IMPRESO | RADIO | TELEVISIÓN

Morelia, Michoacán a 27 de marzo de 2017
Morelia
Compra
Venta
USD

18.13

18.90

La caja idiota y la equidad

28 de octubre, 2015

admin/La Voz de Michoacán

Cada vez que usted enciende la televisión es muy común encontrar programas en los que se describe a los estereotipos que se han concebido acerca de la sociedad mexicana a través de telenovelas, series e incluso programas de la farándula.

En la mayoría de los casos, dichos contenidos se desarrollan sobre personajes ya preestablecidos como “la niña rica pero infeliz”, “el muchacho pobre que lucha por salir adelante”, “los jóvenes clase media que consumen drogas recreativas porque sus padres no les ponen atención”, etcétera. A ellos, se les puede agregar el paradigma de la mujer que se la preconcibe como el sexo débil, que requiere por tanto de la protección de una figura masculina y en el peor de los casos, también el modelo de la mujer que es tratada como un objeto sexual.

Este fin de semana, dos conductores de Ciudad Juárez protagonizaron una gran polémica en redes sociales después de que uno de ellos (Enrique Tovar) le faltara el respeto a su compañera (Tania Reza) al tocarle un seno en plena transmisión televisiva, obviamente después de un “inocente jugueteo”.

En el video, la conductora luce plenamente molesta por la mala jugada del conductor hasta el punto de retirarse del set de grabación; algunas horas después, ambos grabaron un segundo video en el que “aclaran” que no era real la molestia que se mostraba en la emisión del programa “A toda máquina” y que por supuesto, la empresa no era responsable ni motivaba ningún tipo de hostigamiento sexual entre sus trabajadores.

Para abonar aún más al drama, a través de su cuenta de Facebook Tania Reza declaró que habrían existido presiones para realizar este segundo video aclaratorio para calmar la situación, finalmente ambos conductores fueron separados de la empresa, misma que mediante un comunicado de prensa reprobó rotundamente el hecho y cualquier tipo de acoso, citando al Código de Ética de la televisora.

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) inició una queja de oficio en contra del conductor de televisión Enrique Tovar por considerar que acosó sexualmente a su compañera mediante actitudes que pueden ser consideradas discriminatorias y contrarias a los derechos de las mujeres.

Este caso, pone sobre la mesa dos situaciones: la primera, que los medios de comunicación siguen reproduciendo estereotipos “erróneos” de las mujeres y la segunda, que las audiencias nos encontramos todavía sometidas a programación que en nada cumplen con la reglamentación establecida y por tanto, que se sigue violando el derecho a recibir contenido de alta calidad.

Y es que rara vez, la autoridad toma la atención debida a los programas que se transmiten en los medios masivos de comunicación, ya que tanto en las transmisiones (de televisión y radio) como en la publicidad se reproducen desde modelos sexistas, que de alguna manera u otra representan violencia de género, hasta contenidos que degradan la figura humana (hombres y mujeres).

De acuerdo con el Observatorio Ciudadano por la Equidad de Género en los Medios de Comunicación, a pesar de que el 52% de la población en México es del género femenino, en los medios de comunicación sólo existe presencia de las mujeres en el 16% de toda la información habitual que se transmite.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha impulsado estudios que muestran que la representación de las mujeres en medios de comunicación continúa con una tendencia sexista; por ejemplo, de las mujeres que son tema de noticia, en un 18 % son descritas como víctimas en comparación con un 8 % de los hombres.

Es por ello, que los contenidos con fines de entretenimiento que son transmitidos a través de los medios de comunicación deberían seguir las reglas básicas mínimas que eviten la transferencia de patrones que resultan dañinos para los ciudadanos y que es muy fácil encontrar a todas horas en la programación que disfrutamos en nuestros hogares.

¿Cuántas veces no hemos visto al ser humano degradado a través de la exposición de sus penas en un reality show? Por supuesto, esperando recibir el consejo de una gurú que seguramente vendrá a resolverle la vida y la penosa situación que se vive en su casa.

Este caso de presunto acoso (digo presunto porque los conductores después se retractaron), resulta útil para que los medios de comunicación desempolven la figura de los defensores de las audiencias, mismas que sólo fueron retomadas por algunas empresas y que se encargan precisamente de dirimir las polémicas que se desaten sobre contenidos noticiosos o de entretenimiento que resultan “incómodos” para el auditorio.

 

Apunte: En la tan anunciada reestructura del Sistema Michoacano de Radio y Televisión, el sistema de todos, ¿será pertinente plantear la creación de la figura del defensor de audiencia para resolver controversias sobre los contenidos que transmiten?

 

@panopticomx

[email protected]

Comparte la nota

Publica un comentario