente los materiales que utiliza, debido a la libertad de prensa, no tienen ninguna calidad; por lo  contrario perjudican notablemente a quienes son aficionados a ese tipo de revistas, folletos, pasquines, comics, etc., muchos de los cuales contienen información amarillista de chismes, crímenes y otros actos delictuosos.

El hábito de la lectura se ha cultivado poco. Hay personas que llegan a sostener que antes se leía más, pero esta afirmación es cuestionable, porque siempre la lectura de buenos libros ha sido casi exclusiva de ciertos grupos estudiantiles o identificados con actividades culturales. Se lleva a cabo una campaña muy poco  convincente, por el tipo de personas que hacen la recomendación: actores sin cultura, locutores que nunca han leído, y dicen: “Lee veinte minutos al día”. Ni un minuto más, como dando a entender que si se continúa leyendo más tiempo puede causar algún daño.

Una prueba muy sencilla es la siguiente, a manera de ejercicio. Se trata de identificar los nombres del texto y autor por el íncipit de algunas obras, aunque en varias citas son frases intermedias más conocidas.

1.-“En un lugar de La Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme…” 2.- “En el principio creó Dios el cielo y la tierra…” 3.-Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo … 4.- Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo … 5.- Desde la puerta de La Crónica Santiago mira la avenida Tacna, sin amor: automóviles, edificios desiguales y descoloridos, esqueletos de avisos luminosos flotando en la neblina, el mediodía gris. ¿En qué momento se había jodido el Perú? … 6.- Cuando yo tenía seis años vi en un libro sobre la selva virgen que se titulaba Historias vividas, una magnífica lámina. Representaba una serpiente boa que se tragaba a una fiera. 7.- Call me Ishmael. Mi nombre es Ismael. 8. La luna vino a la fragua, con su polisón de nardos. El niño la mira, mira. El niño la está mirando. En el aire conmovido mueve la luna sus brazos y enseña, lúbrica y pura, sus senos de duro estaño. 9.- ¿Qué es poesía?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul; ¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas? Poesía… eres tú. 10.- Puedo escribir los versos más tristes esta noche. Escribir, por ejemplo: ” La noche está estrellada,  y tiritan, azules, los astros, a lo lejos”. 11.-Ser o no ser. Esa es la cuestión. Escena VII. 12.- En 1815, era obispo de D. el ilustrísimo Carlos Francisco Bienvenido Myriel, un anciano de unos setenta y cinco años, que ocupaba esa sede desde 1806. 13.- A la mitad del viaje de nuestra vida me encontré en una selva oscura, por haberme apartado del camino recto. 14.-Hombres necios que acusáis a la mujer sin razón, sin ver que sois la ocasión de lo mismo que culpáis. 15.- Ya viene el cortejo! ¡Ya viene el cortejo! Ya se oyen los claros clarines, la espada se anuncia con vivo reflejo;  ya viene, oro y hierro, el cortejo de los paladines. 16.- Canta, oh diosa, la cólera del Pelida Aquiles; cólera funesta que causó infinitos males a los aqueos y precipitó al Hades muchas almas valerosas de héroes, a quienes hizo presa de perros y pasto de aves -cumplíase la voluntad de Zeus- desde que se separaron disputando el Atrida, rey de hombres, y el divino Aquiles. 17.- Todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre el mar. 18.- Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. 19.- ¡Cuál gritan esos malditos! ¡Pero mal rayo me parta si en concluyendo la carta no pagan caros sus gritos! 20.- Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; 21. Mucho tiempo he estado acostándome temprano. A veces apenas había apagado la bujía, cerrábansemis ojos tan presto, que ni tiempo tenía para decirme: “Ya me duermo”. 22- Antes que me hubiera apasionado por mujer alguna, jugué mi corazón al azar y me lo ganó la Violencia. Nada supe de los deliquios embriagadores, ni de la, confidencia sentimental, ni de la zozobra de las miradas cobardes. Más que el enamorado, fui siempre dominador cuyos labios no conocieron la súplica. Con todo, ambicionaba el don divino del amor ideal, ‘-que me encendiera espiritualmente, para que mi al ma destellara en mi cuerpo como la llama sobre el leño que la alimenta. 23.- Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. 24.- Yo despierto… Me despierta el contacto de ese objeto frío con el miembro. No sabía que a veces se puede orinar involuntariamente. Permanezco con los ojos cerrados. Las voces más cercanas no se escuchan. Si abro los ojos, ¿podré escucharlas?… Pero los párpados me pesan: dos plomos, cobres en la lengua, martillos en el oído, una… una como plata oxidada en la respiración. Metálico, todo esto. Mineral, otra vez. Orino sin saberlo. Quizás –he estado inconsciente, recuerdo con un sobresalto- durante esas horas comí sin saberlo. 25.- La mañana del 16 de junio de 1904, salía de su refugio en Dublín Leopold Bloom, quien más tarde se encontraría en la calle con Stephen Dedalus… 26.- Nos encontramos en una clase cuando entró el director. Le seguían un nuevo alumno con traje dominguero y un bedel cargado con un gran pupitre… 27.- Es una verdad universalmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa. 28.-Era un día luminoso y frío de abril y los relojes daban las trece horas. 29.- Si soy yo el héroe de mi propia vida o si otro cualquiera me reemplazará, lo dirán estas páginas. 30.- Alguien tenía que haber calumniado a Josef K, pues fue detenido una mañana sin haber hecho algo malo. 31.- Comienzo mi historia como un acontecimiento de la época en que yo tenía diez años e iba al Instituto de letras de nuestra pequeña ciudad. Muchas cosas conservan aún su perfume y me conmueven en lo más profundo con pena y dulce nostalgia: callejas oscuras y claras, casas y torres, campanadas de reloj y rostros humanos, habitaciones llenas de acogedor y cálido bienestar, habitaciones llenas de misterio y profundo miedo a los fantasmas. Olores a cálida intimidad, a conejos y a criadas, a remedios caseros y a fruta seca. Dos mundos se confundían allí: de dos polos opuestos surgían el día y la noche. 32.- —Te digo que no es un animal… Oye cómo ladra el Palomo… Debe ser algún cristiano…La mujer fijaba sus pupilas en la oscuridad de la sierra. — ¿Y que fueran siendo federales? —repuso un hombre que, en cuclillas, yantaba en un rincón, una cazuela en la diestra y tres tortillas en taco en la otra mano. La mujer no le contestó; sus sentidos estaban puestos fuera de la casuca. Se oyó un ruido de pesuñas en el pedregal cercano, y el Palomo ladró con más rabia. 33.- La silueta obscura de un hombre recortaba el arco luminoso del campanario. Era Pito Pérez, absorto en la contemplación del paisaje. 34.- ¡Qué descansada vida la del que huye el mundanal ruido y sigue la escondida senda por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido! 35.- Recuerde el alma dormida avive el seso e despierte contemplando cómo se pasa la vida, cómo se viene la muerte tan callando, 36.- Un soneto me manda hacer Violanteque en mi vida me he visto en tanto aprieto; catorce versos dicen que es soneto;  burla burlando van los tres delante.37.- Y es que en el mundo traidor nada hay verdad ni mentira; todo es según el color del cristal con que se mira. 38.- Yo que sólo canté de la exquisita partitura del íntimo decoro… 38.- Tuércele el cuello al cisne de engañoso plumaje que da su nota blanca al azul de la fuente; él pasea su gracia no más, pero no siente el alma de las cosas ni la voz del paisaje. 39.- No intentes convencerme de torpezacon los delirios de tu mente loca: mi razón es al par luz y firmeza, firmeza y luz como el cristal de roca. 40.- El Cadillacdel general Ignacio Aguirre cruzó los rieles de la calzadadeChapultepecy vino aparar, haciendorápido esguince, a corta distancia del apeadero de “Insurgentes”.

