IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 18 de enero de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

21.00

21.80

Impulsemos la economía con menos política

19 de julio, 2016

Redacción web/La Voz de Michoacán

Por: Miguel Oropeza Caballero

 

 

En algunos países considerados mercados emergentes, el desarrollo industrial de la economía nacional es un tema que se eleva por encima de las diferencias partidistas o políticas, dado que se reconoce que proveer para el bienestar económico de la ciudadanía es la máxima obligación del estado.

Por desgracia, México no cuenta con la fortuna de ser uno de esos países. Aquí el desarrollo económico se trata como un tema secundario al de la supremacía política y la naturaleza de un sistema político electoral beneficia acciones con visión a corto plazo. La semana pasada el diputado Marko Cortés presentó una serie de iniciativas para dar impulso a una economía nacional anémica, que en los últimos años ha tenido un desempeño muy por dejado del prometido desde que el Presidente Peña empezó a mover a México.

A pesar del compromiso público del PAN hacía una economía que beneficie a todas las familias mexicanas, al corazón del plan parece haber más la meta de sumar puntos políticos fáciles a costa de una administración golpeada que un sincero interés de resolver las fallas estructurales de modelo económico mexicano.

Las iniciativas panistas son una mezcla de retórica política, posicionamientos históricos de la fuerza política más a favor de una economía con mínima intervención del estado y algunas propuestas innovadoras que merecen más atención.

En la primera categoría podemos colocar la línea panista sobre la reciente devaluación del peso. Por más popular que sea culpar a la presente administración por la significativa devaluación desde el 2014, la realidad es que los factores externos fuera del control del Banco de México o la Secretaría de Hacienda realmente sí ha jugado un papel significativo en el proceso.

Esta realidad puede percibirse al hacer un análisis de las principales monedas de los mercados emergentes: los BRICs (Brasil, Rusia, India y China) además de México, Indonesia y Turquía representan los principales mercados emergentes actuales. De estos siete países, todos han sufrido marcadas devaluaciones de sus monedas desde el mismo periodo que el peso mexicano. El renminbi chino es la notable excepción, pero esto se debe a que el banco central de China mantiene controles sobre el tipo de cambio flotante. La mayoría de estos países han hecho uso de sus reservas para frenar la tendencia negativa de sus divisas.

Como en México, todos estos países han cometido errores en su política económica que han facilitado el duro golpe que han recibido sus monedas. Pero querer ignorar que la principal razón es una fuga de capitales global en búsqueda de inversiones más seguras, algo fuera del control de cualquier gobierno, es una irresponsabilidad política grave. Igualmente, en esta categoría podemos ubicar la propuesta sobre el salario mínimo digno- una propuesta razonable pero que desafortunadamente no es una prioridad real para la clase política (mucho se ha discutido el tema, pero poco o nada se ha hecho). El discurso sobre la devaluación y el salario mínimo podría llamarse, como dice el dirigente nacional de Acción Nacional, “populismo y demagogia”.

La propuesta del PAN en torno a la zona económica especial (ZEE) refleja la inclinación natural del partido hacía la liberalización de la economía. En sus comentarios, el diputado Cortés hizo un llamado a tener zonas económicas especiales “bien implementadas y con los estímulos correctos”, algo en lo que existe un claro consenso. La pregunta es bien implementada para beneficio de quien y con cuales estímulos. Una zona con poca regulación y mínimos impuestos atraerá maquiladoras que producirán bienes de bajo valor que aportarán poco a la industrialización del estado y más importante aún, al bienestar y prosperidad económica de las familias de Lázaro Cárdenas.

Tales políticas beneficiarán solo a las grandes multinacionales en la eterna búsqueda de mano de obra barata para explotar. Y, tal y como lo han hecho en varias partes del mundo, se marcharán cuando los incentivos fiscales se agoten (o encuentren algunos aún más bajos en otro país). México y Michoacán se merecen algo mejor.

Además, debe aclararse que el análisis que hizo el diputado sobre el caso chino es incorrecto- y por desgracia es emblemático del poco conocimiento o entendimiento que se tiene sobre Asia, región clave para el crecimiento de nuestra economía. Las ZEE chinas sí tuvieran inyecciones de capital doméstico (tanto público como privado) y fue esta una de las claves de su éxito. La ZEE en la costa debe crear las oportunidades para que empresarios michoacanos puedan prosperar de la mano de las empresas extranjeras de manera mutuamente beneficiosa. En la columna de la semana pasada exploramos las lecciones que la experiencia china puede darle a la ZEE del Puerto de Lázaro Cárdenas.

Quizás la propuesta más innovadora e interesante de las veinticuatro iniciativas es aquella que toca el tema energético. Además de incentivos fiscales, reducir los costos de los recursos necesarios para la manufactura juega un papel en crear un clima más invitador a la inversión. La reducción del costo de la electricidad debe formar parte de la estrategia de desarrollo estatal, ya que existe la oportunidad tanto de que Michoacán sea líder nacional en este sector y simultáneamente de que se beneficien el sector privado y las familias de un menor costo electico. ¿Cómo? Desarrollando un corredor industrial complementario al de Morelia-Lázaro Cárdenas en la tierra caliente que se especialice en el sector solar, tanto en la producción de paneles solares para uso doméstico y exportación como en la generación de electricidad.

En la última década la generación de energía solar se ha hecho económicamente viable (nuevas tecnologías han reducido enormemente el costo de operación de paneles solares), pero en México ha habido lentitud en el desarrollo del sector. Esto crea una oportunidad para que Michoacán tome el liderazgo y se especialice en un sector industrial clave para el futuro de la economía global, tal y como Querétaro se ha consolidado en la industria aeroespacial.

A pesar de las críticas aquí expresadas, las iniciativas panistas para revertir el descenso de la economía nacional son una bienvenida propuesta que enriquece la discusión pública sobre uno de los principales temas del día. Tal y como los comentarios de Marko Cortés buscan ser una crítica constructiva al gobierno federal, la sociedad civil también debe hacer escuchar su voz en el debate. Una economía sana y solidaria debe construirse no en base de discursos partidistas, sino desde una perspectiva que toma en consideración las necesidades y prioridades de la sociedad en general a largo plazo y ve más allá del próximo ciclo electoral.

Sus comentarios son bienvenidos en [email protected].

 

Comparte la nota

Publica un comentario