RESPUESTAS: 1.- El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha, de don Miguel de Cervantes Saavedra. 2.- La Biblia. 3.- Pedro Paramo de Juan Rulfo. 4.- Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez. 5.- Conversación en la catedral, de Mario Vargas Llosa. 6.- El principito, de Antoine de Saint-Exupéry. 7.- Moby Dick, de Herman Melville. 8.- Romance de la Luna, de Federico García Lorca. 9.- Rimas, de Gustavo Adolfo Becquer. 10.- Poema número 20, de Pablo Neruda: 20 poemas de amor y una canción desesperada. 11. Hamlet de William Shakespeare, corresponde a la escena VII. 12.- Los miserables, de Víctor Hugo.  13.- La divina comedia, de Dante Alighieri. 14.- Redondillas, de Sor Juana Inés de la Cruz (Juana de Asbaje). 15. Ya viene el cortejo, de Rubén Darío (Félix Rubén García Sarmiento). 16. La Ilíada, de Homero.17.- Caminante no hay camino, de Antonio Machado. 18.-  Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez. 19.- Don Juan Tenorio, de José Zorrilla  y Mora. 20.- En paz, poema de Amado Nervo. 21.- En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust. 22.- La vorágine, de José Eustasio Rivera. 23.-  La metamorfosis, de Franz Kafka. 24.- La muerte de Artemio Cruz, de Carlos Fuentes. 25.- Ulises, de James Joyce. 26.- Madame Bobary, de Gustavo Flaubert. 27.- Orgullo y prejuicio, de Jane Austin. 28.- 1984, de George Orwell.29.David Copperfield, de Charles Dickens. 30.- El proceso, de Franz Kafka. 31.- Demian, de Hermann Hesse. 32.- Los de abajo, de Mariano Azuela. 33.- La vida inútil de Pito Pérez, de José Rubén Romero. 34. Vida retirada, de Fray Luis de León. 35.- Coplas a la muerte de su padre, de Jorge Manrique. 36.- Un soneto me manda hacer Violante, de Lope Félix de Vega y Carpio. 37.- Las dos linternas, de Ramón de Campoamor. 38.- Tuércele el cuello al cisne, de  Enrique González Martínez. 39. A Gloria, de Salvador Díaz Mirón. 40.- La sombra del caudillo, de Martín Luis Guzmán.

EVALUACIÓN: 40 aciertos= 100 pts. 36= 90. 32= 80. 28=70. 24=60. 20= 50. 16= 40. 12= 30. 8=20. 4= 10 pts.

Comparte la nota

Publica un comentario